Un juez del TSJPV dice que Interior debía probar una segunda intención detrás de las fotos de presos

  • Bilbao.- El presidente de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), Juan Luis Ibarra, ha considerado hoy que si el Gobierno Vasco "intuía" que detrás de la exhibición de las fotos de presos de ETA en las concentraciones de Etxerat "había una segunda intención" debía haberlo probado para que fuera prohibida.

El TSJPV revoca la orden de Interior de prohibir fotos de ETA en los actos de Etxerat
El TSJPV revoca la orden de Interior de prohibir fotos de ETA en los actos de Etxerat

Bilbao.- El presidente de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), Juan Luis Ibarra, ha considerado hoy que si el Gobierno Vasco "intuía" que detrás de la exhibición de las fotos de presos de ETA en las concentraciones de Etxerat "había una segunda intención" debía haberlo probado para que fuera prohibida.

En declaraciones a Efe, Ibarra ha aclarado que la sentencia en la que se revoca la orden de Interior que prohibía que se mostraran imágenes de presos de ETA en los actos convocados por la organización Etxerat en Arrasate-Mondragón (Guipúzcoa) "no autoriza el uso de esas fotos, sino que más bien plantea la contradicción de que debía haberse impedido" la celebración de esos actos.

Ibarra no ha participado personalmente en la resolución de dicho recurso pero avala la sentencia ya que, ha analizado, el Gobierno Vasco había planteado una cuestión "absolutamente novedosa" al permitir unas concentraciones de una organización de apoyo a presos de ETA y autorizar también su lema, pero dictar una limitación a las manifestaciones iconográficas para exhibir fotos de presos.

Esa cuestión "tan particular y compleja debía haberse probado" ya que "no resulta notorio" que manifestarse a favor del acercamiento de presos no vulnere la Ley de Reconocimiento y Protección de las Víctimas del Terrorismo y que, sin embargo, hacerlo con una foto sí pueda ser delito, ha añadido.

La Sala no ha variado "un ápice su postura" sobre la interpretación de lo que puede representar una ofensa a las víctimas del terrorismo, según Juan Luis Ibarra, y ninguno de sus magistrados "tiene ninguna duda de que mostrar esas fotos es un delito", ha asegurado.

Pero, "si el Gobierno Vasco veía una segunda intención detrás de esas fotos debía haberlo probado" y haber argumentado que con ellas "no sólo se reclamaba el acercamiento" de los presos a sus lugares de origen, como exponían los convocantes, sino que además esas imágenes son un homenaje o exaltación a esos terroristas.

Mostrar comentarios