Jueves, 12.12.2019 - 18:33 h
Prosigue el juicio

La víctima de La Manada en Pozoblanco intentó suicidarse el pasado 27 de agosto

La Fiscalía solicita para los cuatro acusados penas de tres años de prisión por la supuesta comisión de un delito de abusos sexuales.

Vista de la sala de la Audiencia de Córdoba con dos de los cuatro miembros de La Manada, José Ángel Prenda y Antonio Manuel Guerrero. /EFE
Vista de la sala de la Audiencia de Córdoba con dos de los cuatro miembros de La Manada, José Ángel Prenda y Antonio Manuel Guerrero. /EFE

La joven que denunció a los cuatro miembros del grupo de WhatsApp de 'La Manada' por supuestos abusos sexuales en la localidad cordobesa de Pozoblanco habría tratado de quitarse la vida el pasado 27 de agosto, según refleja una prueba pericial que la acusación ejercida por la Asociación Clara Campoamor logró que se incluyese en el juicio. El contenido de dicho informe, tal y como señala El País, será dirimido junto a otros en las sesiones que quedan del juicio.

Los cuatro acusados, Alfonso Jesús Cabezuelo, José Ángel Prenda, Antonio Manuel Guerrero y Jesús Escudero, se negaron a declarar ante el juez que admitió la prueba de vídeo que dio origen a la investigación del caso.

Ratifica con "contundencia"

Este martes, como han explicado fuentes de la acusación particular, la víctima ha declarado tras una mampara para no tener contacto visual con los acusados y ha ratificado la declaración que hizo ante el juez instructor y los agentes policiales que investigaron los hechos.

Las fuentes han asegurado que la chica ha contestado a las preguntas de todas las partes y ha dejado claro que en ningún momento dio su consentimiento para que se le grabaran imágenes de los hechos. 

Según ha expresado su abogado, Blas Arévalo, la joven ha coincidido en la declaración que ha ofrecido desde la Instrucción y "en ciertas preguntas ha dado muestras y síntomas que pueden ser de una persona que ha sufrido este tipo de violencia".

También, ha comentado que ella no recuerda si pudo ser intoxicada y "no denunció, porque no recordaba, estaba dormida, no sabía concretamente qué había pasado, pero cuando tuvo conciencia sí que denunció".

La acusación particular pide penas de dos años y seis meses de cárcel, órdenes de alejamiento por cinco años y un año de libertad vigilada por la supuesta comisión de delito continuado de abusos sexuales; así como cuatro años y tres meses de cárcel por delito contra la intimidad. También, reclama indemnización de 3.600 euros por las lesiones sufridas y 80.000 euros por el daño moral ocasionado.

Por su parte, la Asociación Clara Campoamor con la letrada Patricia Catalina, ha solicitado las mismas penas que la representación de la joven. Y la defensa pide la absolución al considerar que "no existe delito".

Mientras, la Fiscalía solicita para los cuatro acusados penas de tres años de prisión por la supuesta comisión de un delito de abusos sexuales hacia la joven, cuatro años más por otro delito contra la intimidad y para uno de ellos, el último conductor, una multa de 720 euros por supuestamente causar lesiones leves.

El Ministerio Fiscal también pide para la víctima como responsabilidad civil una indemnización conjunta y solidaria que deberán pagar los acusados de 4.500 euros por su curación y 6.000 más por los daños morales causados, según ha informado la Fiscalía Superior de la Comunidad Autónoma de Andalucía, en base al escrito de calificación provisional.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING