Domingo, 05.04.2020 - 12:56 h
No perecederos

Los alimentos que más tardan en caducar y mejor puedes conservar en la despensa

Si llenas el carro por el miedo a un desabastecimiento que las tiendas niegan, puedes perder dinero con productos que caducan antes de lo que crees.

Una persona recorre un supermercado, un síntoma de la inflación / EFE
Una persona recorre un supermercado/ EFE

Las imágenes de los supermercados desabastecidos de productos de primera necesidad se han sucedido días después de la suspensión de clases en colegios, institutos y universidades en Madrid y Vitoria, y el cierre de guarderías y residencias debido a la pandemia del coronavirus. Poco a poco se va recuperando la normalidad, aunque desde Asedas, la asociación que representa a la mayoría de cadenas de supermercados, han hecho "un llamamiento a la calma y a no hacer acopio innecesario de alimentos".

Las colas a primera hora de la mañana se han convertido en lineales vacíos de productos no perecederos o con una fecha de consumo muy amplía como atún, garbanzos, aceite o pastas. Aún así hay cantidades suficientes de alimentos en el canal de distribución, como también ha confirmado Juan Roig, el presidente de Mercadona, quien también ha pedido "racionalizar" mientras negaba desabastecimientos en sus tiendas.

Pero si eres de los que prefieres hacer grandes compras, debes tener cuidado a la hora de elegir bien qué comprar para no echar a perder todo el carro de la compra en unas semanas y la pérdida de dinero que conlleva. Por eso, deber tener en cuenta la diferencia entre los productos con fecha de consumo preferente y los que tienen fecha de caducidad. Aunque ni los productos no perecederos son alimentos eternos.

No perecederos o con fecha de consumo preferente

Este tipo de alimentos son los que tienen una larga vida útil y no comienzan a perder sus nutrientes y a deteriorarse hasta que los abrimos. De hecho, esta fecha "solo indica la pérdida de propiedades del producto", "pero no hay riesgo microbiológico", advierten desde la OCU. 

Esto se debe a que soportan bien factores como la temperatura o la humedad debido a su proceso de fabricación y a que son aquellos que estén envasados en latas, cartón o plástico. Aunque es cierto que también pueden estropearse si no los guardamos en lugares frescos y secos durante una largo periodo de tiempo. 

Aunque como medida preventiva siempre hay que observar su color, textura y olor antes de consumirlo si llevan meses o años dentro de un armario. Porque ni siquiera el azúcar, la sal o diferentes condimentos duran años dentro de un armario sin que cambie su color color o sabor. 

Estos son los alimentos que más duran

Pasta Hacendado de Mercadona
Pasta Hacendado de Mercadona / L.I.

El atún enlatado, que habitualmente tiene una fecha de consumo de hasta tres años, aunque los fabricantes sostienen que puede durar incluso más tiempo si la lata se mantiene intacta y se conserva en un lugar adecuado. También otras conservas como sardinas, mejillones y otros mariscos. Sin olvidarnos de las fabadas, lentejas o garbanzos.

Las sopas de sobre pueden llegar a durar hasta un año y medio en la despensa. Algunas de ellas contienen vegetales, vitaminas y antioxidante, por lo que pueden ser una comida saludable. Pero más sanas aún son las verduras enlatadas como las judías verdes o las ensaladas, y otros alimentos como el maíz o los champiñones.

La pasta es siempre una opción económica y sencilla de mantener durante tiempo en el armario. Además, se cocina de forma rápida, ya sean macarrones, arroz, espaguetis o cualquier otro tipo. Hay muchos otros alimentos que se conservan muy bien cuando están envasados de forma hermética. Por ejemplo, las mermeladas, las aceitunas, el aceite o el vinagre, el azúcar, la sal o el café.

Carne, pescado, verdura o fruta: cuidado si la congelas

Fruta congelada
Fruta congelada / Mercadona

Pero además de productos no perecederos, durante estos días hemos llenado la cesta de la compra con otros alimentos que sí tienen fecha de caducidad y que deben consumirse en un menor período de tiempo. Una opción lógica es congelar los productos, pero si hablamos de carne, pollo, pescado debes saber que con el paso del tiempo se estropean.

Para saber cuánto tiempo se conservarán intactos los productos en el congelador, deber revisar la información del electrodoméstico y la temperatura mínima que alcanza. Normalmente, la carne de ternera, cerdo o pollo dura entre 4 y 12 meses; el pescado de 3 a 8 meses; y el marisco de 3 a 12 meses, según foodsafety.

Por último, la mejor opción para mantener la verdura y la fruta es comprarla congelada. La variedad cada vez es mayor, y encontramos fresas, arándanos, mango o piña entre otras. Y lo mejor es que son alimentos igual que sanos y naturales que los de la frutería, ya que durante el proceso no sufren pérdidas de propiedades ni nutrientes.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING