Tsipras pide "tiempo" para hacer reformas y "quita parcial" de la deuda

  • El primer ministro griego, Alexis Tsipras pidió hoy a los socios europeos "tiempo" para llevar a cabo un programa de "profundas reformas", si bien recalcó que Grecia necesita una "quita parcial" de la deuda para hacerla sostenible.

Atenas, 29 ene.- El primer ministro griego, Alexis Tsipras pidió hoy a los socios europeos "tiempo" para llevar a cabo un programa de "profundas reformas", si bien recalcó que Grecia necesita una "quita parcial" de la deuda para hacerla sostenible.

En una breve comparecencia ante la prensa tras el encuentro con el presidente del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz, el nuevo primer ministro explicó que había asegurado a su interlocutor que "estamos dispuestos a emprender reformas muy profundas, sin austeridad pero tampoco con déficit" y que para ello hacía falta "tiempo".

Durante el encuentro que, según fuentes del Gobierno heleno, se llevó a cabo en un "buen clima" y que el mismo Schulz calificó de "franco", los dirigentes coincidieron en que la austeridad no es la receta que Europa necesita para salir de la crisis.

Tsipras propuso, según explicó luego el portavoz del Gobierno, Gabriil Sakelaridis, un "new deal" europeo que ayude a relanzar la producción y las inversiones, un paquete complementario al de denominado "paquete Juncker".

Respecto a la deuda, el primer ministro planteó a Schulz las medidas necesarias para que la deuda griega sea viable: una quita parcial, una moratoria, y vincular el pago del resto de la deuda al crecimiento, explicó Sakelaridis.

Schulz destacó que "en Europa se teme que Grecia pueda tomar medidas unilaterales", lo que, dijo, "no es correcto", y recalcó que es muy importante que quede claro que Grecia "busca soluciones de mutuo acuerdo con los socios".

La lucha contra la evasión fiscal fue también uno de los asuntos destacados y Schulz celebró que ésta sea una las máximas prioridades del nuevo Gobierno griego.

"La lucha contra la pobreza está ligada a la lucha contra la evasión fiscal", sostuvo.

El Ejecutivo de Tsipras puso como una de sus prioridades combatir la evasión fiscal y la corrupción, y del éxito de esa lucha espera lograr ingresos adicionales para financiar parte de su programa de Gobierno, el llamado "Programa de Salónica", un compendio de medidas para ayudar a los más necesitados e impulsar la economía.

Otro punto de consenso fue la propuesta griega para que las inversiones públicas no se contabilicen en el cálculo del déficit, algo que el presidente del Parlamento europeo consideró "lógico", según fuentes gubernamentales.

Sin embargo, otros temas destacados como el actual programa de rescate o el plan de privatizaciones que el Gobierno de Tsipras ha paralizado no estuvieron entre los temas discutidos.

El primer ministro subrayó que el objetivo común "es la vuelta de Grecia al crecimiento dentro de una cohesión social" y se mostró convencido de que Europa no solo saldrá de la crisis, sino que lo hará "más fuerte que nunca".

La primera visita de un mandatario europeo a Grecia desde que Syriza asumió el Gobierno parece haberse saldado en buena sintonía, a tenor de las declaraciones de ambos líderes.

"Pocas veces se discuten la esencia de los temas con tal profundidad", dijo Schulz, mientras Tsipras calificó al presidente del PE como "un amigo de Grecia y personal", y destacó que la reunión sirvió para establecer una nueva relación de confianza entre la Grecia de después del programa de rescate y las instituciones de la UE.

Mostrar comentarios