Lunes, 01.06.2020 - 05:26 h
Su relación con el presidente viene de tiempo atrás

Zapatero, el mediador que ha puesto de acuerdo a Rajoy y Sánchez para Cataluña

El expresidente está intercediendo para que los dos principales partidos actúen unidos frente a los independentistas.

José Luis Rodríguez Zapatero.
José Luis Rodríguez Zapatero.

El expresidente José Luis Rodríguez Zapatero está ejerciendo un papel destacado y desconocido para la mayoría de la opinión pública en el conflicto catalán. El leonés está actuando de discreto mediador entre las partes enfrentadas y también entre el llamado bloque constitucionalista. Su actuación, como ya ocurrió en Venezuela al actuar de nexo entre el régimen chavista y la oposición, está siendo satisfactoria, por el momento.

El trabajo de mediación que está desarrollando Rodríguez Zapatero es doble, según confirman a La Información fuentes tanto del entorno del expresidente como del actual jefe del Ejecutivo. Por un lado, ha facilitado que el Gobierno de Mariano Rajoy y el nuevo PSOE de Pedro Sánchez actúen unidos para hacer frente al órdago de los independentistas. Y, por otro, está intentando con gestiones personales que la Generalitat ceda y no continúe adelante en su deriva secesionista al margen de la ley.

"Zapatero tiene mucho capital político y es una de las personas que puede convencer a Puigdemont y Junqueras para que vuelvan a la legalidad", asegura un antiguo colaborador en Moncloa del expresidente que prefiere no precisar quién o quiénes son los interlocutores del socialista.

En relación a la labor de mediación entre Rajoy y Sánchez, fuentes cercanas a Presidencia del Gobierno admiten que Zapatero "ha movido hilos" para conseguir que ambas partes actúen de manera consensuada en un asunto de Estado como es la crisis catalana. No hay que olvidar que la relación entre ambos líderes no era precisamente buena durante la primera etapa de Sánchez en Ferraz cuando, por ejemplo, ni siquiera quiso tomar café en Moncloa el día siguiente a las elecciones del 20 de diciembre de 2015. Sin embargo, lo que antes era frialdad ahora es cordialidad, como demuestra que el socialista visitara a Rajoy en su despacho la noche posterior a la declaración de Puigdemont en el Parlament.

Personas que comparten actividades con Zapatero aseguran que las llamadas telefónicas entre el actual presidente del Gobierno y su sucesor son habituales. "Yo mismo he visto cómo se han llamado", asegura un amigo personal del leonés. En Moncloa, por su parte, también comentan que la relación es tan cercana que Zapatero ha logrado superar a Alfredo Pérez Rubalcaba como persona de confianza de Rajoy en el socialismo. No hay que olvidar que el líder del PP y el exsecretario general del PSOE vivieron juntos la abdicación del Rey Juan Carlos y el final de la actividad armada ETA, entre otros acontecimientos importantes.

La estrecha relación entre Rajoy y Zapatero se remonta a los tiempos en que uno era el inquilino de La Moncloa y otro lideraba la oposición. Ambos pactaron la reforma del artículo 135 de la Constitución, de forma que cuando el de León abandonó el Gobierno y pasó a ser ex ya tenían mucho camino andado. La sintonía ha llegado a sobrepasar lo profesional para entrar en el terreno personal. Por ejemplo, un colaborador cuenta que cuando un joven agredió a Rajoy en Pontevedra durante la campaña electoral de 2015 una de las primeras llamadas que recibió fue la de su predecesor. Incluso, ambos conocen a sus respectivas mujeres y suelen enviarse "recuerdos" para ellas cuando hablan por teléfono.

La situación catalana no siempre ha unido a Rajoy y Zapatero. En el pasado, el líder del PP lideró una recogida de 4 millones de firmas contra el Estatut que se aprobó durante el mandato del socialista. Era mayor 2006 y el actual presidente del Gobierno solicitaba en el Congreso la celebración de un referéndum, pero en toda España: “Señorías, ante una demanda tan legítima, tan en razón, con un respaldo tan vigoroso, no podemos ni siquiera imaginar que un Gobierno democrático se oponga y la rechace”. Y añadió: “Esta es la voz de los ciudadanos, señorías, y es muy fácil escucharla y conviene hacerlo”.

Respecto a la actual situación en Cataluña, las últimas declaraciones públicas de Zapatero datan del pasado día 3 cuando afirmó que el "orden lógico" para solucionar el conflicto pasa por un "debate en el Congreso y también en el Parlament" con todas los partidos. "La cultura política nos enseña que todos los buenos productos políticos son fruto de acuerdos", añadió el expresidente del Gobierno. Sobre el Estatut dijo que "pudo ser más y no fue, fue una sentencia que me contrarió pero quiero vivir en un país en el que se respeten los valores de la convivencia".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING