Viernes, 19.07.2019 - 02:36 h
"No es lo mismo Colau que Maragall" 

Valls arremete contra Cs: "Ahora ya es diferente y pacta con reaccionarios"

"Mi compromiso con los barceloneses ha sido lo único que frenó mi ruptura después de las elecciones andaluzas", ha asegurado en rueda de prensa. 

Manuel Valls en Barcelona
Valls arremete contra Cs: "Ahora ya es diferente y pacta con reaccionarios". / EFE 

"Cuando hace un año me instalé en Barcelona, Ciudadanos era un partido progresista, europeísta y centrado. Poco a poco, aquel partido se fue convirtiendo en algo diferente. Mi compromiso con los barceloneses  ha sido lo único que frenó mi ruptura después de las elecciones andaluzas. Cs se dice liberal, progresista y europeísta pero se ha convertido en el partido que pacta de hecho con una formación antiliberal, reccionaria y antieuropea".

Manuel Valls, cabeza de lista de Barcelona pel Canvi-Ciutadans, que hizo posible la investidura de Ada Colau como alcaldesa de Barcelona, ha arremetido con dureza contra la dirección de CS que pilota Albert Rivera por sus relaciones y acuerdos en la sombra con Vox. 

"No votar a Colau era votar a Maragall y yo no recibo lecciones de los populismos ni en Francia ni aquí", ha afirmado Valls. "Se decidía si se podía evitar lo inevitable, que Barcelona tuviera un alcalde independentista, y es lo que hicimos los tres concejales de Barcelona Pel Cambi. No es lo mismo Colau que Maragall ni las bases de Barcelona en Comú ni sus electores".

Ha garantizado que continuará como concejal en la oposición en Barcelona, aunque sea desde una posición modesta -con él y Eva Parera en su grupo- y ha asegurado que su compromiso sale reforzado de los últimos acontecimientos: "Aspiro a resultar útil a mi ciudad", a Cataluña y al resto de España y Europa.

Valls dice que compartía mucho con Cs pero poco a poco "el partido se fue convirtiendo en un partido diferente", y que en algunos momentos su compromiso con Barcelona fue lo único que le frenó romper con el partido tras las elecciones andaluzas. Ha insistido en que fue un error la foto de la manifestación en la plaza Colón de Madrid con Vox.

"Cuanto peor, peor"

"La estrategia del 'cuanto peor, mejor' es una estrategia equivocada y peligrosa, que además ha dejado huérfanas a todas las personas que el 21-D otorgaron su confianza al mensaje de coraje y firmeza de Inés Arrimadas", ha aseverado Valls, que ha advertido de que esta estrategia no funciona.

"No. Cuanto peor, peor. Es de una enorme irresponsabilidad ir a buscar siempre o esperar lo peor. La tensión y el conflicto sin proponer nunca una alternativa no conducen a ningún sitio", según Valls, que ha avisado de que multiplicar las declaraciones a la prensa no es un proyecto político y ha dicho que la ruptura es por un problema político y no por uno personal con el presidente de Cs, Albert Rivera.

Garantiza que seguirá como concejal 

Ha dicho que muchos de Cs son liberales, progresistas y europeístas, "pero Cs se ha convertido en el partido que pacta de hecho con una formación iliberal, reaccionaria y antieuropea", y ha alertado de que no vale esconderse tras el PP y que cada uno es responsable de sus actos, tanto en Barcelona como en Madrid, ha dicho, y también ha criticado los pactos en Badalona (Barcelona) y Navarra.

"No traje mi compromiso a España para acabar en la lucha para liderar las derechas, para relevar al PP o impidiendo la formación de un gobierno con mayoría constitucionalista en este país. No se puede pintar siempre España en blanco y negro", ha avisado y, preguntado por los medios, ha apostado por que Rivera y Pablo Casado (PP) no dificulten la investidura de Pedro Sánchez (PSOE) para que tenga que buscar apoyos de nacionalistas para ser presidente del Gobierno central.

¿Nuevo partido? 

Ha defendido que es necesaria una puesta al día de la estrategia del constitucionalismo y ha expresado su compromiso en esta tarea y, sobre si prevé crear un nuevo partido político, lo ha descartado en Cataluña pero, al ser preguntado por si lo prevé a nivel de toda España, ha dicho que "es tiempo para la reflexión" pero que este no es ahora el debate.

Ha bromeado con los medios -la periodista que le ha preguntado sobre un nuevo partido ha tenido que atender el teléfono, y él ha dicho que sería una llamada de Rivera-, y ha zanjado al ser repreguntado: "No, está muy claro", tras asegurar que ayudará como concejal en todo lo que pueda a unir el constitucionalismo.

Sobre el lazo amarillo

Está orgulloso de haber impedido que Ernest Maragall (ERC) fuera alcalde, votando a Colau, y ha lamentado que la reelegida alcaldesa volviera a colocar el lazo amarillo por los independentistas presos y ha pedido retirarlo, pero ha añadido: "Ya sabíamos que lo haría. ¿Pero qué no habría hecho Maragall si hubiera conseguido la Alcaldía?"

Ha tachado de intolerables los insultos que se oyeron en la plaza contra Colau y nuevos concejales como él, y ha asegurado que lo que se vivió fue odio organizado del independentismo, que confirmó su decisión de apoyar a Colau, que "ha tenido que probar una medicina que no le es del todo ajena: la de los 'escraches".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios