Así planea Endesa dar forma a una red de más de 100.000 puntos de recarga de coches eléctricos


Follow by Email
Facebook
Twitter
LinkedIn

powered by

Un punto de recarga de coches eléctricos, como máximo, cada 100 kilómetros. Endesa persigue crear una red de puntos de suministro eléctrico de vehículos que permita impulsar y afianzar el desarrollo de este modelo de transporte ‘verde’. Un plan de infraestructuras de recarga que se desarrollará a lo largo de dos fases.

En la primera, que abarcará este año y 2020, se establecerá una red de 2.000 puntos de recarga, que conectarán ciudades de más de 35.000 habitantes. Permitirá cubrir 15.000 kilómetros y garantizar que el 75% de la población dispondrá de puntos de recarga en su municipio.

En la segunda fase, entre 2021 y 2023, la compañía eléctrica tiene previsto instalar otros 6.500 puntos de acceso público (en centros comerciales, parkings, hoteles, áreas de servicio…) que permitan ampliar la dotación de instalaciones de recarga en las áreas urbanas. En conjunto, el plan de Endesa es instalar 108.000 puntos de recarga de coches eléctricos hasta el año 2023. De ellos, cerca de 8.500 serán de acceso público.

Un objetivo que permitirá dar un salto y cambiar el actual parque automovilístico. En 2025, según un informe publicado por la agencia Bloomberg, los coches eléctricos costarán menos que los vehículos de combustión y la autonomía de 500 kilómetros será habitual en los modelos de serie.

La creación de una red de recarga de vehículos es clave para garantizar que la tecnología dé el salto y se convierta en la preferencia de los consumidores, más allá de las exigencias de movilidad que están implementando algunas administraciones públicas. Además, los fabricantes automovilísticos están incrementando la autonomía de sus modelos eléctricos, con el objetivo de que sus baterías sean capaces de recorrer hasta 600 kilómetros con una sola recarga. Una autonomía que no está al alcance de los vehículos impulsados por gasolina.

En este sentido, el plan de Movilidad Eléctrica de Endesa se vertebra entorno a un ‘hardware’ que amparará tanto los puntos de recarga adaptados para viviendas, como los existentes en parkings, gasolineras e, incluso, el alumbrado de ciudades. Se apoyará en diferentes ‘sofware’, como la ‘app’ X Recharge, que permitirá la gestión de los sistemas de recarga particulares desde el teléfono móvil.

Junto a la puesta en marcha de una red de puntos de recarga de acceso público, la otra vía de crecimiento de estas infraestructuras son las viviendas de los conductores. En este caso, Endesa, ha desarrollado la capacidad de instalar puntos de recarga en viviendas unifamiliares o plazas de parking en un máximo de tres días, con conectores de 16 amperios, lo que permite una carga completa del vehículo durante la noche.

¿Cuánto tarda en cargarse un vehículo?

En baterías de entre 20 y 30 kilovatios/hora (kWh), el tiempo estimado de recarga es de entre cuatro y seis horas, si se trata de un punto de recarga convencional, el que suele instalarse en viviendas. Por eso, es suficiente con la recarga nocturna. Sin embargo, ya están instalándose los puntos de recarga rápida, conexiones de hasta 50 kW, que permitirán recuperar el 80% de la capacidad de las baterías en unos 30 minutos.

En este sentido, Endesa ha llegado a un acuerdo con Galp para instalar cinco puntos de recarga rápida en gasolineras del grupo portugués. Su instalación se enmarca dentro del proyecto Cirve, un consorcio que persigue desplegar una red de 40 puntos de recarga rápida que conecten la península Ibérica con el resto de países de la Unión Europea.

El compromiso firme de Endesa: que no recorras más de 100 kilómetros sin tener un sitio donde repostar la batería.

El primero de estos puntos, ya en funcionamiento, se encuentra en la estación de servicio de Galp situada en el kilómetro 29 de la A-2, sentido Madrid, en Alcalá de Henares. Los otros cuatro puntos previstos en Málaga, Sevilla, Zaragoza y Badajoz.

Cada una de estas instalaciones cuenta con tres tomas diferentes, que permiten realizar cargas tanto en corriente continua (los denominados CCS Combo, CHAdeMO) como en corriente alterna (Mennekes), que permiten dar servicios a la totalidad de modelos de vehículos eléctricos que existen actualmente en el mercado.

Estos puntos de recarga estarán conectados a la plataforma digital de Endesa, lo que permite la interoperatividad y el control remoto de las instalaciones de recarga a través de los dispositivos móviles a través de la aplicación ecaR. Por ejemplo, permite a los usuarios localizar la ubicación concreta de cada estación de recarga, conocer su estado o pagar con tarjeta de crédito y facilitar así la movilidad de los conductores.

Proyecto realizado por La Infomación para Endesa

Texto: Cristina G. Bolinches
Fotografía y vídeo: José González

Follow by Email
Facebook
Twitter
LinkedIn

Mira también...