Martes, 26.03.2019 - 00:02 h
En la presentación de la Crida de Puigdemont

Torra arremete contra Sánchez: "Así no, su crédito político ya se ha terminado"

El President de la Generalitat ha criticado el juicio contra el proceso soberanista, que ha tachado de "farsa".

El presidente Quim Torra en los pasillos del Parlament.
El presidente Quim Torra en los pasillos del Parlament. / EFE

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha afirmado hoy que su ejecutivo "no renunciará nunca al diálogo", y ha lanzado una advertencia al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al que ha dejado claro que su "crédito político se ha acabado" y le ha espetado "así no".

Torra ha intervenido hoy en Manresa en la convención fundacional de la Crida Nacional por la República, el futuro partido impulsado por el expresidente Carles Puigdemont, el actual presidente Quim Torra y el diputado de JxCat y exlíder de la Asamblea Nacional Catalana, Jordi Sànchez, en prisión preventiva.

El presidente de la Generalitat ha criticado el juicio contra el proceso soberanista, que ha tachado de "farsa" y que, ha dicho, "no va contra los políticos en la cárcel o los 2,3 millones de catalanes que votaron en el referéndum del 1-O", sino que "va contra el pueblo de Cataluña, contra todo el pueblo de Cataluña".

La Crida Nacional per la República, el movimiento político que impulsa el expresidente Carles Puigdemont, ha presentado este sábado su ponencia política en la que se recogen los objetivos y la 'hoja de ruta', y donde se reivindica el diálogo con el Estado pero también la desobediencia para lograr una república catalana.

El documento asegura que "la apuesta por el diálogo y el entendimiento para ejercer de manera efectiva las aspiraciones de autodeterminación de la ciudadanía de Cataluña es firme". Sin embargo, advierte también de que, si la vía del diálogo con el Estado no se produce o no avanza de manera significativa, la Crida en ningún caso renunciará "a el ejercicio efectivo de la soberanía cuando las condiciones sociales y políticas del país lo permitan".

En este punto, la ponencia evita mencionar la vía unilateral hacia la independencia, pero defiende buscar la consecución de una república para Cataluña por "cualquier camino que responda a los principios de la no violencia y a un mandato democrático expresado mayoritariamente en las urnas".

La Crida reivindica el resultado del 1-O y se fija dos objetivos fundamentales e inmediatos: la libertad y absolución de los presos soberanistas y el regreso de los líderes que están en el extranjero, y un referéndum de autodeterminación "efectivo y acordado".

El documento defiende que la desobediencia de los representantes políticos "puede acabar siendo un acción necesaria ante la injusticia de la acción de los poderes del Estado" y la negativa de estos de aceptar el derecho de autodeterminación de Cataluña.

También contempla esta desobediencia no solo en los representantes políticos, sino desde la ciudadanía, siempre en términos pacíficos y como "protesta cívica como posible acelerador de una solución democrática al conflicto".

Ahora en Portada 

Comentarios