¿Cómo se construyen los parques eólicos y solares?


Follow by Email
Facebook
Twitter
LinkedIn

powered by

El año 2019 va a convertirse en un ejercicio clave para la apuesta por las energías renovables en España. Por un lado, se ha certificado el cierre nuclear, marcando el calendario de clausura de los siete reactores nucleares en operación entre 2025 y 2035. Por otro lado, las compañías energéticas están marcando el paso en ese proceso de transformación.

En ese contexto, Endesa se ha fijado objetivos tangibles, como fechar en 2050 el fin del uso del carbón, para sustituirlo por fuentes renovables. Por ejemplo, ya ha cerrado las centrales de Andorra (Teruel) y Compostilla (León) que empleaban este tipo de materia prima. Y, para superar ese desafío y acelerar la producción ‘verde’ la eléctrica tiene previsto invertir más de 1.000 millones de euros. En esa apuesta, el proceso de construcción es clave, para garantizar que se trata de un proceso sostenible.

¿Cómo se construye un parque eólico y solar?

La construcción de cualquiera de estos dos tipos de instalaciones puede trazarse en una serie de pasos, que garantizan su sostenibilidad. En ambos casos, tanto para los parques eólicos como los fotovoltaicos, los cuatro primeros movimientos son compartidos.

1El primero, poner en marcha un estudio preliminar, previo, para valorar la idoneidad del espacio donde se va a ubicar el parque eólico o solar: las condiciones orográficas, las corrientes, la intensidad del viento… Además, también deben realizarse estudios sobre Seguridad y Salud; y de Impacto Medioambiental.

2El segundo paso es tramitar las autorizaciones y los acuerdos con los propietarios de los terrenos. En este movimiento, para solicitar la Autorización de Administrativa Previa y de Construcción (AAPC) al Ministerio de Industria es necesario contar con una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) y el visto bueno de todos los organismos afectados (confederaciones hidrográficas, ayuntamientos, Fomento, Patrimonio…). Una vez se consiguen la DIA y la AAPC se puede ya solicitar la licencia de obras con el consistorio que proceda y llegar a acuerdos con los propietarios de los terrenos.

3Los acuerdos comerciales. Es una fase clave que puede prolongarse meses, porque se trata de proyectos que requieren equipos de alto nivel y contratos de ejecución complejos con plazos muy ajustados. Además, hay que tener en cuenta la ejecución de trabajos eléctricos, subestaciones o líneas de alta tensión.

4La fabricación de componentes. De nuevo hay que tener en cuenta los plazos. En el caso de transformadores, aerogeneradores o paneles fotovoltaicos los tiempos pueden dilatarse entre seis o siete meses. Por eso, es importante comenzar el proceso lo antes posible. Además, se debe realizar un seguimiento de la fabricación, así como la realización de ensayos y pruebas en fábrica.

A partir de esa quinta fase, cada una de las instalaciones sigue procesos diferentes, hasta su puesta en marcha

En el caso de los parques eólicos, una vez se cuentan con los permisos necesarios, se deben adecuar los accesos y caminos. Por un lado, los externos, las actuaciones de mejora o de recuperación, debido al impacto que puedan sufrir durante la ejecución. Por otro, los internos, para abrir caminos hasta la posición donde serán instalados los aerogeneradores. Posteriormente, se deben realizar los trabajos que afectan a los tendidos de media tensión que conectan los aerogeneradores con una subestación. También, las cimentaciones de los aerogeneradores, que alcanzan los 20 metros de diámetro y más de dos metros de profundidad.

Llega entonces la fase de transporte y, dadas las dimensiones de algunos equipos, pueden requerirse permisos especiales, incluso la coordinación con la policía, para realizar cortes de accesos y estudios sobre las vías por las que se va a realizar el transporte. Realizado este, queda el montaje, que requiere de la instalación de grúas de, aproximadamente, 100 metros de altura y que pueden llegar a pesar entre 200 y 500 toneladas.

Endesa tiene previsto invertir más de 1.000 millones de euros para acelerar la producción 'verde'

Mientras, los parques solares, también requieren de una logística especial, debido a la gran afluencia de camiones que conllevan y a que su construcción, en algunas ocasiones, puede implicar a más de 1.000 empleados. Su instalación, también acarrea la adecuación de los terrenos, porque un parque fotovoltaico de 150 MW ocupa cerca de 300 hectáreas de terreno; y hacer nivelaciones, excavaciones para la cimentación o la adecuación de caminos para permitir el acceso.

En el caso de las plantas fotovoltaicas, su instalación conlleva tres fases: las pincas (o piles), las estructuras sobre las que se colocarán los paneles y, finalmente, estos que acabarán conectados a una subestación y a una red de alta tensión que permita la transformación de la energía solar en luz.

Los dos pasos que son comunes para ambas instalaciones

Pruebas y puesta en marcha: Se trata de los test que permiten comprobar las instalaciones. Desde el momento que se finaliza la construcción e instalación se activan las pruebas ‘cold commissioning’, que utilizan un generador diésel. Permiten evaluar el funcionamiento de los equipos antes de que se venta sometidos a ensayos de carga. La siguiente etapa, o ‘hot commisioning’ se activa con la instalación ya energizada. Conlleva pruebas de control y protección, de comunicaciones y también, con el operador del sistema, Red Eléctrica (REE).

Por último, se activa la inscripción al registro retributivo, es la aprobación administrativa final por parte de la Delegación Provincial de Industria de la Comunidad Autónoma que corresponda, el Ministerio de Energía y REE.

Siguiendo este esquema, estos pasos, Endesa ha puesto en marcha en los últimos meses proyectos estratégicos. A finales de 2018, inició la construcción de la mayor planta fotovoltaica de la compañía. De 84,7 MW, en Totana (Murcia), con una inversión de casi 60 millones de euros.

Además, en el inicio de este 2019 a través de su división de energías renovables, Enel Green Power España, Endesa ha comentado la construcción de tres parques eólicos con una capacidad total de 90 MW, en Teruel, que suponen una inversión cercana a los 88 millones.

Proyecto realizado por La Infomación para Endesa

Texto: Cristina G. Bolinches
Fotografía: ENDESA

Follow by Email
Facebook
Twitter
LinkedIn

Mira también...