Zapatero apoya las reformas democráticas y la libertad pero siempre por vía pacífica

  • Zaragoza (España).- El presidente del Gobierno español, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, defendió hoy que los países árabes en los que se están registrando protestas en las últimas semanas logren "reformas democráticas, libertad, progreso y justicia social", pero siempre mediante "cambios pacíficos".

Zaragoza (España).- El presidente del Gobierno español, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, defendió hoy que los países árabes en los que se están registrando protestas en las últimas semanas logren "reformas democráticas, libertad, progreso y justicia social", pero siempre mediante "cambios pacíficos".

Zapatero se refirió a los "momentos trascendentales" que atraviesan varios países árabes, sin citar a ninguno en concreto, en su intervención en un acto político del Partido Socialista en la ciudad española de Zaragoza (noreste).

Para esos países "amigos", continuó, hay que desear lo mismo que para nosotros: "reformas democráticas, libertad, progreso y justicia social".

"Queremos los cambios pacíficos y queremos y nos comprometemos a que la UE dé un respaldo de futuro a esos cambios y que nuestros vínculos y nuestro apoyo al desarrollo de las aspiraciones de los jóvenes y de las oportunidades de empleo estén también presentes en las políticas de la Unión Europea", añadió.

A su juicio, se trata de cambios de gran calado y, ante ellos, el compromiso de España ha de ser "claro y rotundo".

También pidió que haya un apoyo en esa dirección por parte de todas las fuerzas políticas españolas para lograr una "transición pacífica en los países que están viviendo convulsiones tan serias y que están costando vidas humanas".

Por otra parte, un centenar de egipcios se concentraron hoy frente a la Embajada de Egipto en Madrid en solidaridad con las protestas que se están registrando en su país y para exigir reformas democráticas y el fin del régimen del presidente Hosni Mubarak.

En la protesta se corearon consignas en árabe y en castellano, como "Dictadura asesina", "Mubarak vete ya" o "Egipto libre", al tiempo que se pisotearon fotos del presidente egipcio, que lleva en el poder desde 1981, y carteles con su nombre tachado.

Entre los participantes estaba el conocido cantante egipcio Alí Al Hagar, que se encuentra en Madrid para una operación quirúrgica y que aseguró a los medios de comunicación que llevaba treinta años esperando que su pueblo tuviera la "valentía" de salir a las calles y ese momento ha llegado ya.

Muy emocionado, lamentó no estar ahora con todos sus amigos y otros artistas en la plaza cairota de Tahrir, epicentro de todas las protestas políticas contra el régimen.

Mostrar comentarios