¿Por qué el hidrógeno verde es la energía del futuro?


Dentro de los combustibles del futuro existe una opción que no para de ganar popularidad: el hidrógeno verde. Energía 100% limpia y con emisiones cero de C02, esta alternativa se está posicionando como un nuevo vector energético que suma posibilidades de cara a un futuro libre de carbono.

Pero ¿cómo es esta energía? El hidrógeno líquido es el elemento más abundante del universo, aunque resulta complicado encontrarlo en estado libre. Hay que extraerlo de fuentes como el agua, el carbón, la biomasa o el gas natural.

Existen distintos tipos de hidrógeno en función de las fuentes y sus métodos de producción.

Tipos de hidrógeno

Enagás apuesta por el desarrollo del hidrógeno verde, por su carácter 100% renovable. Su potencial se basa en tres puntos.

Sirve como almacenamiento de excedente de energía renovable, lo que podría ser muy útil para garantizar el suministro en un contexto de mayor peso de las renovables.

Puede transformarse en varias formas de energía, como electricidad, gas sintético o calor; lo que se traduce en múltiples aplicaciones, como la industria o la movilidad.

Puede usarse en sectores clave que no tienen soluciones claras de descarbonización, como la industria intensiva en procesos con altas temperaturas y el transporte de mercancías.

Las ventajas del hidrógeno

El hidrógeno verde presenta innumerables ventajas:

1. Es una energía cien por cien limpia: en todo su proceso de producción las emisiones de CO2 son cero.

2. Ofrece estabilidad energética, ya que permite el almacenamiento de energía, compensando la generación intermitente de energías renovables eléctricas y reduciendo los vertidos de energía.

3. Puede ser transportado por la red de infraestructuras de gas existente, sin necesidad de realizar inversiones adicionales en redes.

4. Cuenta con múltiples aplicaciones. Además de poder utilizarse para el consumo doméstico, comercial y en movilidad, su papel puede ser fundamental para la descarbonización de sectores industriales y químicos. Especialmente en aquellos en los que la electrificación no es factible o que actualmente lo consumen en forma de hidrógeno gris.

Energía para una transición justa

Los gases renovables, tanto el hidrógeno verde como el biometano, son energías que van a desempeñar un rol clave para que la transición sea justa, inclusiva, y garantice el suministro y flexibilidad del sistema energético.

Según la asociación de transportistas de gas europeos, Gas for Climate, el uso de 270 bcm (billion cubic metres) de hidrógeno verde y metano renovable a través de la infraestructura de gas existente en Europa supondría un ahorro anual de 217.000 millones de euros en 2050, en comparación con un sistema energético con mínima presencia de gas.

Además según un nuevo informe de esta asociación, la producción a gran escala de gases renovables puede crear entre 1,7 millones y 2,4 millones de puestos de trabajo hasta 2050, de los cuales entre 600.000 y 800.000 serían empleos directos.

Una oportunidad para España

El hidrógeno verde supone una oportunidad tecnológica que, como país, debemos aprovechar. España cuenta con una posición privilegiada para producirlo a gran escala gracias a su capacidad de generación de energías renovables eléctricas y a su mallada red de infraestructuras gasistas, ya preparada para transportar y almacenar gases renovables.

En este contexto, el compromiso de Enagás con los objetivos de descarbonización y el proceso de transición ecológica es total. Tal y como asegura el presidente de la compañía, Antonio Llardén, “para que el hidrógeno pase a ser un recurso de referencia en nuestro mercado energético y elemento clave de la transición energética, y que las empresas españolas sean líderes en estas energías sostenibles, hay dos temas que no se pueden poner en cuestión: uno, que cualquier país desarrollado y con futuro tiene que incentivar la I+D+i, y dos, que es imprescindible ofrecer seguridad y predictibilidad para ser capaces de captar la inversión necesaria”.

En línea con este compromiso, la compañía ha creado una nueva filial, EnaGasRenovable, que integra los distintos proyectos de gases renovables que está promoviendo junto con otras instituciones y empresas.

Como iniciativas concretas en el ámbito del hidrógeno, destaca el proyecto desarrollado en conjunto con Repsol para producir hidrógeno directamente a partir de energía solar, o el proyecto Power to Green Hydrogen Mallorca, que consiste en la generación de hidrógeno verde a partir de excedentes de energía solar fotovoltaica para uso vehicular.

Realizado por Bluemedia Studio

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial