Uno de los países más pequeños del mundo pide auxilio para no ser engullido por el mar

    • Tuvalu, un pequeño país formado por varios atolones y arrecifes del Pacífico Sur, está amenazado por la subida del mar.
    • El primer ministro tuvaluano ha viajado a Bruselas para pedir apoyo a los líderes europeos ante la próxima Cumbre del Clima.
El calentamiento marino derrite uno de los mayores glaciares de la Antártida
El calentamiento marino derrite uno de los mayores glaciares de la Antártida

El pequeño país de Tuvalu, que agrupa a varios atolones y arrecifes ubicados en la Polinesia con sólo dos metros de media sobre el nivel del mar, teme ser engullido por el crecimiento de los océanos. Su punto más alto sobre el mar sólo alcanza los cuatro metros.

Por este motivo, su primer ministro Enele Spoaga ha viajado a Bruselas con la esperanza de obtener apoyos ante la próxima cumbre contra el cambio climático que se celebrará en París el próximo mes de diciembre.

Se espera que de esta importante reunión salga un compromiso vinculante que reduzca a partir de 2020 la emisión de gases que provocan el efecto invernadero, sobre todo los que provienen de las grandes potencias.Salvar Tuvalu para salvar el mundo

Spoaga ha declarado que "tenemos que salvar Tuvalu para salvar el mundo. ¿Qué futuro tenemos?". Este país es uno de los más pequeños del mundo, con sólo 26 kilómetros cuadrados y unos diez mil habitantes. El primer ministro teme que que calentamiento del planeta superior a los 1,5 grados centígrados pueda ser el detonante de una subida del nivel del mar, en tal caso se verían obligados a organizar un operativo para evacuar a la población a otro territorio.

La elevación de la temperatura media del planeta causa un aceleramiento del deshielo de los casquetes polares y el consiguiente aumento de la cantidad de agua en el mar. De ahí que el Gobierno de Tuvalu necesite lograr un acuerdo en la cumbre de París: "Tenemos que trabajar juntos para salvar la especie humana, el calentamiento global significa la desaparición de mi país", ha dicho el mandatario en su comparecencia.

En 2009, el presidente de Maldivas organizó un consejo de ministros bajo el agua para llamar la atención de la amenaza que supeone para los países insulares el calentamiento global.

A seis metros debajo de la superficie, los ministros ratificaron un tratado pidiendo a otros países que redujeran sus emisiones de gases.

Mostrar comentarios