Domingo, 25.08.2019 - 11:58 h
Tras el requerimiento judicial del TSJC

Zoido dice que cogió las riendas del 1-O ante el insuficiente despliegue de Mossos

Se cuestiona qué hubiera pasado si no se hubiera alentado a votar en una consulta "ilegal" y dice que había 7.000 mossos en vez de 12.000.

Turull
Imagen del juicio del procés con los siete miembros del tribunal de frente/ EFE

El exministro del Interior Ignacio Zoido se ha desmarcado de la línea oficial seguida por los 12 acusados en el juicio del procés y ha justificado el contingente de Policía Nacional y Guardia Civil desplegado en Cataluña con motivo de la celebración del referéndum del 1 de octubre. De hecho, ha asegurado que el dispositivo puesto en marcha por los Mossos d'Esquadra "era totalmente insuficiente" hasta el punto de que no pudieron tomar el relevo a los agentes que Interior desplegó en los centros habilitados como colegios electorales y que tuvieron que retirarse "ante la presencia masiva de gente" y de "auténticos escudos humanos".

Aunque el exministro ha arrancado su testifical explicando que se desplegaron 6.000 agentes como "auxilio" al cuerpo autonómico policial, posteriormente ha reconocido a preguntas del abogado de Joaquim Forn que el recrudecimiento de la situación y las órdenes expresas del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de que se impidiera el uso de edificios públicos para celebrar la votación, hizo que asumieran competencias en esta gestión. Se refiere al respecto a una instrucción de la Secretaría de Estado de Interior según la cual los agentes podrían "actuar con independencia" ante el supuesto de que las dotaciones de los Mossos fueran "insuficientes o ineficaces". 

Contradiciendo la versión defendida por el conseller Forn -que afronta 16 años de cárcel por delito de rebelión-, Zoido se ha cuestionado qué hubiera pasado si no se hubiera alentado a la población a votar "en un referéndum que había sido declarado ilegal" a sabiendas de que tendrían que intervenir las Fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado y Mossos d'Esquadra, al tiempo que ha denunciado que el dispositivo de este último cuerpo era "totalmente insuficiente". Con todo, ha negado haber dado orden alguna en el diseño de esta actuación y ha dicho que fue el propio operativo el que gestionó el modo de proceder durante la jornada del 1-O.

"A mi me trasladaron que los Mossos cumplirían"

A preguntas de la exfiscal general del Estado Consuelo Madrigal, Zoido ha aseverado que a él se le trasladó que los Mossos cumplirían con el requerimiento judicial y que "impedirían el referéndum". En concreto, ha dicho que así se lo comunicaron en las reuniones en las que participó el responsable de dicho dispositivo judicial Diego Pérez de los Cobos. En lo que respecta al papel que jugó el mayor de los Mossos, Josep Lluis Trapero (que será juzgado por estos hechos en la Audiencia Nacional), Zoido ha dicho que "no era muy colaborador", que no le gustaba estar coordinado por De los Cobos y que "a veces planteaba reticencias".

Al hilo, ha precisado que si los Mossos hubieran hecho un "despliegue fuerte" se hubiera podido obtener un mejor resultado, sin embargo, "no cambiaron su actitud a lo largo del día". Aunque no ha dado muchas cifras sí ha concretado que los agentes intervinieron en 131 centros de los que consiguieron cerrar 113. Mientras en algunos no tuvieron problemas para retirar el material e incautarlo, en otros sí, según ha explicado. "Yo lo único que digo es que hay que cumplir con las resoluciones judiciales y así se lo dije a Ferrán López (sustituto de Trapero al frente de los Mossos)", ha apuntado.

Su relato acerca de cómo actuó la Policía y Guardia Civil durante ese día está en las antípodas del prestado esta misma mañana por el diputado de ERC Gabriel Rufián o la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, quien ha hablado de "brutales cargas policiales". "Se ajustaron a lo que se había requerido por la autoridad judicial y en condiciones muy complejas. Creo que tuvieron una actuación proporcionada, racional y que se vieron abocados en determinadas ocasiones a tener que hacer un uso racional de la fuerza para impedir que un acto delictivo como era la celebración del referéndum", ha apuntado por su parte Zoido que, además, ha añadido que hicieron un uso de la fuerza "razonable y proporcional" apuntando que algunos de ellos sufrieron "lesiones importantes".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios