Viernes, 13.12.2019 - 03:12 h
Ya cuenta con unos 54.000 inscritos

Vox hace caja: casi cuadruplica en un año sus afiliados... que pagan 9 euros al mes

El partido se Santiago Abascal sumó 3.000 nuevos simpatizantes en la semana de la campaña electoral y 357 solo en la noche del 10-N.

Vox hace caja con 3.000 nuevos afiliados en una semana: 357 en la noche electoral
Vox hace caja con 3.000 nuevos afiliados en una semana: 357 en la noche electoral / Vox

Vox ya tiene 53.985 afiliados. La cifra se corresponde con el último dato registrado por la formación que más ha crecido en las elecciones generales del 10 de noviembre. Los 52 diputados conseguidos tienen detrás un sólido batallón de simpatizantes que pagan 9 euros cada mes (jubilados, estudiantes y parados abonan la mitad). El partido está batiendo todos los récords y sumando día a día más recursos económicos que le hacen encarar la próxima legislatura en una mejor situación que la de sus competidores.

Cada semana, cada día, cada hora Vox suma más y más afiliados. El 28 de abril rozaban los 42.000 y seis meses y medio después están a punto de superar los 54.000. La última semana fue "una auténtica locura", según describen fuentes internas. Antes del debate a cinco del lunes 4 de noviembre tenían registrados 51.000 afiliados, por lo que en la semana de campaña la cifra ha aumentado a un ritmo de más de 420 nuevas altas al día. Todos estos datos son los oficiales de la formación 'verde'.

La página de altas de afiliados de Vox sufrió un alta actividad durante la noche electoral del pasado domingo. En apenas unas horas se afiliaron 357 personas, algo inédito para un partido que apenas hace cinco años veían como Santiago Abascal tenía que dar un mitin subido a un banco de la calle megáfono en mano. Son cifras, en definitiva, nunca vistas en un partido y que ya les hacen superar los datos de inscritos que pagan su cuota de otras formaciones, como Ciudadanos (PP y PSOE no ofrecen sus datos concretos). 

¿Por qué esta 'locura' por afiliarse a Vox? Fuentes de la dirección lo explican así: "Los debates televisados y una campaña centrada en las redes sociales ha hecho llegar nuestro mensaje sin distorsionar a millones de españoles". Vox también presume de haber sabido identificar los problemas de una parte de la población y saber aportar soluciones. Esta estrategia ha provocado que en menos de un año, desde las elecciones andaluzas de diciembre de 2018, la formación de Abascal haya disparado un 260% la cifra de simpatizantes que pagan religiosamente su cuota. En ese momento tenían 15.000 y este mismo martes tienen previsto superar los 54.000.

Esta situación provoca que Vox vaya a afrontar la legislatura en una situación económica privilegiada. Ningún partido tiene las cuentas saneadas como el de Santiago Abascal: disparando sus ingresos y sin deudas con entidades bancarias. Solo PSOE y PP superan en ingresos electorales a Vox, pero ambos han tenido que recurrir a préstamos, tanto públicos como privados, para pagar los gastos de sus campañas. Vox se ha autofinanciado con ingresos propios de cara a este 10-N, como ya hizo en el 28 de abril. Además, la formación cuenta con una importante capacidad de respuesta de cara a peticiones de fondos, como ha demostrado en varias campañas de recaudación puntuales.

Vox tiene que hacer público a final de año su situación económica. Hay que remitirse, por tanto, a su último balance correspondiente a 2018 para conocer cómo se encuentran sus fianzas. En ese documento ya se podía ver el avance, acumulando a cierre de ese año un patrimonio neto de 1.164.550,89 euros (casi diez veces más que los 119.367,07 euros de 2017). El año pasado las cuotas de los afiliados, que suponen el 66% de los ingresos de la formación, sumaron más de 831.000 euros. Y las de los no afiliados, conocidas como donativos de 5, 10 ó 50 euros, alcanzaron un todal de 459.801,20 euros, un 33% de sus ingresos.

El dato

Estricto control de los afiliados

Vox siempre ha querido realizar un estricto control de sus afiliaciones y ha 'limpiado' sus registros de quienes no pagan sus cuotas. Abascal tomó esta decisión para evitar registros hinchados, con afiliados que no pagan, como le ha ocurrido históricamente al PP. Así, Vox da a sus militantes que pagan esos 9 euros un mes de margen. En el segundo mes les envía un correo electrónico y en el tercero se pone en contacto por teléfono ante el impago. El siguiente paso es que ese afiliado pase a formar parte del listado de "simpatizantes", que cuenta con más de 100.000 personas.

En 2018 ingresó 1.558.153,52 euros y gastó 999.217,68 euros, por lo que el ahorro que obtuvo el año pasado alcanzó los 558.935,84 euros. Y en 2019 esperan batir todos los récords. Esta situación financiera está permitiendo al partido incrementar de forma progresiva su plantilla de trabajadores (ahora cuentan con unos 60 empleados) y alquilar una nueva sede a razón de 25.000 euros al mes.

En el nuevo cuartel general de Vox se van a poder desarrollar sus cursos de formación para dirigentes tanto locales como autonómicos y nacionales. Muchos de ellos van a llegar a las instituciones sin prácticamente experiencia política previa, por lo que van a ser instruidos en asuntos como organización, propaganda o comunicación pública, explicó el secretario general. Es el mejor momento para el partido de Abascal.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING