Martes, 15.10.2019 - 00:10 h
En el Cercle Financer de La Caixa

Tregua entre el 'Ibex catalán' y Torra en la víspera del segundo aniversario del 1-O

Cita de la plana mayor empresarial de Cataluña en Barcelona con Garamendi, Sánchez Llibre y la consejera de Empresa de la Generalitat Àngles Chacón.

Torra planta a Fainé y al 'Ibex catalán' en la víspera del segundo aniversario del 1-O
Tregua entre el 'Ibex catalán' y Torra en la víspera del segundo aniversario del 1-O/ Caixa

Calma chicha en Barcelona. La plana mayor empresarial catalana se dio cita anoche en el Cercle Financier de La Caixa en la víspera del segundo aniversario del referéndum ilegal del 1-O. La sede central de la entidad financiera en la ciudad condal fue testigo de todo un desfile de autoridades económicas, desde el presidente de la Fundación Bancaria la Caixa y de la confederación de Cajas de Ahorros (CECA), Isidre Fainé, hasta la consejera de Empresa, Àngles Chacón, pasando por el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, y el de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre. Eso sí, en ausencia del presidente de la Generalitat, Quim Torra, que se encontraba en un acto político de conmemoración de la consulta.

Mientras en la Avenida Diagonal de Barcelona se daban cita la flor y nata de las finanzas catalanas, como Fainé, el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar y el presidente de la entidad, Jordi Gual, junto a los máximos representantes de CEOE y Foment, entre otras personalidades destacadas del mundo empresarial, Torra celebraba el primero de los actos políticos para conmemorar el segundo aniversario del referéndum en la montaña de Montserrat, donde encendía 131 farolas como símbolo de todos los presidentes de la Generalitat y reivindicaba el 1-O como una fecha fundacional de "un camino imparable hacia la república catalana".

La que sí acudió al encuentro con la cúpula empresarial catalana fue la consejera de Empresa de la Generalitat. Según fuentes presentes en la reunión, Chacón mantuvo un tono muy moderado con los empresarios, a quienes hay que recordar que  recientemente reprochó que cuestionasen la evolución de la economía catalana desde la celebración del referéndum independentista. Anoche, nada de eso. Según cuentan, un tono "polite" en un ambiente de "oasis" con ellos.

No hay que olvidar que el poder económico de Cataluña lleva tiempo intentando frenar la radicalidad del Govern y son precisamente los principales empresarios de la región quienes están maniobrando con el objetivo de que Torra ceda en sus pretensiones independentistas y abra una nueva etapa de entendimiento con el Ejecutivo central. Es un órdago en toda regla: están dispuestos a activar la 'operación retorno' impulsada por Sánchez Llibre y devolver sus sedes a Cataluña siempre que renuncie a una nueva declaración unilateral de independencia. 

Pero, lejos de ceder, el independentismo está más radicalizado que nunca a las puertas de la sentencia del 'procés' y empresas como Caixabank y Sabadell ya han advertido de que no retornarán a la región ante el riesgo de una nueva fuga de depósitos. Según los datos facilitados a La Información por el Colegio de Registradores, la deriva secesionista expulsa de Cataluña a seis empresas cada día por la inseguridad jurídica. En total, desde 2017 hasta el primer semestre de este año se han fugado de la comunidad autónoma 5.454 compañías, la mitad de ellas a Madrid.

Pero nada de esto se comentó ayer en el Cercle Financier. Al menos no en los discursos oficiales. Garamendi centró su intervención en la necesidad de que se forme en España un Gobierno moderado. Insistió en la saturación de elecciones generales y advirtió sobre la situación económica actual, en fase de desaceleración evidente. Para capear el frenazo pidió más inversión pública en el sector industrial. "No podemos hablar de crisis", afirmó el líder patronal, que hizo hincapié en la necesidad de un Gobierno estable para poder garantizar ese mayor gasto público, vía Presupuestos Generales del Estado.

Garamendi también destacó el acuerdo alcanzado ayer mismo entre la CECA y la CEOE por el que las entidades financieras de la primera organización se han comprometido a financiar con hasta 45.000 millones de euros durante un año a las empresas asociadas a la patronal. Los bancos ofrecerán condiciones preferentes e informarán a las compañías mediante páginas web específicas y líneas de atención especializada.

Más allá de esto, el presidente de la CEOE destacó los beneficios de la reforma laboral del Partido Popular y la importancia de la colaboración público privada para la innovación. Ni rastro de la crisis política catalana ni del pulso al Estado de Torra en la víspera del segundo aniversario del 1-O. Torra, por su parte, y desde la zona deportiva de El Bruc, población en la falda de la montaña de Montserrat, dijo sentirse muy "tranquilo y arropado" ante los "días difíciles" que está atravesando Cataluña, a su parecer, tras la reciente detención de siete CDR acusados de terrorismo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios