Miércoles, 11.12.2019 - 20:38 h
Durante el pleno del Parlament

El primer pleno de Torra accidentado por la disputa de la retirada del lazo amarillo

Esto ha sucedido después de que el portavoz de Cs, Carrizosa, retirara un lazo amarillo que los independentistas colocaron en la bancada del Govern.

fotografías del portavoz del grupo parlamentario de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, retiró un lazo amarillo colocado en el banco del Govern,
Fotografías del portavoz del grupo parlamentario de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, retiró un lazo amarillo colocado en el banco del Govern / EFE

El presidente del Parlament, Roger Torrent suspendió primero y reanudó después el primer pleno de Torra debido a que el portavoz de Cs, Carlos Carrizosa, retirase un lazo amarillo que los grupos independentistas habían colocado en la bancada del Govern. Los portavoces de los grupos del Parlament acordaron mantener el lazo en uno de los escaños reservados a los miembros del Govern pero decidieron cambiarlo de bancada y situarlo al lado del presidente Quim Torra.

El incidente se produjo cuando Carrizosa pidió la palabra para criticar que se hubiera colocado el símbolo al inicio del pleno en un escaño del Govern al entender que "no representa a nadie" porque no hay consellers, a diferencia de los de los diputados de JxCat y ERC encarcelados, que se han colocado para representarlos en sus respectivos asientos.

Torrent le reprendió por ello y le exigió devolver el lazo al escaño, continuar con el pleno y discutir la situación al final de la sesión, pero como el portavoz de Cs se negó, el presidente de la Cámara lo llamó al orden y suspendió el pleno.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, se había sentado solo en la bancada que el Govern tiene reservada en el pleno del Parlament, en la primera fila del hemiciclo. Esta circunstancia se dio porque Torra ya ha tomado posesión del cargo pero no el resto de los miembros del Ejecutivo, ya que el Gobierno central mantiene el pulso y sigue negándose a publicar los nombramientos en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (Dogc).

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont afirmó que el diputado de Cs habría retirado el lazo por una "deriva nacionalfalangista" que percibe en la formación naranja. "La nueva derecha ni es nueva ni es derecha: es antigua y extrema derecha", publicó en las redes sociales. Puigdemont también criticó "que les moleste un símbolo pacífico, cívico, popular; que les moleste tanto la libertad de expresión de los que no piensan como ellos hasta el punto de querer erradicarla del espacio público".

La presidenta de Cs en en Parlament, Inés Arrimadas, criticó por su parte la colocación de dicho lazo amarillo en la bancada del Govern y acusó al independentismo de ocupar "con simbología ideológica" los escaños reservados a los consellers de la Generalitat. "Demuestran así que el Govern no es para todos los catalanes; solo para los que llevan lazo amarillo", aseguró en un mensaje de Twitter. "Al nacionalismo separatista identitario y excluyente hace tiempo que se le cayó la careta. Catalunya es de todos", añadió Arrimadas.

La bancada del Govern en la Cámara ha estado vacía desde el 27 de octubre de 2017, cuando el Parlament declaró la república: ese mismo día todo el Ejecutivo catalán fue cesado en aplicación del artículo 155 de la Constitución. 

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING