Viernes, 19.07.2019 - 06:33 h
Fue condenado a cuatro años y medio de cárcel

El TC tumba el recurso de Rato por el fallo de las 'black': no se vulneró su derecho

El tribunal de garantías inadmite a trámite el recurso que presentó el expresidente de Bankia al considerar que se lesionó su derecho a la intimidad. 

Rodrigo Rato
Rodrigo Rato está siendo juzgado por la salida a bolsa de Bankia ./ EFE.

El Tribunal Constitucional ha decidido no admitir a trámite el recurso que presentó el exvicepresidente económico del Gobierno Rodrigo Rato contra su condena de cuatro años y medio de cárcel por apropiación indebida en el caso de las tarjetas 'black'. El tribunal de garantías entiende que no debe proceder a su estudio teniendo en cuenta que el fallo, firme tras su estudio en el Tribunal Supremo, no vulneró sus derechos fundamentales.

El expresidente de Bankia recurrió la resolución de la Audiencia Nacional al entender que se había vulnerado su derecho a la intimidad, protección de datos, proceso con todas las garantías, presunción de inocencia y libertad personal. El TC, por su parte, responde en una providencia que, tras examinar su recurso, éste se inadmite ante una "manifiesta inexistencia" de violación de derecho fundamental. Cabe destacar que el recurso del exdirector gerente del FMI se basó en gran parte en la famosa hoja Excel elaborada por Bankia y que recogía, uno a uno, todos los gastos de los 65 condenados por hacer un uso indebido de las tarjetas de Caja Madrid. 

Se trata de su primera condena en firme por el uso que hizo de la tarjeta que recibió en Caja Madrid y que mantuvo en la presidencia de Bankia. De hecho, no consiguió que la Audiencia Nacional suspendiera su entrada en prisión a la espera de que se pronunciara el Tribunal Constitucional. Por ese motivo ingresó en la madrileña cárcel de Soto del Real el pasado 25 de octubre ante una gran presencia mediática que él mismo aprovechó para trasladar un mensaje de perdón a la sociedad por el uso indebido que se hizo de este plástico, al que cargó 99.055 euros, y por el que se le juzgó en una pieza separada del caso Bankia.

Precisamente, los tres mismos magistrados que enjuiciaron el caso de las tarjetas black están al frente del procedimiento por irregularidades en la salida a bolsa de Bankia. Por estos últimos hechos Rato afronta la mayor pena de cárcel de los 34 acusados: cinco años de prisión por fraude de inversores. La Fiscalía Anticorrupción acusa a la antigua cúpula de la entidad de ocultar de manera consciente la realidad del banco para no entorpecer el debut bursátil que se produjo en julio de 2011. El expresidente del mismo, por su parte, expuso en su interrogatorio que la salida a bolsa se produjo por órdenes del Gobierno de José Luis Zapatero y que el banco careció de autonomía hasta en la redacción del folleto de la OPS.

En el caso de las tarjetas 'black', Rato recibió la segunda condena más alta después de la de seis años que el tribunal de la Sección Cuarta impuso al fallecido expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa. Tras medio año de juicio, los magistrados concluyeron que todos los acusados eran responsables penales por cargar a sus tarjetas de empresa gastos personales que quedaron reflejados en la hoja excel de Bankia, convertida en prueba estrella para la Fiscalía Anticorrupción y las acusaciones del procedimiento. En lo que respecta a los dos expresidentes, la sentencia expuso que Blesa inició este uso ilegal de los plásticos y que su sucesor continuó con esta práctica cuyo uso entre los años 2003 y 2012 dejó un vacío en la caja cercano ligeramente superior a los 12 millones de euros

Facultades para invalidar las tarjetas

Rato recurrió el fallo ante el alto tribunal al entender que no había prueba legítima en la que se pudiera sustentar la condena mientras que, en lo que respecta a la hoja excel, explicó que no era más que una recreación contable que no se correspondía con la realidad. Sin embargo, el Supremo se pronunció en los mismos términos que la Audiencia Nacional concluyendo que todos los condenados fueron cómplices de aprovecharse de este sistema "opaco al fisco" aunque sí aplicó la atenuante de reparación de daño a los que consignaron las cuantías gastadas durante la instrucción de esta causa. En lo que respecta a Rato, se limitaron a confirmar la pena determinando que "no era posible aceptar" que actuaran creyendo que el presidente ejecutivo tenía facultades para disponer de esa forma del dinero de la entidad.

Con todo, el exdirector gerente del FMI también sigue muy de cerca una tercera investigación judicial relativa al origen de su patrimonio. Esta causa, que se investiga en los juzgados de Plaza Castilla, la componen cerca de una decena de piezas abiertas en las que se indaga, entre otros asuntos, si cometió blanqueo de capitales con las comisiones que ingresó entre los ejercicios 2011 y 2012 en sociedades suyas por las campañas de publicidad de Bankia. En este sentido, la Audiencia Provincial de Madrid ha determinado recientemente que el procedimiento, que comenzó instruyéndose en 2015, debe finalizar, como muy tarde, en junio de 2020. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios