Domingo, 29.03.2020 - 19:49 h
De cero a 52 diputados

El año de Vox: 56.786 afiliados, ficha una firma de cazatalentos y se profesionaliza

El partido liderado por Santiago Abascal consigue elevar en un 177% su número de 'socios' que pagan, en su mayoría, una cuota de 9 euros al mes.

Santiago Abascal
El año de Vox: 56.786 afiliados, ficha una firma de cazatalentos y se profesionaliza. / EFE

El pasado 2019 ha sido el año de la explosión de Vox a nivel nacional. De cero a 52 escaños en el Congreso, tres eurodiputados, decisivos para formar gobiernos en Madrid y Andalucia... Y ganadores de unas generales en Murcia. Son solo algunos de los éxitos de una formación que hace apenas doce meses contaba con una infraestructura mínima y se convirtió de la tercera fuerza política el pasado 10-N. Sus finanzas, además, están saneadas y con un incremento notable de afiliaciones.

Hace apenas un año en los archivos de Vox se contabilizaban 20.500 afiliados. Hoy esa cifra es mucho mayor: 56.786 ciudadanos, según los datos internos a los que ha tenido acceso La Información, que pagan una media de 9 euros al mes. El incremento es del 177%. El partido dispone de una tarifa especial para estudiantes, jubilados, parados y personas en situación de precariedad, pero según la mayoría de nuevas altas son de personas con disponibilidad e interés, en principio, para poder aportar los algo más de 100 euros anuales a la formación.

Este incremento de afiliados, sumado a las aportaciones que va a recibir el partido por su representación en los diferentes parlamentos, hace que Vox arranque 2020 en superavit. El partido tiene previsto hacer público en los próximos días sus cuentas económicas correspondientes a 2019 y en ellas se reflejará un balance positivo. 2018 ya lo cerraron en números negros, acumulando un patrimonio neto de 1.164.550,89 euros (casi diez veces más que los 119.367,07 euros de 2017).

Vox es ya un partido profesionalizado, con una sede de cuatro plantas en la madrileña calle Bambú (el alquiler ronda los 25.000 euros). Y con músculo. En diciembre de 2018, cuando el partido logró 12 diputados en Andalucía, tenía más parlamentarios que trabajadores. Ahora esa cirfra de empleados se ha incrementado notablemente y supera los 50 profesionales en nómina. Todo se ha hecho "con precaución", dicen en la formación.

Lo mismo en el grupo parlamentario en el Congreso. Son 52 pero hasta hace muy poco no han dado el visto bueno a nuevas contrataciones. Pensaban que la legislatura anterior iba a durar poco y no contrataron asistentes en el periodo intraelecciones. Un dato: con los 24 diputados que lograron en las generales del 28 de abril tenían derecho a disponer de 20 asesores pero solo contrataron a cuatro. 

Ahora, ante esta legislatura, Vox ha comenzado un ambicioso proceso de contratación de personal. Para ello ha echado mano de una empresa de cazatalentos, que les está ayudando en la selección de asesores económicos, jurídicos, asistentes técnicos, administrativos... Todo con el objetivo de profesionalizar el equipo que trabajará en el Congreso durante los próximos años. 

Vox también ha puesto especial énfasis durante 2019 en formar a sus representantes. Muchos no tienen experiencia política por lo que han tenido que pasar por los talleres de preparación en oratoria o técnica parlamentaria, entre otros aspectos. De los 52 diputados conseguidos 29 no habían pisado antes una sede parlamentaria. En estos cursillos se eles explica, por ejemplo, que en una proposición no de ley, cómo funciona el trabajo en comisiones o los plazos para presentar sus iniciativas o preguntas escritas al Gobierno.

Un último detalle sobre Vox. En los últimos días el Congreso ha habilitado una serie de despachos al partido de Santiago Abascal para instalar a sus 52 diputados. Así, PSOE y PP han pactado repartirles entre la primera y la segunda planta del palacio, divididos. Mientras, el PP se muda a la sexta planta. Es una decisión que llega tras enviar a la mitad de sus representantes al 'gallinero' del hemiciclo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING