Vacaciones

Consejos para que no te engañen contratando tus vacaciones de verano

Las estafas y engaños a la hora de alquilar apartamentos vacacionales son cada vez más comunes. 

Consejos para que no te engañen contratando tus vacaciones de verano
Alquilar un apartamento es una buena opción para ahorrar dinero en alojamiento, pero también una diana a la que apuntan los estafadores.

Alquilar un apartamento en verano, especialmente en zonas de costa, es una actividad cada vez más común. Es una buena opción para ahorrar dinero en alojamiento, pero también una diana a la que apuntan los estafadores. Tanto la asociación de consumidores FACUA, como la Federación de Usuarios Consumidores Independientes (FACI) han alertado de la gran proliferación de timos y engaños a la hora de alquilar apartamentos turísticos.

En la mayoría de las ocasiones los apartamentos son de menor capacidad de lo anunciado, están a una distancia mayor de la playa, o la categoría y comodidades son inferiores. Si quieres evitarlo, estas son algunas de las recomendaciones a tener en cuenta a la hora de contratar un apartamento:

- En la mayoría de las páginas de alquiler puedes comprobar las opiniones de anteriores arrendatarios. Léelas y asegúrate de que sean positivas. Un apartamento sin referencias no es una buena señal.

- Desconfía de aquellos apartamentos idílicos. Los precios bajos en verano son poco comunes.

- Pide todos los datos al anunciante antes de hacer el pago. Asegúrate de que conoces un teléfono fijo al que poder llamar, así como sus datos personales completos. No realices el pago completo de forma previa, y procura entregar la menor señal posible.

- Algunas páginas de alquiler de apartamentos ofrecen garantías al hacer de intermediarios. Lee cuidadosamente las condiciones tanto del apartamento, como de la página a través de la cual lo estés gestionando.

- Los pagos a través de tarjeta de crédito es el más seguro, ya que los bancos ofrecen garantías adicionales en este tipo de transacciones. Las transferencias bancarias están menos recomendadas, y, si el anunciante te solicita que pagues a través de agencias como Western Union, MoneyGram o similares, desconfía y pide más datos para verificar su identidad.

- Realiza un pequeño contrato con el arrendatario, en el que se incluya toda la información sobre la vivienda, duración de la estancia, precio, condiciones, etcétera. Este contrato puede ser verbal, pero no podrás demostrarlo después en caso de que tengas problemas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios