Martes, 22.10.2019 - 19:43 h
Toma de posesión

Los nuevos ministros de Pedro Sánchez prometen su cargo sin biblia ni crucifijo

De la misma forma que el presidente del Gobierno, los ministros rompen con el protocolo que venían implantando los anteriores Ejecutivos.

El nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez./ EFE
El nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez. / EFE

El nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez ha echado a andar esta mañana tras prometer su cargo en el Palacio de la Zarzuela. Un gobierno, por primera vez en la democracia, con mayoría de mujeres. El peso femenino recaerá en carteras como la Sanidad, Economía o Hacienda. Además, el puesto de vicepresidente también será para una mujer, Carmen Calvo, que será ministra de Igualdad. Un ministerio que recupera Sánchez tras la etapa de Mariano Rajoy (previamente existió con Rodríguez Zapatero).

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad, Carmen Calvo, se ha marcado como objetivo trasladar las política de igualdad al conjunto de departamentos ministeriales del nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez. "Haremos políticas siempre mirando a la mejora de los derechos de la mitad de la población que somos las mujeres", ha asegurado en una entrevista en la Ser, en la que ha defendido que el nuevo Gobierno está "muy bien enfocado" para lograr ese objetivo.

Calvo ha recalcado que ese es el "deseo" de Sánchez y, de ahí, la configuración de su gabinete para "sacar" todo el esfuerzo y la creatividad que aportan las mujeres. Calvo ha explicado que centrará sus prioridades en garantizar la seguridad de las mujeres frente a la violencia machista y en lograr la igualdad en el ámbito laboral.

Otro de los nombres fuertes del nuevo Ejecutivo, será la nueva ministra de Defensa, Margarita Robles, quién ha asegurado que no es una reivindicación suya que el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) haya pasado a depender del ministerio de Interior al de Defensa en la nueva estructura del Gobierno diseñado por Pedro Sánchez. Robles ha defendido en diversas entrevistas radiofónicas el papel fundamental del CNI tanto en el ámbito interno como en el internacional y ha asegurado que tiene "plana confianza" en sus miembros, ya que trabajó con ellos cuando estuvo en Interior.

"Conozco bien el CNI, deberíamos estar orgullosos de su trabajo en la lucha contra el terrorismo", ha resaltado la nueva titular de Defensa, que ha alabado también la labor del director del centro, Félix Sanz Roldán, del que ha dicho que tiene todo su "respeto y aprecio personal" y ha destacado su "gran hoja de servicios a España". Sobre la continuidad o no de Sanz Roldán al frente del servicio de inteligencia, se ha limitado a decir: "No vamos a adelantar acontecimientos". Para la nueva ministra, el Ministerio de Defensa y las Fuerzas Armadas "son una pieza fundamental del Estado de derecho", ya que "cualquier apuesta por las Fuerzas Armadas es una apuesta por la Constitución", y ha señalado que una de sus prioridades será su modernización y la incorporación de más mujeres.

Uno de los primeros nombres que se conocieron fue el de Pedro Duque. El nuevo ministro de Ciencia, Innovación y Universidad ha dicho que pondrá todo su empeño en buscar "espacios" para que los investigadores y las empresas innovadoras se desenvuelvan "mucho mejor y con más éxito, aun con el presupuesto existente". En declaraciones a OndaCero  el astronauta ha subrayado que su intención es trabajar "para que el Estado sea una ayuda, no una traba" a la ciencia y la innovación.

El nuevo ministro ha explicado que Pedro Sánchez le ha convencido para aceptar el cargo porque "habla en positivo", y porque "tengo la garantía" de que quiere "un Ministerio específicamente dedicado al conocimiento y la innovación que tiene que ser más importante. Lógicamente, todo vendrá con el tiempo pero vamos a poner todo nuestro empeño en que existan espacios para que los investigadores y las empresas innovadoras se puedan desenvolver aun dentro del presupuesto existente mucho mejor y con más éxito", dijo Duque.

Aunque ha dicho que siente "un poco de vértigo" ante su cargo, Duque se ha mostrado contento con el reto porque "llevo años propugnando que la ciencia, la tecnología y la innovación debían tener una posición más fuerte". La cuestión, ha bromeado, es que, "como dicen en EE.UU., ahora tienes que poner el dinero donde pusiste la boca".

Otro de los nombres sorprendentes del nuevo Ejecutivo es el del nuevo ministro de Cultura, Màxim Huerta, ha asegurado que está "a favor del humor y de la libertad de expresión, incluso de la chanza" y que es "absolutamente tolerante" por lo que no hay problema en que revisen sus tuits, aunque su labor empieza ahora y antes escribía sin saber la repercusión que tendrían.

En declaraciones en RNE, el también ministro de Deportes, se ha referido a uno de los tuits escrito por él, en el que afirma que "odia" el deporte, y ha explicado que "está mal entendido" porque "falta una parte de la frase" en la que dice que no le gusta practicar deporte, ya que es asmático. Sin embargo, admira a todos los deportistas porque son "superhéroes ganen o no ganen medallas" y hacen algo que él no ha podido hacer.

Sobre sus prioridades al frente del Ministerio ha citado cuestiones como el Estatuto del artista, cambiar la Ley de Mecenazgo, o poner el IVA del cine "a niveles europeos". "La cultura es un tesoro, no podemos menospreciarlo", ha advertido y ha añadido que hay que prestarle atención tanto a los creadores como a los que quieren a acceder a esa cultura que es lo que hace a la gente "libre y además felices".

Huerta ha dicho que ahora no se arrepiente de sus mensajes en Twitter pasados porque aún no los ha visto, pero cuando los vea "seguro" que se arrepentirá y "corregirá", aunque ha insistido en que su labor como ministro empieza a partir de hoy "con ganas y responsabilidad". Ha aclarado que escribe en las redes sociales desde que eran "casi como un chat de amigos y sin saber la repercusión y sin saber que las cosas se podían utilizar".

Desde Sanidad, la nueva ministra, Carmen Montón, ha adelantado que su prioridad al frente del Departamento es "intentar superar las etapas en las que la ciudadanía ha perdido tantos derechos en el ámbito sanitario y social y apostar por el Estado del bienestar".

"Hay que hacer un gran trabajo de equipo con la intención de mejorar la situación y tener siempre en el centro de las decisiones que se tomen a las personas", ha señalado la nueva titular de Sanidad. Ha recordado que el PSOE siempre defiende la salud como derecho universal, "una buena hoja de ruta" que está marcada en el programa electoral "y ahora tendremos que esforzarnos por cumplirlos".

Un ministerio que nace tras la salida del ejecutivo de Mariano Rajoy es el que tendrá al frente a Teresa Ribera, la nueva ministra para la Transición Ecológica. Ribera ha anunciado que "España tiene que estar a la cabeza en la construcción europea", en la que debe prevalecer, a su juicio, un modelo económico y social "mucho más compatible con los límites del planeta".

"La energía es absolutamente capital para esto y la alianza entre los países más progresistas con capacidad de transformar las cosas es la única manera de hacer creíble este proceso a escala global", ha precisado Ribera a la Cadena Ser. Teresa Ribera, que el lunes próximo se estrenará como ministra en Luxemburgo en un Consejo de Energía europeo, ha apostado por un modelo energético diferente, mucho más plural, biodiverso y positivo desde el punto de vista de los impactos en salud y de coste.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios