Sábado, 23.06.2018 - 20:05 h
Choque entre departamentos

Tejerina cierra la ley de Cambio Climático sin esperar a las aportaciones de Nadal

El Ministerio de Energía considera necesario esperar a las directrices de la UE para dar el visto bueno al borrador de la norma

García Tejerina y Nadal junto a Rajoy y al comisario Arias Cañete (derecha).
García Tejerina y Nadal junto a Rajoy y al comisario Arias Cañete (derecha). / EFE

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha elaborado un borrador de la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética sin esperar a las aportaciones del ministerio que dirige Álvaro Nadal. El Ministerio de Energía considera necesario aguardar a las decisiones de la UE en materia energética y al cierre del denominado Paquete de Invierno antes de cerrar el proyecto de ley. La falta de coordinación entre ministerios preocupa a las empresas y a organismos financieros multilaterales como el Banco Europeo de Inversiones (BEI) por su impacto en la planificación de inversiones.

La misma ministra de Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha confirmado que sus ritmos y los de Nadal no casan. En una entrevista en Vanity Fair, la responsable de Medio Ambiente muestra un borrador de la ley -"Aquí está", dice- y admite que Nadal prefiere esperar, pese a lo cual "la ley está a punto". En el Ministerio de Energía, sin embargo, no hay quien admita que conoce tal borrador. Fuentes ministeriales se limitan a señalar que existe un grupo interministerial que debate las propuestas de cada departamento.

Pero el Ministerio de Medio Ambiente, preguntado al respecto por La Información, no precisa si el borrador asumido por Tejerina ha sido debatido ya con Energía, si se trata de un documento definitivo y si hay un calendario estimado para su consulta, información y tramitación.

Un retraso preocupante

La realidad es que Nadal y García Tejerina manejan proyectos, comités de expertos y calendarios de aprobación distintos. El retraso, en opinión de expertos y de partidos de oposición es preocupante. La elaboración de una Ley de Cambio Climático fue un mandato al Gobierno aprobado por el Congreso de los Diputados hace siete años. La propia ministra Tejerina anunció su aprobación en la Cumbre del Clima de la ONU. Pero desde entonces han pasado casi dos años.

Ni siquiera los llamamientos a actuar con urgencia del Fondo Monetario Internacional (FMI) el pasado mes de octubre parecen haber acelerado los trabajos en España. Tampoco las advertencias del Panel Intergubernamental de la ONU para el Cambio Climático que apunta a España como uno de los países más afectados. Nadal prefiere esperar.

El Ministerio de Energía se defiende. Sostiene que no tiene sentido tomar decisiones cuando Gobiernos, Parlamento Europeo y Comisión Europea tratan de concretar porcentajes de recorte de emisiones y objetivos de penetración de renovables. Para expertos como Teresa Ribera, directora del Instituto de Desarrollo Sostenible y Relaciones Internacionales, (IDDRI) y ex secretaria de Estado de Cambio Climático es una simple excusa. En su opinión, se puede y se debe decidir porque el Parlamento Europeo ya ha marcado el objetivo -cero emisiones en 2050- y se impone actuar.

Los retrasos en la ley  inquietan a los inversores. Representantes del Banco Europeo de Inversiones (BEI) han recabado información sobre la situación en España por la posible repercusión en proyectos de inversión, según confirman fuentes que han participado en los encuentros. La preocupación también afecta a las empresas del sector energético, incómodas por tener que planificar sin disponer de un marco normativo cerrado.

Manifiesto empresarial

Esa preocupación empresarial se manifestó en abril cuando una treintena de compañías, grandes y pequeñas, dieron a conocer un manifiesto en el que instan "a los poderes públicos" a que "en 2018 lleguen a un acuerdo que facilite la aprobación de una ley de cambio climático y transición energética estable, ambiciosa y eficaz".

Entre los firmantes están 11 empresas del Ibex35: Abertis, Acciona, Bankia, BBVA, Endesa, Ferrovial, Iberdrola, Mafre, Red Eléctrica de España, Siemens Gamesa y Telefónica. También se han sumado otras grandes empresas como Eulen, Ikea, OHL o NH.

Para los partidos de oposición -PSOE y Podemos- el retraso en la elaboración de la ley es intencionado. El responsable de Medio Ambiente socialista, Hugo Morán, considera que el verdadero plan del Gobierno es la inacción, "no hacer nada y consolidar la situación actual", lo que impediría hacer verdaderos cambios en los próximos 20 años. El diputado de Podemos, Juantxo López de Uralde, en la misma línea, considera que será difícil que la Ley de Cambio Climático esté en vigor esta legislatura.

Quedarán en el aire la adopción de medidas para retos clave. Entre ellos, la eficiencia -qué hacer con edificios públicos y privados mal acondicionados- y el transporte, el sector responsable de la mayoría de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios