Miércoles, 18.07.2018 - 09:03 h
Lo admite ante la Audiencia Nacional

Caso del 3%: un empresario dio 600.000 euros a CDC para poder "entrar en lista"

El ejecutivo ha señalado a los extesoreros del partido y al exgerente de CDC como sus contactos a la hora de realizar las entregas de dinero.

Juez de la Audiencia Nacional, José de la Mata
José de la Mata, el juez de la Audiencia Nacional que está instruyendo el caso. / EFE

Jordi Soler, un empresario catalán imputado en el caso de las mordidas del 3 % de CDC, ha admitido ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata que donó más de 600.000 euros a una fundación vinculada al partido entre 2008 y 2015 porque entendió que de esa forma podría entrar en "la lista" para obtener adjudicaciones públicas. Además, ha señalado a los extesoreros del partido Daniel Osàcar y Andreu Viloca y al exgerente de CDC, Germà Gordó, como sus contactos a la hora de realizar las entregas de dinero.

Según han informado fuentes jurídicas, Soler ha admitido ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata que donó en torno a 664.604 euros a la fundación Catdem entre 2008 y 2015, si bien ha desvinculado dichas entregas de dinero de varias adjudicaciones públicas que obtuvo su empresa.

Además, ha dicho que se acercó a CDC y realizó las donaciones para poder entrar en esa "lista" y ha señalado a los extesoreros del partido Daniel Osàcar y Andreu Viloca y al exgerente de CDC y exconseller de Justicia Germà Gordó (todos imputados) como sus contactos a la hora de realizar las entregas de dinero.

Jordi Soler, administrador único de Grup Soler Constructora y de Electromecánica Soler, empresas que supuestamente donaron dinero a fundaciones de CDC a cambio de resultar adjudicatarias de varias obras, ha admitido que desde fuera de Barcelona existía la impresión de que si no estabas en esa "lista" de empresas no te daban adjudicaciones.

Sin embargo, ha negado que donase dinero a cambio de adjudicaciones concretas y ha dicho que es "casualidad" que varias de las donaciones se hiciesen en días muy próximos a la adjudicación de varias obras públicas a sus empresas.

Ha explicado además que en una ocasión el director general de la empresa Benito Arnó, Joan Albert Arqués, le instó a formar una UTE (Unión Temporal de Empresas) para presentarse a un concurso público porque confiaba en que Gordó podía influir a su favor en la adjudicación, si bien después no resultaron adjudicatarios.

Un extremo que Arqués, que también ha declarado hoy como imputado, ha negado por completo, y ha añadido que nunca ha hablado con Gordó de adjudicaciones públicas. Los investigadores sospechan que Soler mantuvo reuniones periódicas con Viloca que coinciden con momentos previos y posteriores a la adjudicación de varias obras y con entradas de dinero en la cuenta de Catdem, que se atribuyen a donaciones de Soler.

También ha declarado hoy Jordi Durán, apoderado de Urbaser (Grupo ACS), quien ha reconocido que existía un convenio entre la Fundación ACS y Catdem para realizar donaciones entre 2008 y 2010, si bien ha señalado que desconoce los motivos por el que se suscribió.

Según su versión, él era un mero transmisor de información entre Osacar y sus superiores. El juez afirma en un auto que desde una matriz de Urbaser se realizaron donaciones de 210.000 euros a Catdem entre 2008 y 2009, y de 180.000 euros a Forum Barcelona.

Caso del 3%: un empresario dio 600.000 euros a CDC para poder "entrar en lista"

Ahora en portada

Comentarios