Martes, 18.06.2019 - 05:19 h
Adiós al 'veranillo' 

Una veintena de provincias, en riesgo por viento, lluvia, tormenta o fuerte oleaje

El aviso por precipitaciones se ha activado para las provincias de Guipúzcoa, Navarra, Huesca, Zaragoza, Gerona, Barcelona y Tarragona.

Nubes, tiempo, meteorología
Una veintena de provincias, en riesgo por viento, lluvia, tormenta o fuerte oleaje / EP

Adiós al 'veranillo'. Una veintena de provincias estarán este viernes en riesgo por lluvia, viento, tormentas o fenómenos costeros, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) que espera un cambio de tiempo brusco, con descenso térmico significativo, vientos fuertes y lluvias y tormentas en buena parte de la mitad norte durante este viernes.

Así, el aviso por precipitaciones se ha activado para las provincias de Guipúzcoa, Navarra, Huesca, Zaragoza, Gerona, Barcelona y Tarragona.

Por otro lado, tendrán riesgo por fuertes vientos las provincias de Almería, Granada, Huesca, Zaragoza, Teruel, Albacete, Cuenca, Valencia, Castellón, Alicante, Tarragona, Lérida y Mallorca.

Mientras, el riesgo por fenómenos costeros afectará a Cantabria, Tarragona, Mallorca, Menorca, Granada y Almería.

La AEMET advierte de que el descenso de las temperaturas será notable o extraordinario en el interior peninsular y de que los intervalos de viento fuerte afectarán al este de la Península a los litorales y a las áreas de montaña, con precipitaciones que serán localmente fuertes o persistentes en el País Vasco, Navarra, Aragón y Cataluña.

Asimismo, en el extremo norte y cuadrante nordeste peninsular los cielos estarán nubosos o cubiertos con precipitaciones, que en el País Vasco, Navarra, Aragón y Cataluña podrían ser localmente fuertes o persistentes y acompañadas de tormentas.

La AEMET no descarta tampoco alguna precipitación débil a primeras horas en Castilla y León, en el sistema Central y nordeste de Castilla-La Mancha. Las precipitaciones tienden a remitir durante el día en la Península, con posibilidad de afectar al norte de Baleares.

En el resto del país, por su parte, se prevén cielos poco nubosos aunque con nubes altas. También se podrían producir precipitaciones en forma de nieve a partir de 1.400 a 1.800 metros en las montañas del norte y centro, bajando en la Cordillera Cantábrica a 1.000 a 1.300 metros.

Las temperaturas descenderán de forma generalizada en la Península y en Canarias, excepto en el litoral mediterráneo, donde podrían subir. El descenso de las diurnas será notable a extraordinario en el interior peninsular. En Baleares, sin embargo, no se prevén cambios.

Finalmente, el viento soplará del oeste y del noroeste en la Península y Baleares, con intervalos de intensidad fuerte en litorales, zonas de montaña, tercio este peninsular y Baleares. En Canarias soplarán vientos alisios.

Ahora en Portada 

Comentarios