“Starlite es más que un festival, es una marca de negocio global”

Sandra García-Sanjuan, la presidenta y fundadora del festival musical con más músculo de la Costa del Sol quiere dimensionar la marca: nuevas ciudades además de Marbella, más artistas en Starlite Shop e incluso, hoteles.


Follow by Email
Facebook
Twitter
LinkedIn

“Las celebridades son como la bolsa, son un producto para una marca o una campaña publicitaria y funcionan como las acciones. El famoso tiene hoy un precio que mañana puede ser otro”, asegura Sandra García-Sanjuan, presidenta ejecutiva del marbellí Starlite Festival, muy segura del terreno en que pisa firme desde hace más de dos décadas. Pero ni ella ni su marido, el ingeniero Ignacio Maluquer ven únicamente su área de negocio en la Costa del Sol. En el momento de realizarse esta entrevista está ultimando los detalles de su salto a Madrid. El 30 de junio en el Wanda Metropolitano tendrá lugar el denominado Concierto por la Paz, promovido por la Fundación Starlite a beneficio de la Scholas Ocurrentes, una entidad laica creada y promovida por el Papa Francisco para promover la integración de los jóvenes con independencia de su credo.

“La música es un idioma universal y Su Santidad lo sabe. Traemos a Luis Fonsi, Miguel Poveda, Aitana, Ana Guerra, Carlos Rivera y Sebastián Yatra. Tuve la oportunidad de ir a Roma y presentarle la idea al Papa personalmente y ha salido adelante el concierto”, explica esta empresaria que un día probó suerte mandando 13 cartas a cantantes famosos después de que Maluquer encontrase la cantera, sede del festival, buceando en Google Maps. Los trece le dijeron que sí. Le dije a mi marido: “Hay que hacer trece conciertos”. Él me dijo: “¿Estás loca? Si todos te han dicho que sí, elige los mejores y ya está. Cogimos a todos. Hoy somos el primer festival por impacto económico en la costa el sol”, sentencia con el discurso aprendido.

En 1993 García-Sanjuan funda Avory Celebrity Access, una agencia especializada en la contratación de celebridades, que hoy cuenta con oficinas en Madrid, Barcelona, Moscú, Nueva York y Los Ángeles. Su actividad se basa en la consultoría estratégica y ejecución de todo tipo de proyectos que giren alrededor de una personalidad del cine, TV, música, moda, política, sociedad o deporte. Del éxito de Avory nace Starlite Festival, que es el evento musical que más impacto económico produce en la Costa del Sol desde que nació en 2013. Ojo a las cifras: 80 millones de euros de impacto en la zona, más de 40 millones de repercusión mediática del destino, 241.128 visitantes en la pasada edición de 2018 y 850 empleos directos e indirectos. Todo en 43 conciertos, en 45 días, 16 ‘sold out’, 150 actuaciones en directo y más de 28 millones de impresiones en redes sociales. Hoy con el fichaje de Fernando Maudo (Entre 2010 y 2016, el ejecutivo fue director general en España del grupo francés de venta online de moda Vente Privee y exconsejero delegado de Coronel Tapiocca, exdirector general de Caramelo) quieren reforzar Starlite Shop, donde comercializan productos de famosos: de gafas y maletas de Antonio Banderas a cosméticos de Naomi Campbell o bolsos de Valeria Mazza, entre otros.

Lo cuenta a la velocidad del rayo García-Sanjuan en una de las salas de juntas de su oficina madrileña en la calle José Abascal, antaño presidida por una obra de gran formato del exmúsico de Mecano José María Cano, ahora cotizado artista visual, y en la que hoy se disponen los carteles de los conciertos más emblemáticos: desde Elton John, Lenny Kravitz, Enrique Iglesias y los tenores Andrea Bocelli y Plácido Domingo. Sabe que dos de las claves de su éxito son la acústica de la cantera de Nagüeles, donde se celebra el festival, y que los artistas están a menos de 40 metros del público.

“El propio Julio Iglesias aseguró que es una de las mejores del mundo. Él y el aristócrata alemán fundador de la Marbella de la jet, Alfonso de Hohenlohe, ya quisieron crear un auditorio en la cantera donde ahora se celebra Starlite”.

¿Es cierto que los artistas rebajan sus cachés porque quieren estar en Starlite? Sí. Pero no solo porque el sitio les encanta, también porque de otra manera es imposible. Son gente que habitualmente toca en estadios para 30.000 personas. En Starlite lo hacen para 3.000, si tuviéramos que pagar su caché habitual sería inviable.

Pero las entradas no son especialmente baratas. No. Pero no son diez veces más caras que en un aforo de 30.000. Si el artista cobrase lo mismo que en un estadio, esa sería la proporción.

"Los famosos son un producto para una marca y funcionan como las acciones"

Pero ni García Sanjuan ni Ignacio Maluquer quieren quedarse solo con lo que tienen. Ambos están trabajando por dimensionar la marca y hacer crecer al festival. “Este año el festival crece de 45 a 50 días. Arrancamos el 5 de julio y estamos hasta el 24 de agosto. Casi 40 conciertos. Arrancamos la contratación en junio de 2019 para el verano de 2020. Subcontratamos lo mínimo y apostamos por una plantilla fija que trabaja todo el año. Ahora en Canarias lanzamos nuestro primer concierto con un promotor local. Sun & Stars en el estadio del Estadio de Gran Canaria. “Será el 29 de junio y estarán Juan Luis Guerra, David Bisbal, Tego Calderón, Beret y Ana Guerra. Son 50.000 personas, un aforo mucho más ambicioso que Marbella y en un solo día. Starlite aportará además la gestión de las zonas VIP con celebridades, algo que va en nuestro ADN”.

Maluquer explica que ahora están valorando la posibilidad de hacer hoteles satélite, que actuaran como meeting point de las estrellas que visitan el festival. “Nosotros no somos un operador al uso y tenemos que analizar como compaginar el ocio con el showbusiness. Nuestra idea es que las celebridades puedan dormir en la zona”.

El ejecutivo, por su parte, quiere que los productos que ofertan en Starlite shop pasen a tiendas de consumo masivo. Lleva un tiempo explorando las posibilidades de la venta online, sobre todo desde que el año pasado fue invitado por el ICEX a visitar China, junto con otras empresas españolas, y la visita a Hangzhou, sede de Alibaba Group. García-Sanjuan incide en que van a ampliar la nómina de artistas con productos diseñados para Starlite Shop. Ella, más habituada a salir en la prensa, explica el trasfondo de montar una línea de negocio con productos diseñados por los propios famosos, toda una gama de accesorios que van a bolsos a gafas pasando por laca de uñas. “Tú no vendes una necesidad, sino vendes un sueño e inspiras a la gente y te sientes mejor. A nivel marketing la marca de una celebridad hace que te sientas inspirado por el artista”, sentencia García-Sanjuán. Su último fichaje: Steven Tyler, vocalista de Aerosmith, que vende a través de ellos su línea de viaje.

Texto: Ana Sánchez Juárez @AnaSJuarez
Fotografía: José González
Estilísmo: Starliteshop.com

Follow by Email
Facebook
Twitter
LinkedIn