Miércoles, 01.04.2020 - 07:38 h

UGT y CCOO advierten de que la huelga no es el punto y final del conflicto

Madrid.- Los sindicatos lanzaron hoy la advertencia al Gobierno de que la huelga general de mañana no pondrá punto final a las movilizaciones de los trabajadores si no rectifica sus políticas económicas y sociales.

UGT y CCOO advierten de que la huelga no es el punto y final del conflicto

Madrid.- Los sindicatos lanzaron hoy la advertencia al Gobierno de que la huelga general de mañana no pondrá punto final a las movilizaciones de los trabajadores si no rectifica sus políticas económicas y sociales.

Los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez, y de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, intervinieron en la Universidad Complutense de Madrid en el último acto público antes de la huelga general y se mostraron convencidos de que este paro lo van a ganar los sindicatos.

Entre aplausos y gritos alentando la huelga general, Toxo avisó de que la jornada de paro no será "la estación término de nada" ya que dependerá de cómo actúe el Gobierno.

El líder de CCOO afirmó que la alternativa al gobierno socialista puede ser otro gobierno socialista" y recomendó al Ejecutivo que "mire a la izquierda" del Congreso a la hora de pactar.

También Méndez hizo hincapié en la necesidad de que el Ejecutivo cambie sus políticas y dijo que si en algo es experto el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, es en rectificar.

"A nosotros no nos van a amedrentar ni distraer", aseguró Méndez, quien subrayó que los sindicatos van a la huelga sabiendo que es un ejercicio democrático fundamental para ganar el futuro "o al menos para que el futuro no sea peor que el presente".

Ambos dirigentes también arremetieron contra el presidente de la patronal, Gerardo Díaz Ferrán, quien alertó de que los piquetes informativos se conviertan en coactivos y dijo que el éxito de la huelga depende de los piquetes y de los servicios mínimos.

Toxo defendió los piquetes informativos porque tienen "su función" y aseguró que cumplirán con ella, frente al "piquete del miedo" de empresarios sin escrúpulos, que no tienen reparos en cerrar empresas, despedir a los trabajadores y poner a salvo sus inmensas fortunas.

"Que se lo pregunten a Marsans, Air Comet y otras empresas. Ese es el verdadero piquete del miedo", afirmó.

También Méndez aseguró que los sindicatos acatarán los servicios mínimos mañana, pero advirtió de que si se produce algún tipo de incidentes no será responsabilidad suya sino de los que pretenden cercenar el derecho a la huelga, imponiendo servicios mínimos abusivos.

En el mismo sentido se manifestó el secretario general de UGT en Madrid, José Ricardo Martínez, quien adelantó que los sindicatos no cumplirán los servicios mínimos no pactados ni acordados y no se podrán responsabilizar ni de su cumplimiento ni de las consecuencias.

El Gobierno expresó su respeto tanto al derecho a la huelga como al que tienen los ciudadanos a acudir mañana a su puesto de trabajo, y aseguró que no entrará en una guerra de cifras con los sindicatos sobre el seguimiento del paro.

En el Palacio de la Moncloa se ha constituido una comisión de coordinación de carácter técnico, presidida por el subsecretario de la Presidencia, Juan José Puerta, que será el órgano encargado de hacer un seguimiento del paro desde su inicio, esta medianoche.

La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, y el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, encabezarán dicho seguimiento mañana desde el complejo de la Moncloa.

Tras el acto celebrado hoy en la Universidad Complutense, los sindicatos ultiman los preparativos de la huelga general con diversas concentraciones de miembros de los piquetes informativos que, en Madrid, empezarán a las 20:30 horas en la Puerta del Sol y terminará a las siete de la mañana.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING