Zarrías afirma que rajoy "es un caso perdido" y le falta "lo que hay que tener"


El secretario de Estado de Política Territorial, Gaspar Zarrías, afirmó hoy que el presidente del PP, Mariano Rajoy, "es un caso perdido", que "le falta algo... lo que hay que tener" y que perderá por tercera vez en 2012. "No sé si la cuarta: Aguirre no lo permitirá", remató con sarcasmo.
El secretario de Estado formuló este diagnóstico en la rueda de prensa en la que presentó, junto a la portavoz del PSOE en el Senado, Carmela Silva, la Convención Autonómica Socialista que se celebrará en Zaragoza desde mañana, viernes, hasta el domingo.
Preguntado por los periodistas por una hipotética sustitución del jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, como candidato socialista para las elecciones generales de 2012, Zarrías aseguró que todos en el PSOE trabajan para que siga siendo presidente, y de ahí desembocó en la predicción de que "el que nunca lo será es Mariano Rajoy".
Según comentó, a Rajoy "le falta algo, le falta lo que hay que tener", y por tanto perderá por tercera vez las elecciones en 2012. Con su ironía de que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, no le permitirá caer una cuarta, aludía a la supuesta pretensión que tuvo ésta de suplantar a Rajoy tras las elecciones de 2008 y a su recién explicitada "disposición" para acompañarle en las listas de las generales.
Zarrías también criticó que el presidente del PP "vuelve a las andadas" con los atentados del 11-M, tras anunciar el vicesecretario general de Comunicación de los populares, Esteban González Pons, que si llegan al Gobierno impulsarán la investigación de los mismos, y cuestionar su homólogo de Política Territorial, Javier Arenas, que los autores pudieran perpetrarlos sin la colaboración de ETA.
El dirigente socialista afirmó que el PP "engañó a los españoles" en los días que mediaron entre los atentados y las elecciones del 14 de marzo de 2004 y que en la pasada legislatura "quiso mantener el engaño".
Ahora, prosiguió, después de la sentencia judicial que descarta la participación de ETA y de que el electorado castigara "esa actitud política" en 2008, "en vez de echar una mano" contra la crisis "se pone a hablar del 11-M". Zarrías calificó este comportamiento de "patético" y lo empleó como confirmación de su tesis de que Rajoy "es un caso perdido".

Mostrar comentarios