Sábado, 25.05.2019 - 09:58 h
En España ya goza de total popularidad

Cifras que asustan: Halloween, la fiesta que mueve millones en todo el mundo

El día 31 de octubre se celebra la noche de Halloween, una tradición que va más allá de disfraces o dulces y que pone en juego bastante dinero.

Halloween
Halloween se celebra la noche del 31 de diciembre / Pixabay

Estamos en época pre-Halloween. En estos días las tiendas y comercios se han llenado de decoración terrorífica, las calabazas ocupan un lugar preferencial en las fruterías y las tiendas de disfraces hacen el agosto antes de Carnaval, porque la festividad de Todos los Muertos es un acontecimiento mundial que no deja a nadie indiferente.

No hay más que verlo en España. En nuestro país, hace años estas fechas eran para recordar a los difuntos en la más estricta intimidad y eran prácticamente jornadas de luto. Pero con la influencia anglosajona, ahora lo celebramos como si fuera cosa nuestra. Fiestas de disfraces, eventos y actividades se multiplican en estos días, con especial incidencia la noche del 31 de octubre, que es cuando se celebra oficialmente.

Pero, más allá de toda la parafernalia que supone esta fiesta, hay un importante negocio detrás. Porque Halloween mueve unos números mareantes en todo el mundo, sobre todo en Estados Unidos, donde tiene tanta importancia -o incluso más- que las fiestas navideñas. Toda una rueda de consumo gira en torno al día de Todos los Muertos que explica porqué nos tiramos casi un mes viendo calabazas, esqueletos, vampiros y zombies.

Estados Unidos, la meca

Como hemos señalado, Estados Unidos es el país donde se celebra Halloween con más intensidad y desde el que se ha exportado masivamente al resto del mundo. Porque aunque su origen es celta y la tradición de celebrar la festividad de los muertos empezó en Europa, en 1840 se saltó a Nortamérica, donde se convirtió en lo que es hoy y que se ha devuelto al resto del mundo.

Pues bien, allí la fiebre de Halloween va más allá de los disfraces, porque hay toda una industria detrás que se juega una buena cifra de dinero. En concreto, 9.100 millones de dólares (casi 8.000 millones de euros) son los que gastarán los estadounidenses en estos días, según los datos de la Federación Nacional de Minoristas y la consultora Prosper Insights & Analytics. Esa fue la cifra de 2017, que supuso un aumento del gasto de más del 8% respecto al año anterior.

Teniendo en cuenta la buena marcha de la economía estadounidense, es más que posible que esa cantidad se supere este año. En este país, cerca de 180 millones de personas -tiene más de 300 millones de habitantes- participen en estas celebraciones, con un gasto medio de 86 dólares (75 euros). Desglosando ese gasto, 3.400 millones de dólares (3.000 millones de euros) irán a parar a los disfraces, 2.700 millones de dólares (2.360 millones de euros) serían para los famosos dulces para el "truco o trato", misma cantidad que se invertiría en decoración, y por último se gastarían unos 400 millones de dólares (350 millones de euros) en invitaciones y tarjetas.

Por su parte, un informe de City Bank desgrana el gasto persona. Si tomamos como referencia esos 80 dólares (70 euros) de gasto medio, el principal gasto sería el disfraz, con 27 dólares (23,6 euros), seguido de los dulces con 22 dólares (19 euros), 21 dólares para la decoración (18,4 euros) y los algo más de 10 dólares (cerca de 9 euros) en otros menesteres. Además, sería la generación 'millennial', la que estaría impulsando este consumismo por Halloween, pues es la que más gasta según la entidad, ya que podrían llegar a invertir más 180 dólares (157 euros) en celebrarlo.

¿Y qué pasa en España?

En España, aunque cada vez tiene más popularidad, todavía Halloween es una fiesta muy nueva, por lo que no hay tantos datos económico al respecto sobre el impacto que tiene. Aunque algunos existen y prueban de que el consumo se ve muy beneficiado de la adopción de esta tradición. 

Por ejemplo, en España ya nos gastamos una media de 20 euros en el disfraz típico, según un estudio de Idealo recogido por SelfBank , aunque un 7,2% de los españoles está dispuesto a invertir más de 50 euros para ser el más auténtico de la fiesta. Por lo tanto, en estos días este sector revive, paradójicamente, ya que en España a parte de Carnavales, no hay muchas épocas más en las que compremos masivamente disfraces.

Otro sector que se ve muy beneficiado por esta festividad es, como es lógico, el de la hostelería. De hecho, es Halloween es el salvavidas de bares y discotecas en el tiempo que va desde verano a la Navidad. Según cálculos de Federación Española de Hostelería y Restauración (FEHR), la noche de Halloween la facturación de los establecimientos aumentaría entorno al 5% respecto a un festivo habitual. De ahí que cada vez más de ellos apuesten por celebrarlo con fiestas u ofertas especiales para esa noche.

En cuanto a los dulces típicos, debemos tener en cuenta que aquí todavía tiene mucha tradición la festividad de Todos los Santos del día 1 de noviembre, por lo que en este caso los más vendidos son los típicos de ese día, los buñuelos. Según la Ceeap, (Confederación Española de Empresarios Artesanos de Pastelería) y la Asemac (Asociación española de la Industria de Panadería, Bollería y Pastelería), se pueden llegar a vender hasta 500.000 kilos de estos productos solo en Madrid, mientras que en Cataluña y Aragón son típicos los llamados 'panellets' -una masa masa hecha con azúcar, almendra cruda molida, huevo y ralladura de limón recubierta de una capa de piñones- cuyo consumo puede llegar a 250.000 kilos.

Por lo tanto, hablamos de unos días importantes para el consumo que han tomado un cariz muy diferente en la última década. Porque si antes eran días de quedarse en casa en familia recordando la memoria de los que no están, ahora es momento de salir a celebrar disfrazado de la forma más terrorífica -o cómica- posible. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios