Decomisados los cadáveres de dos corzos en Burgos a un cazador que no colocó los precintos obligatorios

El Seprona de la Guardia Civil ha decomisado los cuerpos sin vida de dos corzos a un cazador de 50 años, vecino de la provincia de Badajoz, tras abatir dos ejemplares de esta especie y desplazarles del lugar sin colocar el correspondiente precinto obligatorio para su traslado y transporte.

Decomisados los cadáveres de dos corzos en Burgos a un cazador que no colocó los precintos obligatorios

Una Patrulla del Seprona de Burgos tuvo conocimiento días atrás, de que un cazador acababa de abatir un corzo que luego arrastró, escondió y abandonó en un pinar, tras lo que se marchó del lugar en un todo terreno.

La patrulla se trasladó al coto de caza, tras escudriñar los caminos que lo recorren, en otro paraje de la comarca de páramos localizaron desde la distancia un vehículo de iguales características a las facilitadas y que estaba ocupado por tres personas.

Transcurridos unos momentos, observaron a una persona en actitud de disparar, tras lo que se escuchó un disparo de arma de fuego y vieron como caía abatido un segundo corzo, cuyo cuerpo fue movido y ocultado entre la vegetación.

La Patrulla se dirigió al punto y consiguió interceptar el vehículo lejos de la zona donde habían abandonado al animal, identificando a los ocupantes, quienes dieron versiones contradictorias de los hechos.

Los Agentes volvieron a los lugares donde fueron abandonados ambos cérvidos, verificaron su muerte y comprobaron que habían sido movidos de su posición original hasta otro lugar, sin colocar previamente el preceptivo precinto conforme a lo estipulado en la Ley de Caza de Castilla y León, por lo que el cazador fue denunciado.

Ambos animales presentaban claros indicios de haber sido recientemente abatidos, aunque a los agentes les llamó la atención el hecho de que los identificados portaban precintos sin usar y en regla para los terrenos cinegéticos donde realizaron la actividad venatoria.

La infracción observada ha sido puesta en conocimiento del Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León en Burgos, donde han sido entregados los cadáveres, además de que ha sido intervenido el arma y uno de los precintos.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios