Lunes, 22.10.2018 - 01:56 h
En Benidorm 

Unos turistas ingleses pagan 100 euros a un indigente para que se tatúe la frente

Los hechos se remontan al pasado mes de mayo, cuando el grupo de turistas se encontró con el indigente, un ciudadano polaco de 34 años. 

InTempo Benidorm (Foto: walkerspain.com)
Unos turistas pagaron a un indigente para que se hiciera un tatuaje. / Walkerspain.com 

Un grupo de turistas británicos que se encontraba en Benidorm (Alicante) para celebrar una despedida de soltero pagó 100 euros a un indigente a cambio de que se dejara tatuar el nombre de uno de ellos, el novio, en la frente. La historia se ha conocido a raíz de que se haya destapado en las redes sociales el inicio de una colecta por parte de la presidente de la Asociación de Comerciantes Británicos de la ciudad, Karen Maling, con el fin de borrarle el tatuaje.

Los hechos se remontan al pasado mes de mayo, cuando el grupo de turistas se encontró con el indigente, un ciudadano polaco de 34 años, de nombre Tomek. Esta persona es conocida en Benidorm y desde Servicios Sociales han confirmado a Efe que tiene problemas con el alcohol.

Al parecer, según ha contado a Efe la propia Karen Maling, esos británicos se aprovecharon de su estado para ofrecerle el dinero a cambio de dejarse hacer el tatuaje. Este, sin embargo, no pudo ser completado debido "al fuerte dolor que le estaba causando" el trabajo del tatuador, una persona cuyo comportamiento por este asunto, al igual que el de los británicos, ha sido criticado y repudiado.

"No entendemos cómo ha podido hacer algo así", ha dicho Maling, cuyo marido también ejerce esta profesión. "Hay que ser responsable, y él no lo fue. Eso da muy mala imagen", ha añadido. Tras conocerse el suceso, Maling ha iniciado en su perfil de Facebook una campaña para recoger fondos con el fin de borrar el tatuaje al indigente.

A mediodía de hoy habían recaudado cerca de 200 euros y calculan que el coste de retirarlo definitivamente puede rondar los 300 euros o más. "Depende de las sesiones necesarias y del dolor que le cause", ha apuntado Maling. Fue el propio Tomek quien le contó lo ocurrido, aunque la ciudadana británica ha precisado que "desde hace dos semanas nadie le ha visto".

"No sabemos dónde está", ha dicho Maling, quien ha acudido a los lugares donde suele acudir o habitualmente duerme, pero no lo ha encontrado. Ahora mismo desconoce "si está en Benidorm". Según su testimonio, tras recibir el dinero por parte del grupo de británicos, "se lo gastó en comida y alcohol" y después se fue a dormir a la playa. "Me dijo que después le atracaron y le quitaron los 17 euros que aún le quedaban", ha añadido.

Maling ha asegurado haberse puesto en contacto con el supuesto novio, Jamie Blake, cuyo nombre figura en la frente de Tomek, aunque éste ha dicho a un periódico inglés que no tiene "nada que ver" y que "fue cosa de sus amigos". Según sus palabras, la víctima de su comportamiento "no vive en la calle". Una afirmación que no comparte Maling, quien ha remarcado: "Yo lo conozco y puedo asegurar que no tiene dónde dormir".

El Ayuntamiento ha abierto una investigación 

Esa misma información ha sido corroborada por la Concejalía de Seguridad Ciudadana, que lo conoce por intervenciones anteriores. Así, el edil de Seguridad, Lorenzo Martínez, ha anunciado que su departamento ha abierto una investigación para aclarar lo sucedido y ha calificado los hechos de "indignantes".

Por su parte, el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, ha explicado que hay constancia de una denuncia y que la Comisaría de Benidorm ha iniciado una investigación. "A buen seguro que la Policía llevará a los responsables ante la Justicia", ha declarado Fulgencio. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios