Jueves, 17.10.2019 - 08:04 h
En la fachada de la Generalitat 

Torra se niega a retirar la pancarta de apoyo a los presos a pesar del ultimátum

En paralelo, el president será juzgado el 18 de noviembre acusado de un delito de presunta desobediencia por mantener los símbolos independentistas.

Fachada de la Generalitat
El TSJC ordena a Torrar retirar el lazo de apoyo a los presos. / E.P. 

Límite 48 horas. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha ordenado al presidente de la Generalitat, Quim Torra, que en un plazo de dos días retire de la fachada del Palau de la Generalitat la pancarta que pide la libertad de los "presos políticos y exiliados" y que contiene un lazo. El dirigente catalán ha reiterado su intención de mantener la pancarta y que presentará un recurso en contra de la orden del TSJC.

Según ha informado el TSJC este viernes, la Sección Quinta de la Sala Contenciosa Administrativa del TSJC ha dictado estas medidas cautelares solicitadas por Impulso Ciudadano por un supuesto incumplimiento de los deberes a los que está sometida la Administración pública de representación del conjunto de la ciudadanía.

El presidente autonómico ha detallado que presentará ese recurso a través de sus representantes legales y que se hará tan pronto como el TSJC "le haya notificado oficialmente la instrucción emitida", según cuenta un comunicado de la Oficina del Presidente. Torra se cierra en banda a retirar la pancarta porque, en su opinión, responde a "un clamor muy mayoritario de la sociedad catalana y un compromiso" del Gobierno autonómico catalán.

En paralelo, Torra será juzgado el 18 de noviembre acusado de un delito de presunta desobediencia por mantener la pancarta con el lazo amarillo en los edificios públicos de la Generalitat y en el Palau en periodo electoral, pese a la orden de la Junta Electoral central (JEC) de retirarlos.

La sala, integrada por cuatro magistrados de lo contencioso, apunta que es aplicable al caso de la pancarta una sentencia del TSJC que en 2016 estableció que exhibir la estelada en un edificio público debe ser considerado partidista y que ese tipo de lugares deben regirse por el principio de "neutralidad institucional que, si bien reforzado en los períodos electorales, debe mantenerse en todo momento".

Esos argumentos avanzados en el auto son los que han motivado el voto particular del magistrado Eduard Paricio, quien, no obstante, coincide con la mayoría de la sala en que es procedente la medida cautelar solicitada.

El TSJC ha estimado la medida cautelar planteada por la asociación y requiere "de forma personal" a Torra que retire el cartel al reconocer que el hecho de que se exhiba en el Palau de la Generalitat puede provocar una "afectación objetiva" sobre los ciudadanos que "no se alineen con la opción ideológica representada por dicha pancarta".

Para este magistrado, que a diferencia del auto redacta su voto particular en catalán, el auto se "extralimita en lo que respecta a la incorporación de argumentos o alusiones relativos al fondo", que en su opinión no deberían adelantarse en aras del "criterio de apariencia de buen derecho".

El juez reprocha a sus compañeros sus pronunciamientos jurisprudenciales sobre la neutralidad política de las instituciones públicas o la libertad de expresión, que cree pueden ser contrarios a derecho si se han manifestado "antes de escuchar los motivos de fondo y la prueba aportada y de valorar cuáles son los derechos comprometidos".

La asociación Impulso Ciudadano, que el pasado mes de julio también presentó un recurso para que el Ayuntamiento de Barcelona retirara el lazo amarillo de su fachada, está liderada por el exdiputado de Cs en el Parlament José Domingo, que años atrás dejó el partido naranja por discrepancias con Albert Rivera y que el pasado 12 de septiembre desde Madrid hizo un llamamiento a sumarse a las entidades constitucionalistas en Cataluña para frenar al independentismo. 

Ahora en Portada 

Comentarios