“En Room Mate estamos más atentos al talento que al género”

Elena Marrero, directora general de la compañía fundada por Kike Sarasola, nos explica la fórmula de una empresa que no necesita implementar políticas de inclusión


MUJER, PODER Y EMPRESA

Elena Marrero O’Shananhan (Las Palmas, 1975) empezó hace 14 años como recepcionista en la empresa que ahora gestiona, Room Mate. La mujer que hoy nos recibe con una amplia sonrisa en el madrileño Room Mate Óscar, buque insigna de la cadena hotelera fundada por Kike Sarasola, es hoy la directora general de la compañía. Canaria con sangre irlandesa esta ejecutiva ha hecho camas y trabajado en el turno de noche en su propia empresa. Conoce al dedillo las entrañas de una compañía que hoy tiene 1.000 empleados -‘roomies’ en el argot de esta casa-, 1.808 habitaciones repartidas en 25 hoteles, que han terminado el 2018 con una facturación récord de 83 millones de euros y han dado servicio a dos millones de clientes. Marrero cuenta que con cada uno de sus dos embarazos (fue directora del Hotel Alicia y directora de Operaciones) vino un ascenso laboral. Y ahora es cuando la frase que esta directiva repite como un mantra: “En Room Mate estamos más atentos al talento que al género”, cobra sentido. Empecemos.

ENTREVISTA

Elena Marrero, directora general de Room Mate

Ustedes tienen un Comité de Dirección con un 58% de mujeres, una cifra similar en dirección y gestión y un 58% de sus hoteles están dirigidos por mujeres. ¿Qué tipo de políticas inclusivas implementan para tener estos porcentajes tan altos?

Ninguna (risas).

¿Ninguna? Pues explíquenos la fórmula, por favor

Room Mate es una empresa que nace de por sí diversa. Una vez me invitaron a un evento de Womenalia y el tema era qué hacían las distintas empresas para cuidar que hubiera diversidad. Algunas entidades contaban que funcionaban por cuotas, otras por paridad. Muchas de ellas tenían implementadas soluciones muy imaginativas. Cuando me tocó a mí expliqué lo que te he contestado ahora. En Room Mate no hacemos nada. Y hay un 57% de mujeres en dirección y gestión. Algunos apuntan que esto ocurre en Room Mate porque es el sector del turismo, donde sí hay muchas mujeres. Yo creo que nuestro secreto es que tenemos un comité de talento.

¿Cómo combaten ustedes los techos de cristal?

En Room Mate nos adaptamos a las situaciones familiares de las personas. Nuestra edad media son 30 y muchos de nuestro equipo ya tienen familia. No ponemos impedimentos especiales para poder conciliar. Personalmente, promuevo que una mujer no tenga que reducir su horario y perder masa salarial, prefiero darle la opción de flexibilizar su trabajo y teletrabajar. Esto es más complejo en un puesto de recepcionista, pero sí es posible en puestos de oficina y en cargos directivos. Siempre animo a que las mujeres nos propongan nuevas formas. Tenemos ya a varias mujeres que trabajan dos días desde casa. La clave es trabajar por objetivos y para eso esta empresa tiene una mentalidad muy americana.

"Nuestro secreto es que tenemos un comité de talento"

¿El gran parón laboral se produce cuando la mujer da a luz?

No fue mi caso. Con cada embarazo tuve un ascenso laboral. Particularmente yo animo a las mujeres a su promoción y a veces, para mi sorpresa, te encuentras con un ‘no’. Pero hay mujeres que se resisten y tienen miedos. En esta compañía de cara a la paternidad se incentiva que los hombres se tomen sus bajas. Nuestro presidente y vicepresidente lo hicieron. Podemos decir orgullosos que en esta compañía todos los hombres se han cogido sus bajas de paternidad.

DATOS ROOM MATE HOTELS

Mujeres en el comité de dirección 48%
Mujeres en dirección y gestión 57%
Mujeres dirección de hotel 58%
Contratos indefinidos 95.13%
Contratos temporales 4.87%

1.000 trabajadores / 34 nacionalidades / 30 años, media de edad

¿Un comité del talento?

Sí, nosotros apostamos en nuestros equipos por el talento y no ponemos atención al género, por eso somos una empresa que tiene las políticas inclusivas en su ADN.

Me contaba que una de las claves es la estructura lineal de la compañía…

Sí, para empezar no utilizamos el término empleado, sino el de equipo. Intentamos que todo sea, como dices, muy lineal y ponemos atención en saber quién es quién y en conocer sus circunstancias personales. Valoramos el talento sin importarnos el cargo que tenga esa persona en la compañía. Por ejemplo, pusimos una idea en marcha que venía de una camarera de pisos. Nos propuso proporcionar Wifi gratuito a los extranjeros para moverse por la ciudad. Ahora con el ‘roaming’ para los clientes europeos no tiene sentido, pero en su momento fue una idea magnífica.

Tenemos muchas iniciativas en las que nos ponemos todos en el lugar del otro y esto ayuda enormemente a tener una estructura lineal. Por ejemplo, tenemos una iniciativa que se llama ‘In your mate shoes’ por la que todos los directivos que entran en la compañía con un rango ejecutivo pasan dos días haciendo de todo. Desde camas hasta el mantenimiento.

¿Se considera usted feminista?

Me considero feminista, pero sin radicalismos. Me gusta la definición de la RAE que dice que es sinónimo de igualdad. No quiero cargar las tintas. Una igualdad que solo se consigue en la educación en casa. No podemos dejarle todo el peso a la escuela. Al final uno es lo que ha vivido en casa. Yo, por suerte, tuvo unos referentes fabulosos en mis padres.

Texto: Ana Sánchez Juárez @AnaSJuarez
Fotografía: José González

VER MÁS...

Fuencisla Clemares, directora de Google España y Portugal
“En Google las subidas salariales las hace un algoritmo que no sabe de género”

María José Sanz, managing director de Accenture
“En Accenture la diversidad no es una moda, es un imperativo de negocio”

Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter
“Declaracion para enlazar”