Miércoles, 20.03.2019 - 11:10 h
Insiste en un cierre en falso del atentado

Villarejo pide desclasificar el caso BBVA para probar su relación con el 11-M

Dice que los documentos servirán para desvelar "la verdadera trama" detrás de los ataques y su "aún no señalada autoría intelectual".

A Villarejo se le ha denegado repetidamente la puesta en libertad (Foto: EFE)
Villarejo pide desclasificar el caso BBVA para probar su relación con el 11-M. / EFE 

El comisario jubilado José Manuel Villarejo ha pedido oficialmente al juez del caso Tándem, José Manuel García Castellón, que solicite autorización al Consejo de Ministros para desclasificar todo el material que obra en la pieza secreta sobre el encargo de espionaje del BBVA. Como ya apuntó en su última declaración judicial, el objetivo es vincular esta encomienda concreta con los atentados del 11-M, de los que dice que todavía no se conocen los verdaderos "autores intelectuales".

En un escrito dirigido a los medios de comunicación, el principal acusado del caso Tándem apunta que en los documentos incautados por los investigadores "se señala qué Estado diseñó el protocolo de actuación del atentado del 11 de marzo de 2004, produciendo una ejecución a través de una muy bien estudiada operación de inteligencia cuyo fin último era condicionar -como así ocurrió- las maleables actitudes y el volátil comportamiento del votante español", apuntando de esta manera a la existencia de una complot relacionado con el cambio de Ejecutivo que se produjo tras los mayores atentados sufridos en la historia del país.

En el escrito, Villarejo sigue sosteniendo que existe una campaña dirigida contra su persona y orquestada desde la cúpula del CNI, dirigido por Félix Sanz Roldán, y por ello señala que llegará "hasta el final" de cara a esclarecer las causas y consecuencias del atentado terrorista que se cobró la vida de 191 personas. Al respecto, explica que puede probar que los servicios de información dejaron de seguir pistas fundamentales para poder descubrir quiénes planearon el 11-M y arremete también contra el PP, el partido el Gobierno entonces, y contra el PSOE por carecer de "voluntad política" para conocer los que, a su juicio, son los verdaderos artífices de estos hechos. 

"Ni los responsables del PP estuvieron realmente interesados en conocer cómo se orquestó el atentado, que cambió los resultados de las elecciones del 2004, ni menos aún los del PSOE, que inmediatamente y tras alcanzar el Gobierno, dejaron de tener la urgencia en investigar lo que habían demostrado los aciagos días 11, 12 y 13 de marzo de 2004", dice Villarejo, quien, pese a las duras acusaciones contra las formaciones políticas y los servicios de inteligencia, no aporta más detalles al respecto.

Es más, vuelve a aludir a su papel como agente secreto y asegura que "nadie" quiso adentrarse en toda la documentación que dice que obtuvo y que estaría en manos del Ministerio de Interior y "con toda seguridad", en los archivos secretos del CNI. Al respecto insiste en que la parte relativa a esta investigación que obra en el sumario del caso Tándem no la ha aportado él y que estos documentos que ahora pide desclasificar "servirán para desvelar ante los ciudadanos la verdadera trama detrás del atentado y aún no señalada (ni siquiera mediante sentencia judicial) la autoría intelectual".

"Desaparición de ingentes cantidades de dinero"

Sí muestra su total disposición a prestar declaración ante el magistrado al frente del procedimiento en el marco de esta pieza relativa al encargo de espionaje que hizo la cúpula del BBVA a la empresa del comisario jubilado -Cenyt- para frenar los intentos de Sacyr de entrar en el capital del banco. "Sean desclasificados o no los documentos solicitados, se cuente o no autorización para poder revelar la identidad de los miembros del CNI con los que mantuve relación profesional, así como todo lo concerniente a su estructura económica, y a la desaparición de ingentes cantidades de dinero, estoy dispuesto a declarar sobre ello", ha dicho.

En su interrogatorio en la Audiencia Nacional el pasado 21 de enero cuando fue citado a declarar por su implicación en el operativo de espionaje a Luis Bárcenas, Villarejo intentó hacer mención a este asunto determinado, tal y como recuerda en su escrito, en el que dice que declaró lo que pudo "a pesar de la oposición de los fiscales". La negativa de Anticorrupción responde a que, aunque fue interrogado sobre estos hechos en la pieza relativa al encargo del BBVA, se trata de un material secreto y que exige de desclasificación previa para poder referirse al mismo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios