Malestar tras el reparto del fondo

Torra exige acceder a 15.000 millones para evitar la "asfixia" de Cataluña

Por su parte, el lehendakari Urkullu se marca como objetivo que haya movilidad entre Euskadi, Navarra, Cantabria y La Rioja para el 15 de junio.

Quim Torra
Torra exige acceder a 15.000 millones para evitar la "asfixia" de Cataluña.
EFE

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha exigido al presidente Pedro Sánchez que autorice varias medidas urgentes para que Cataluña pueda disponer de 15.000 millones con el fin de evitar la "asfixia" de la comunidad y pueda reemprender la recuperación económica. Según han informado a Efe fuentes de la Generalitat, Torra ha hecho esta petición en el marco de la reunión telemática celebrada esta mañana con el presidente del gobierno y el resto de presidentes autonómicos para valorar la situación originada por la pandemia. El lehendakari, Iñigo Urkullu, por su parte, se marca como objetivo que haya movilidad entre Euskadi, Navarra, Cantabria y La Rioja para el lunes, 15 de junio, y que él vinculará a "la apertura transfronteriza" e Isabel Díaz Ayuso ha persistido en su petición de una mesa de diálogo específica para la Comunidad de Madrid. Han sido varios los presidentes que no han quedado satisfechos con el reparto del fondo de 16.000 millones no reembolsables para las autonomías, entre ellos López-Miras, que se ha quejado de que "Murcia volverá a ser la que menor reciba por habitante". 

En su intervención, Torra ha hecho responsable al Gobierno de "asfixiar a Cataluña", "entorpecer su recuperación económica” y de "comprometer las políticas sociales absolutamente necesarias”. El presidente de la Generalitat ha alertado a Sánchez sobre "la necesidad de tomar medidas económicas urgentes y de hacerlo ahora", ha criticado que las soluciones que propone el ejecutivo español sean "para finales de año o inicio del año próximo", y ha insistido en que no poder contar ahora con los recursos necesarios es "insoportable" para Cataluña y de gran gravedad.

Ha puesto de manifiesto que el Govern tiene constancia de pérdidas en el sector turístico por 15.000 millones de euros, en el sector comercial de 9.500 millones, de 1.000 millones en el sector de la cultura y de 850 millones en el tercer sector. Por este motivo, Torra ha hecho a Sánchez una propuesta para que Cataluña consiga 15.000 millones, de los que 5.000 millones serían por la vía de transferencias directas del Estado por los gastos acreditados en inversión sanitaria. También ha pedido que el gobierno español solicite al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), en nombre de Cataluña, un préstamo de 5.000 millones, el 2% del PIB catalán, que daría liquidez inmediata y permitiría devolverlo al 0,1%.

Asimismo, propone subir al 1 % el techo de déficit, que continua al 0%, un incremento que supondría otros 2.500 millones de euros, según las fuentes informantes. Por último, Torra solicita poder disponer de los 2.500 millones del superávit y remanentes de los ayuntamientos. "Si no se toman estas decisiones ahora, el gobierno de España será responsable de asfixiar a Cataluña y de entorpecer la recuperación económica”, ha manifestado el presidente de la Generalitat, que ha advertido: "Con nuestro presupuesto no podremos encarar las reclamaciones y comprometeremos las políticas sociales".

Torra también ha lamentado "no haber obtenido respuesta" al documento que presentó hace 15 días a Sánchez con 40 medidas para reactivar la economía de Cataluña, y ha recordado que contiene muchas urgencias que "son esenciales y se tienen que abordar". Respecto al reparto del fondo de 16.000 millones de euros para las autonomías, Torra ha lamentado los "vaivenes" del gobierno español y ha denunciado que los nuevos criterios suponen para Cataluña pérdidas de decenas de millones de euros, según los cálculos realizados con el vicepresidente Pere Aragonès.

"Por qué siempre es Cataluña quien debe asumir todos los gastos", se ha preguntado Torra, quien también ha reivindicado un fondo para el transporte del doble o el triple de lo previsto, así como para educación, y ha añadido que "las promesas nos llegan recortadas, la situación es muy grave, vamos tarde y lentos". El presidente de la Generalitat ha exigido además la prórroga de los ERTO y la puesta en marcha del Ingreso Mínimo Vital de forma inmediata. También ha insistido en reclamar un permiso retribuido a madres y padres que necesiten hacerse cargo de los hijos y de personas con dependencia.

Urkullu persigue la movilidad entre CCAA limítrofes

La evolución a la fase 3 –por la que Urkullu recupera la gobernanza plena, y la capacidad de gestión y regulación de todas las medidas que se aplicarán en Euskadi en esta nueva etapa de desconfinamiento– supondrá que los vascos podrán moverse por los tres territorios históricos, pero no a comunidades limítrofes ni se podrá pasar la frontera hacia Aquitania, tal como había solicitado al Gobierno de Sánchez.

Por ello, hoy el Lehendakari ha subrayado que, desde mañana, se recupera la movilidad dentro de Euskadi, y que el siguiente paso "tiene que ser la movilidad entre Comunidades colindantes que se hallen en la misma Fase". "Apelo, en línea con lo declarado el pasado domingo, y no voy a referirme a nada de lo sucedido, a adelantar este paso que muchas personas, familias y negocios están demandando", ha añadido.

De esta forma, ha aludido al hecho de que, en la videoconferencia del pasado 31 de mayo, Pedro Sánchez ofreciera la posibilidad de que, en la fase 3 de desescalada, se permitiera la movilidad entre comunidades limítrofes que se encuentran en este mismo estadio de desconfinamiento, siempre que se consensuara entre sus máximos representantes. Esta idea fue respaldada posteriormente por el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, pero rechazada, después, por el responsable de Sanidad, Salvador Illa.

Hoy, Iñigo Urkullu se ha dirigido a los presidentes de Cantabria, La Rioja y Navarra, Miguel Ángel Revilla, Concha Andreu y María Chivite, respectivamente, para expresarles su deseo de que puedan acordar la movilidad entre sus respectivas Comunidades con Euskadi para el lunes de la siguiente semana, es decir, el 15 de julio. Urkullu lo vincula "con la apertura transfronteriza", en la que también ha insistido reiteradamente, que afecta a distintas Comunidades y que contribuirá a "relanzar la actividad en un momento clave para el comercio, turismo, logística y exportaciones".

Page transmite a Sánchez su malestar por el reparto

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha traslado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, su malestar por el cambio de criterio en el reparto del fondo de 16.000 millones no reembolsables que se aprobarán para las autonomías, toda vez que el nuevo planteamiento favorecería a las de más población. García-Page ha insistido en que es "injusto" este cambio de criterio, algo que no se puede compartir, habida  cuenta de que se trata de un fondo extraordinario que tiene que ver con el grado objetivo de la afectación de la enfermedad.

Así, ha reivindicado que tanto La Rioja como Castilla y León y Castilla-La Mancha han tenido porcentualmente más impacto por el coronavirus y han tenido que "dejarse la piel" mucho más que otras regiones en gasto de material, contrataciones y titulares de medios de comunicación. "Creemos que es de justicia que se mantenga en el primer cupo de reparto como mínimo lo que estaba establecido en función del gasto. Otra cosa será ver el descenso de los ingresos, que será diferente", ha expuesto García-Page a Sánchez.

En este punto, ha reparado en la deuda por el sistema de Dependencia que el Estado mantiene con Castilla-La Mancha, de 500 millones de euros, ante la que los 14 millones de euros que han llegado a las arcas regionales para atender residencias son insuficientes. "Por favor, que llevamos años en esto, 500 solo en dependencia más la reclamación judicial que haremos en materia de IVA. Aquí todos tenemos que defender el patrimonio de la región que gobernamos", ha afirmado.

Canarias sí aprueba el reparto

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, se ha mostrado conforme con el cambio en los criterios para el reparto del fondo de 16.000 millones no reembolsables, incluyendo un fondo para educación y otro para movilidad

El presidente ha trasladado a los máximos dirigentes de las CCAA cómo va a efectuarse el reparto de ese fondo también en cuanto a las áreas que recibirán el dinero. 9.000 millones se destinarían a gastos sanitarios; 2.000 millones para un fondo de Educación y otros 5.000 millones serían para compensar la caída de ingresos derivada del parón económico. Pero de estos últimos, 800 millones irían a compensar la disminución de la facturación de los servicios de transporte, como metro, cercanías o autobuses interurbanos.

Mostrar comentarios