Un centenar de personas se manifiesta en apoyo del joven acusado de malos tratos

  • Jaén.- Un centenar de personas se han manifestado esta tarde en la localidad jiennense de Rus para pedir "justicia" y apoyar a un joven, de 21 años, que se enfrenta a penas que van entre los 14 y los 16 años de cárcel por retener, agredir y amenazar a su ex novia.

Un centenar de personas se manifiesta en apoyo del joven acusado de malos tratos
Un centenar de personas se manifiesta en apoyo del joven acusado de malos tratos

Jaén.- Un centenar de personas se han manifestado esta tarde en la localidad jiennense de Rus para pedir "justicia" y apoyar a un joven, de 21 años, que se enfrenta a penas que van entre los 14 y los 16 años de cárcel por retener, agredir y amenazar a su ex novia.

En la manifestación, que ha recorrido las calles de la localidad, evitando la zona donde vive la joven, han participado familiares y amigos del acusado con pancartas pidiendo "justicia para Juan Carlos", al tiempo que gritaban "justicia sí, venganza no".

Durante el juicio, celebrado el pasado martes en la Audiencia Provincial de Jaén, el acusado, J.C.M.V., se ha declaró inocente de los hechos ocurridos el 18 de octubre de 2009 y dijo que los daños que presentaba su ex novia se los hizo de forma "accidental" cuando en un disputa le dio un empujón y ella se golpeó contra un bloque de hormigón.

Por su parte, su ex novia, de 22 años, declaró que no era la primera vez que la agredía, que habían dejado la relación después de siete años, seis días antes del suceso, porque él le dijo que ya no podían seguir juntos porque ni la quería ni la había querido nunca, que tenía asco de ella y había estado con la que es su actual pareja hasta que se había asegurado la relación.

La chica asegura que el acusado la estaba esperando a la entrada de un pub de Rus, le dio un bofetón y la metió a la fuerza en el coche llevándola hasta el recinto ferial mientras la golpeaba y daba patadas.

Cuando llegaron al lugar dice que se pudo bajar del coche para escapar y que entonces él le dio "un palizón", hasta que aprovechó un momento en el que él iba a coger una navaja del coche para escapar hasta la casa de sus tíos.

A causa de los hechos perdió tres piezas dentales, se le rompieron tres muelas, el maxilar, síndrome cervical postraumático, fractura de espina nasal anterior, perdió audición de un oído, estuvo un mes de rehabilitación y aún continúa en tratamiento psiquiátrico.

El Ministerio Fiscal solicita una pena de catorce años de cárcel por un delito de detención ilegal, dos de maltrato, uno de amenazas y otro de lesiones con los agravantes de aprovechamiento de circunstancias de lugar y parentesco, y la acusación particular pide dieciséis años de cárcel un delito de detención ilegal, ocho de lesiones, dos de amenazas y dos malos tratos.

Mostrar comentarios