Zapata. El gobierno cree que es “una dimisión a medias” y reclama también la de soto


El Gobierno de Mariano Rajoy considera que la dimisión del concejal de Cultura y Deporte del Ayuntamiento de Madrid Guillermo Zapata es “una dimisión a medias” porque no ha renunciado a su acta de concejal y reclama, además, que también dimita el concejal de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto, Pablo Soto.
Así lo aseguró el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, en un encuentro informativo en el Palacio de la Moncloa al ser preguntado por las responsabilidades de los dirigentes de Ahora Madrid tras la publicación de tuits ofensivos por parte de ambos.
“Es una dimisión a medias porque no ha dejado su acta de concejal”, lamentó Ayllón para advertir de que en la rueda de prensa de Zapata ha visto “más excusas que disculpas”. A este respecto, apuntó que “más preocupante" que el hecho de los tuits es "la actitud de los tuits y la rueda de prensa en general”.
En este sentido, Ayllón amplió la petición de responsabilidades a Soto. “También conocemos las de Soto y no entiendo que sea concejal de Participación Ciudadana una persona con esas opiniones”, afirmó en línea con la petición de responsabilidades realizada por el PP que llegaría hasta la petición de su acta de concejales.
EL DISCURSO DE LA FELICIDAD
También como desde Génova y desde el PP de Madrid, el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes insistió en pedir responsabilidades al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, por el caso de Zapata y Soto.
“Lo que más sorprendente me ha resultado es el PSOE, cuando escucho a Pedro Sánchez, es que dijera que (los tuits) eran indignos porque Zapata ha sido un rato concejal de Cultura porque lo ha decidido (Manuela) Carmena y (Antonio Miguel) Carmona, Carmona y Carmena”, dijo en referencia al apoyo del PSOE a la investidura de la candidata de Ahora Madrid.
Ayllón reprochó que Zapata haya tenido responsabilidad de gobierno “porque Sánchez se ha apuntado al discurso de la felicidad”. “Cuando uno pierde el norte lo pierde todos los días y a todas las horas”, afirmó.
“La dimisión no es tanto por lo que piensa, sino porque todos los demás nos hemos dado cuenta de cómo piensa”, incidió para asegurar que, teniendo en cuenta la brevedad de su cargo, no cree que la política del Ayuntamiento de Madrid se vaya a ver “trastocada”.

Mostrar comentarios