Toma nota

Ahora que por fin llega el buen tiempo: repaso a las mejores terrazas de España

Las azoteas de los Relaix Chateaux, tienen un punto de selectas y distinguidas que las hace únicas. 

Atrio en Cáceres
Atrio en Cáceres

Las terrazas tienen un atractivo indudable; de hecho nuestras preferencias de vida se han ido transformando desde los pisos más bajos de cualquier edificio, hasta pagar verdaderas fortunas por un ático en el que disfrutar de espacios abiertos en la ciudad. Para todos aquellos que no tienen la suerte de disfrutar de su propia terraza en casa, existen miles de terrazas en nuestras ciudades, pero hay terrazas y terrazas, y aceptando que todas ellas tienen un indudable atractivo, las terrazas de los Relaix Chateaux, tienen un punto de selectas y distinguidas que las hace únicas. Estas son las 7 más especiales

Atrio, en Cáceres

En el centro de Cáceres, en uno de los cascos históricos con más encanto de España, se encuentra uno de los edificios que mejor representan el equilibrio entre la vanguardia arquitectónica y el clasicismo de los palacetes que engalanan la ciudad vieja. En Atrio se resume la santísima trinidad del mejor hotel urbano, la alta gastronomía de raíces locales que elabora Toño y la mejor bodega del país que custodia José. Además de su patio interior plagado de plantas que cuida personalmente el propio Toño y donde se disfruta de uno de los mejores desayunos posibles. En la azotea, bajo la sombra del campanario y dominando los tejados rojos de la ciudad, un buen plato de jamón, croquetas cremosas y un buen vino ¡Inigualable!

Dalt Vila, en Ibiza
Dalt Vila, en Ibiza

Dalt Vila, en Ibiza

Puede que no haya una postal más bonita en todo el país que la que se obtiene desde el otro lado de la bahía de la ciudadela de Ibiza. Un conjunto amontonado de casas de fachadas blancas, inmaculadas que semejan terrones de azúcar. Casi al coronar las empinadas calles que suben hasta la ciudadela, se encuentra el hotel con más personalidad de la ciudad. El Dalt Vila, que posee las dos terrazas más interesantes de Ibiza. Delante de la fachada principal una terraza tranquila en la que tomar un cóctel y ver la gente pasar o bien disfrutar de la cocina del hotel en platos a la carta.

Neri, en Barcelona
Neri, en Barcelona

Neri, en Barcelona

Barcelona sigue siendo la ciudad más cosmopolita y la que despierta un mayor atractivo para el turista por el patrimonio arquitectónico que legó Gaudí a la ciudad. Pero más allá de la arquitectura modernista del Paseo de Gracia, la verdadera riqueza urbanística de la ciudad se esconde en los recovecos del Barrio Gótico, un paseo fascinante por los orígenes de la ciudad. En el corazón del barrio, el palacio Neri esconde un hotel inimitable, que destila personalidad y encanto a partes iguales. Tras la grandeza de una fachada sobria pero elegante, tanto las estancias comunes como las habitaciones muestran un estilo único. Lo que poca gente sospecha es que en el último piso, en la azotea, abren una terraza en la que tomar una buena botella de cava mientras se disfruta de algún grupo de música en directo.

Akelare, en San Sebastián
Akelare, en San Sebastián

Akelare, en San Sebastián

Tantas veces hemos señalado a Juan Marí Arzak como el padrino de la cocina de vanguardia española por el apoyo que prestó a Adriá cuando nadie creía en él. Pero Arzak no estuvo solo, toda la revolución que originó el salto adelante de nuestra cocina la hizo junto a Pedro Subijana. Desde Akelare el otro gran templo de la cocina vasca en Donosti, disfruta desde hace un año con la mejor terraza de todo San Sebastián. Asomada al Cantábrico en la entrada de la bocana que da paso a la bahía de la Concha, Pedro ha abierto una terraza en la tomar un aperitivo con las mejores vistas de la ciudad.

Valldemosa, en Mallorca
Valldemosa, en Mallorca

Valldemosa, en Mallorca

El entorno en el que se ubica el Hotel de Valldemosa al pie de la Sierra de Tramuntana es tan especial que al pianista y compositor Chopin, le llevo a designarlo como “el lugar más bello del planeta” Es cierto que el encanto y la belleza del lugar avasalla al que tiene la oportunidad de admirarlo por primera vez. Una de sus terrazas mira al encantador pueblo de Valldemosa cuyas calles empedradas han sido recorridas por personajes literarios, artistas de cine y grandes compositores para encontrar inspiración. En la terraza se puede disfrutar durante todo el día, pero por la noche durante la cena, el espectáculo de Valldemosa iluminado al fondo, no tiene precio.

Castillo de Arteaga, en Urdabai
Castillo de Arteaga, en Urdabai

Castillo de Arteaga, en Urdabai

Si el entorno es irrepetible, uno de los más ricos en diversidad de fauna y flora de todo el norte de España, el edificio en el que se alberga el hotel es un verdadero castillo en el que sentirse sino príncipes por unos días, sí un auténtico privilegiado, desde donde disfrutar de los paisajes inigualables de la Ría de Urdabai, a un paso de la mejor ola izquierda de Europa para los surfistas y del pueblo pesquero de Bermeo de cuya lonja se nutre la despensa del hotel. Entre sus almenas y torreones disponen de unas cuantas mesas en las que reposar y tomar un combinado mientras se pierde la mirada en la contemplación de una de las mayores concentraciones de aves del norte.

Echaurren, en Ezcaray
Echaurren, en Ezcaray

Echaurren, en Ezcaray

En Ezcaray en plena Rioja Marisa Sánchez fue dando entidad e importancia a la cocina del restaurante original que su hijo Francis ha sabido extender, ampliar y modernizar. Hoy convertido en un verdadero complejo en el que se integra el restaurante tradición, El Portal y su cocina de vanguardia y las habitaciones de un hotel cuyo confort está a la altura de la cocina con dos estrellas Michelin de la que hace gala Francis Paniego. No hay mejor plan que disfrutar de la terraza con vistas a la iglesia románica de Santa María y de la cocina de Echaurren Tradición en formato medias raciones y un buen botella de Rioja.

Ahora en Portada 

Comentarios