Jueves, 18.07.2019 - 07:06 h
Más de 1.600 millones de euros en juego

El Supremo llega a mediodía sin acuerdo y lleva el debate de las hipotecas a la tarde

La Sala Tercera (a excepción de tres magistrados) delibera desde pasadas las 10.00 horas sobre a quién compete atribuir los gastos hipotecarios.

Tribunal Supremo de España
El Pleno del alto tribunal debate sobre el asunto desde pasadas las 10.00 horas / EP 

El Pleno del Tribunal Supremo reunido este lunes para debatir si ratifica o matiza la sentencia notificada el pasado 16 de octubre que cargaba a la banca los gastos hipotecarios continúa durante la tarde con su deliberación, después de cinco horas de estudio de diez de la mañana a tres, cuando se realizó una pausa para comer, informan fuentes jurídicas. 

[Actualización: Los doce votos en contra del fallo de las hipotecas avisan: se quiebra la confianza]

El Pleno ha comenzado poco después de las diez y cuenta con la ausencia de tres magistrados de la Sala Tercera, de manera que el fallo se delibera a puerta cerrada entre un total de 28 jueces que integran las seis secciones de la Sala y el presidente de la misma, Luis María Díez-Picazo.

Según han informado fuentes jurídicas, no asisten a la reunión el magistrado Rafael Fernández Valverde quien solicitó una licencia y se encuentra de viaje en el extranjero; Segundo Menéndez, miembro de la Junta Electoral Central que hoy se ocupa de asuntos relacionados con las elecciones autonómicas andaluzas y Octavio Herrero. Este último se ha abstenido por causa directa al constar como avalista de dos préstamos hipotecarios de sus hijos en unas viviendas en la localidad de Rivas-Vaciamadrid.

Precisamente, es la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV) de este municipio madrileño la que, con su recurso de amparo contra una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid (TSJCM), consiguió que el alto tribunal le diera la razón en lo que respecta a que era la banca la que tenía que hacer frente de los gastos hipotecarios.

Tres recursos pendientes

Este recurso, junto con otros dos más, se estudió en una vista oral celebrada el pasado mes de septiembre. Al tratarse de un asunto sobre el que ya se ha deliberado, el Pleno no aborda el fondo del mismo puesto que ya existe sentencia firme al respecto.

Lo que sí analizan los 28 magistrados reunidos en este Pleno clave son los otros tres recursos que interpuso la empresa municipal de Rivas sobre este mismo asunto. Los ponentes de los mismos son Francisco José Navarro y Nicolás Maurandi, este último presidente de la Sección Segunda que falló a favor de que el impuesto de los Actos Jurídicos Documentados (AJD) corriera a cargo de la banca.

Por ello, todo apunta que ambos defenderán la misma postura en este Pleno convocado por Díez-Picazo tras anunciar que dejaba en suspenso el cambio de jurisprudencia que supuso esta resolución histórica. Su objetivo es que el asunto no quede en manos únicamente de esta sección especializada en tributos sino que todos los magistrados que integran la Sala más numerosa del Supremo tengan voz y voto en este asunto.

Composición del Pleno

Todos ellos están reunidos en el Salón de Plenos, de acuerdo con las mismas fuentes consultadas, que explican que en el centro del mismo se sitúa Díez-Picazo mientras que los dos ponentes se sientan uno a cada lado. El resto de componentes se divide en dos filas de mayor a menor antigüedad, siendo los últimos magistrados en incorporarse a la Sala los que se encuentran más alejados del presidente. 

En lo que respecta a las comparecencias, los primeros en tomar la palabra tras arrancar la sesión han sido los ponentes y, tras ellos, el resto de magistrados, interviniendo primero los que menos tiempo llevan en la Sala y, tras ellos, los más veteranos.

Tanto Díez-Picazo como el propio presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, son plenamente conscientes de la trascendencia de esta reunión, no solo en lo que respecta al impacto económico que pueda suponer ratificar el fallo a favor de los clientes (se estima que el pago que asuma la banca ronde los 1.600 millones de euros) sino porque está en juego la imagen del alto tribunal, seriamente dañada tras el anuncio de Díez-Picazo de revocar a Pleno la aplicación de esta resolución.

La clave de lo que se decida en este encuentro no reside tanto en a quien cargar los impuestos de los gastos hipotecarios (puesto que tras varias sentencias firmes al respecto todo apunta que se mantendrá el criterio general adoptado el pasado mes) sino en poner coto a esta medida. Por ello, y según las fuentes consultadas por este diario, todo apunta que el alto tribunal acordará su aplicación con carácter retroactivo pero limitado a un periodo de cuatro años.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios