Lunes, 24.09.2018 - 00:49 h
Hay 16.000 ciudadanos nacionales en situación irregular

La política migratoria de Trump deja a 81 españoles al borde de ser expulsados

En los últimos meses se han multiplicado los casos de ciudadanos españoles que tienen problemas con las autoridades anti inmigración.

El Rey de España con Donald Trump en la Casa Blanca
El Rey de España con Donald Trump en la Casa Blanca / EFE

La dura política anti inmigración de la administración Trump tiene en jaque a 81 españoles que se encuentran en este momento al borde de su expulsión del país por no disponer de la documentación necesaria para permanecer en él. Se trata de 81 casos cuya resolución, positiva o negativa, se encuentra pendiente en las diferentes Cortes de Inmigración de los estados. La estadística indica que en este 2018 se han disparado los casos de españoles en situación límite que están investigando los tribunales estadounidenses dedicados a la inmigración.

Los 81 españoles que se encuentran al borde de ser deportados de Estados Unidos se encuentran repartidos por todo el territorio norteamericano. Así, en New Jersey y Texas hay 12 casos en cada estado, mientras que en Nueva York hay registrados 11 expedientes y 9 en California y Massachusetts, por citar los territorios más numerosos. La fuente es la herramienta TRAC, un proyecto de la Fundación JEHT, la Fundación Ford, la Corporación Carnegie de Nueva York, el Fondo Evelyn y Walter Haas Jr. y la Universidad de Syracuse que recoge toda la información relativa a la inmigración irregular en Estados Unidos de los archivos de los que dispone el Gobierno federal.

De estos 81 casos pendientes de resolución, la mayoría de ellos están siendo analizados por los tribunales de Newark (12 casos), Nueva York (11) y Boston (11). Además, el proceso de resolución de estos casos no es nada sencillo, tal y como se puede comprobar en los datos que también ofrece TRAC: los ciudadanos españoles tardan una media de 568 días en conocer si Estados Unidos acepta su documentación y consiguen el permiso necesario. En Ohio los tribunales tardan una media de 1.308 días y 1.176 en California. En el lado opuesto se sitúan Illinois (2 días), Virginia (23) y Oregon (31).

La cifra de 81 casos de españoles al borde de la expulsión por ser considerados ilegales es la más alta en los últimos años. Así, en 2017 había apenas 57 ciudadanos nacionales en esta situación por los 58 de 2016. Durante el mandato de Obama la cifra varió entre los 32 casos de 2011, a los 59 de 2015. En los últimos meses, por tanto, con Trump en la Casa Blanca se han multiplicado los casos de ciudadanos españoles que se han tenido o tienen todavía problemas con las autoridades anti inmigración de Estados Unidos, alcanzándose cifras históricas.

A estos 81 registrados por problemas con las autoridades anti inmigración estadounidenses hay que añadir otros 15 casos de españoles que tienen pendiente un proceso judicial por asuntos relacionados con actividades criminales, amenazas contra la seguridad nacional o terrorismo y otros 31 casos con otros cargos que también podrían ser deportados en breve. En total, 127 españoles se encuentran pendientes de expulsión del país por las autoridades de Estados Unidos.

16.000 españoles sin papeles en Estados Unidos

Además de los casos pendientes de resolución, un total de 16.000 españoles se encuentran a día de hoy en Estados Unidos catalogados como "población desautorizada", es decir, son calificados como inmigrantes irregulares. El dato lo ofrece a La Información un portavoz de Instituto de Política Migratoria (MPI en sus siglas en inglés). "No obstante, España no se encuentra entre los cincuenta países que más población desautorizada tiene en Estados Unidos, según nuestras estimaciones", añade este mismo portavoz.

El Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero (PERE) del Instituto Nacional de Estadística ofrece cifras precisas de cuántos españoles viven en Estados Unidos. A 1 de enero de este año, que es el último dato disponible, 147.817 nacionales vivían en territorio estadounidense, un 8% más que los 136.805 españoles que lo hacían a 1 de enero de 2017. Fue el segundo país, por detrás de Reino Unido, donde se registró un mayor crecimiento de población española.

Hay que recordar que a lo largo del pasado año Estados Unidos aumentaron las deportaciones de inmigrantes irregulares procedentes de Europa. Según cifras publicadas por The Associated Press y suministradas por el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos en el último ejercicio fiscal se deportó a 117 españoles, por los 115 del anterior año. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios