Zapatero arremete contra las agencias de calificación

  • El presidente del Gobierno ha pedido que no se vea a las agencias de rating como "oráculos financieros" y alertó de que en ocasiones sus informes son "exagerados", tienen "poca credibilidad y seriedad". Estas palabras de José Luis Rodríguez Zapatero llegan después de que hace una semana Standar & Poor´s advirtiera sobre la elevada deuda española y la estabilidad de Grecia, lo que provocó un desplome de las bolsas.
Beatriz Toribio
Beatriz Toribio

El presidente del Gobierno acudía hoy al Congreso a presentar las que serán las prioridades de la Presidencia española de la Unión Europea, que comienza el próximo mes de enero. Pero el debate, al final, se ha centrado en la situación económica y José Luis Rodríguez Zapatero no ha desaprovechado la oportunidad para responder a las agencias de calificación como Standar & Poor's, que la semana pasada alertaba de los riesgos que presenta la elevada deuda pública española.

Según Zapatero, los informes de estas agencias"tienen poca credibilidad y seriedad" en muchas ocasiones y ha pedido que no se las "acojan como oráculos financieros" visto que no supieron predecir la crisis internacional que "hemos vivido". "Tengamos la capacidad como Gobierno de tener en cuenta nuestras propias valoraciones, porque se puede tender a la confusión", ha explicado.

En este sentido, ha destacado que el pasado Consejo Europeo se lanzó un mensaje "muy contundente"sobre este tema ante los mensajes lanzados por dichas agencias sobre la situación de Grecia. Según Zapatero, los 27 países de la UE respaldaron la "solvencia" de Grecia y "la política económica del Gobierno para reconducir sus problemas de déficit y deuda".

Zapatero alertó de que "determinados análisis exagerados" pueden tener un gran impacto en la "solvencia y estabilidad" de muchos países europeos.

Objetivos de la Unión Europea

Poner en marcha el Tratado de Lisboa, afianzar la recuperación económica, reforzar el papel de la UE en la escena internacional, luchar contra el cambio climático y afianzar los derechos y libertades de los europeos serán las prioridades de la Presidencia española. Pero de todos estos temas, la "mayor responsabilidad" de España en esta cuarta ocasión en la que preside la UE será impulsar una mayor coordinación en el seno de la UE para "afianzar la recuperación económica, para promover una etapa de crecimiento, para volver a crear empleo y para mantener los niveles de protección social", ha dicho José Luis Rodríguez Zapatero.

En resumen, ha dicho el presidente, durante la Presidencia europea "tenemos que impulsar una nueva política económica de la UE con mayúsculas" gestionando las "estrategias de salida de la crisis" al mismo tiempo que se producirá una "retirada progresiva de los apoyos del sector financiero y  de los estímulos fiscales". Ya que, otra prioridad será recuperar "el equilibrio de las cuentas públicas". Y es que el  presidente del Gobierno se ha comprometido de nuevo a cumplir con los criterios de control del déficit público de la UE en los plazos establecidos.

Rajoy apela al 'Maestro Ciruela'

Mariano Rajoy considera que es difícil que el presidente del Gobiernopueda dar ejemplo de cómo solucionar la crisis económica europea,cuando no sabe solucionar los problemas de la economía española. "Cuando me lo imagino en esta situación me viene a la memoria aquello que cantaban los niños sobre el maestro Ciruela, que no sabía leer y puso una escuela. Imagino la cara que pondrán sus interlocutores cuando usted intente convencerlos de que hagan en su país lo que usted no ha sido capaz de hacer en España: afrontar las reformas estructurales necesarias, controlar el gasto público, realizar políticas austeras, transmitir confianza y seguridad", ha dicho Mariano Rajoy durante su intervención.

Con estas palabras el líder de los populares ha censurado la política de gasto del presidente del Gobierno para paliar los efectos de la crisis económica, ya que se han disparado los niveles de deuda y de déficit públicos. Pero, según su explicación, en el debate sobre el resultado del último Consejo europeo, Zapatero, como presidente semestral de la UE, tendrá que esforzarse por recuperar los límites de déficit fiscal estipulados en el Pacto de Estabilidad de la UE, y sobre ello tendrá que "predicar y convencer".

El líder del PP ha centrado su intervención en "la posición incómoda" con la que el Gobierno español se dispone a asumir la Presidencia rotatoria de la Unión. Para ahondar en ello, Rajoy ha comparado la situación en la que, a su entender, España asumió semejante posición por última vez, en 2002, con el PP en el Ejecutivo.

Sentar un buen precedente

Zapatero también ha dicho que es "muy consciente" del valor de que Españasiente un "buen precedente" en la colaboración que a partir del 1 deenero ha de producirse entre la presidencia rotatoria y las nuevasfiguras institucionales, esto es, el presidente permanente del ConsejoEuropeo y la Alta Representante de Política Exterior.

El Tratado de Lisboa implica algunos cambios en el funcionamiento delas instituciones comunitarias, entre ellos la presidencia de lascumbres de jefes de Estado y de Gobierno, que ejercerá Van Rompuy y noRodríguez Zapatero. Dado que Lisboa entró en vigor el pasado 1 dediciembre corresponderá a España aplicar las modificaciones en elsemestre en que estará al frente de los trabajos.

Mostrar comentarios