Martes, 19.11.2019 - 01:21 h
Ante el Brexit y las tensiones comerciales

La tensión comercial arrastra la previsión de exportación a la peor cifra desde 2012

El descenso en el ISAE es resultado del comportamiento de la percepción de la cartera de pedidos del actual trimestre, según las autoridades.

Reyes Maroto, ministra de Industria
Reyes Maroto, ministra de Industria / EFE

El Indicador Sintético de Actividad Exportadora (ISAE) se situó en 1,5 puntos negativos en el tercer trimestre del año, lo que significa un descenso respecto a los 8,7 del anterior y el peor dato desde el tercer trimestre de 2012.

Según ha informado este martes el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, la evolución del indicador refleja "la incertidumbre generada por las tensiones comerciales y la posible salida de Reino Unido sin acuerdo", que retrasan pedidos a la vez que aumenta la competencia internacional en precios.

El ISAE oscila entre -100 y +100 puntos (los valores positivos indican una mejor percepción de la actividad exportadora y de las previsiones) y está compuesto por tres variables que miden la situación del trimestre actual, las perspectivas a tres meses y de perspectivas a doce meses.

El dato del tercer trimestre, lastrado por la mala percepción de la situación actual, es el más bajo desde finales de 2012, cuando se sitúo en -3,9 puntos. Desde entonces, todos los trimestres habían arrojado cifras positivas.

Según explica el Ministerio de Industria, en un contexto de tensiones proteccionistas y elevada incertidumbre internacional, el descenso en el ISAE es resultado del comportamiento de la percepción de la cartera de pedidos del actual trimestre.

Sin embargo, añaden, las expectativas a futuro (tres y doce meses) siguen presentando un indicador positivo. Algo similar ocurre con las perspectivas de contratación, que también ofrecen un balance positivo a tres y doce meses. "Las empresas exportadoras consideran que el deterioro de la actividad exportadora que han sufrido será temporal y esperan que vuelva a tener una evolución positiva en los próximos trimestres".

Entre los factores que pueden influir de forma positiva en la actividad exportadora, las empresas citan la evolución de la demanda externa, la competencia en calidad y la disponibilidad de los recursos humanos adecuados. Del otro lado, los dos factores más mencionados por su influencia negativa son la competencia internacional y el precio de las materias primas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING