Sábado, 16.02.2019 - 13:27 h
En una carta dirigida a su mujer

Zaplana niega haber cobrado comisiones y afirma: "Es imposible que me fugue"

"Puedo afirmar que jamás cobré comisión alguna por unas adjudicaciones públicas y jamás distraje una peseta de las administraciones públicas", dice.

El expresidente de la Generalitat Valenciana, Eduardo Zaplana. / EFE
El expresidente de la Generalitat Valenciana, Eduardo Zaplana. / EFE

El expresidente de la Comunidad Valenciana y exministro Eduardo Zaplana ha negado en una carta remitida a su esposa haber cobrado comisiones, y ha afirmado que es "imposible" que pueda fugarse de España porque sería una "indignidad", ya que es "inocente".

En un comunicado remitido a la Agencia Efe por su mujer, Rosa Barceló, el expresidente valenciano afirma: "Soy inocente porque no he sido juzgado tal y como reconoce nuestro ordenamiento jurídico, aunque no sea libre por estar sometido a prisión preventiva".

Zapalana declara tener el "convencimiento absoluto" de no ser responsable de los hechos de los que se le acusa: "Puedo afirmar que jamás cobré comisión alguna por unas adjudicaciones públicas y jamás distraje una peseta o un euro de las administraciones públicas a las que serví", asevera.

Tras asegurar que "desconoce" el contenido del sumario al estar declarado secreto por la titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia, insiste en su inocencia "por el "convencimiento absoluto de no ser responsable de los hechos".

Sobre el hecho de seguir en prisión para evitar la destrucción de pruebas y el riesgo de fuga, Zaplana replica: "No sé qué prueba puedo destruir después de siete meses de privación de libertad, ni quién se puede plantear seriamente que en mis condiciones me vaya a fugar de mi país".

Afirma, además, que es "imposible" su fuga, no solo por sus "dependencias médicas y arraigos evidentes", sino por que "bajo ningún concepto" permitiría que su "concepción del honor personal" y el legado que deja fuera de tal "indignidad".

El exdirigente del PP afirma que "siempre" ha "concebido y defendido una justicia y unos cuerpos policiales equilibrados, neutrales y con controles. Que hagan justicia sin necesidad de destruir a las personas y su entorno".

Zaplana, en prisión incondicional desde el pasado 24 de junio, recuerda que la investigación que le atañe comenzó en 2015 y se pregunta cuántos años hacen falta para instruir un asunto contra una persona.

Cuando se levante el secreto del sumario espera "poder defenderme y explicar todo aquello que la instrucción necesite que aclare".

Zaplana agradece las peticiones a favor de su puesta en libertad por cuestiones de humanidad por la leucemia que sufre y por la que está ingresado en el hospital La Fe de Valencia desde el pasado martes.

Concluye la carta a su esposa agradeciendo "a cuantos han tenido la sensibilidad y argumentos" para pedir su libertad.

En el comunicado remitido a Efe, Rosa Barceló denuncia que ni a ella ni a sus hijas se les permite ver a Eduardo Zaplana más que 45 minutos a la semana, que ella ya consumió el pasado jueves cuando prepararon este comunicado, cinco días antes de que se produjera su ingreso en La Fe.

Ahora en Portada 

Comentarios