Sábado, 15.06.2019 - 23:16 h
En Barcelona

El Hotel Majestic del Paseo de Gracia celebra 100 años en plena forma

Durante los últimos cien años ha permanecido abierto convirtiéndose en un icono de la alta sociedad barcelonesa y destino del turismo más elegante.

Habitación de lujo del hotel Majestic.
Habitación de lujo del hotel Majestic.

El Paseo de Gracia es tal vez la calle más distinguida de España. A la inigualable arquitectura modernista firmada por Gaudí, se suma la mayor oferta de hoteles de cinco estrellas en una misma calle y un puñado de restaurantes con estrella Michelin ¿alguien da más? Pues bien, en el cogollo de tanta excelencia se encuentra el hotel Majestic que durante los últimos cien años ha permanecido abierto convirtiéndose en un icono de la alta sociedad barcelonesa y destino del turismo más elegante que viaja a la ciudad Condal. Desde hace dos años, además, cuenta con la suite más grande de toda la ciudad. 500M2 impresionantes.

El hotel Majestic sigue siendo uno de los pocos que no pertenece a ninguna cadena internacional. Desde el principio, cuando se inauguró en 1918 se ha mantenido en manos de la familia Soldevilla. Y si el hotel Majestic es un símbolo de la ciudad es en otras cosas por ocupar un gran edificio en el mejor esquinazo de la ciudad a unos metros de Casa Batlló y La Pedrera. Hace cien años Europa celebraba el fin de la primera Gran Guerra y ya en aquel entonces la familia Soldevilla abria un establecimiento que acogiera al incipiente turismo que llegaba a la ciudad y que sirviera de punto de reunión de la alta sociedad catalana.

En 2016, a punto de cumplir el centenario el Majestic, dio un golpe de efecto inaugurando la que es la suite más grande la ciudad y probablemente de España. 500M2 que ocupan prácticamente toda la azotea, ofrece tres dormitorios y sus correspondientes baños, pero sobre todo, las que pasan por ser las dos mejores terrazas de todo Barcelona. Una mira al exclusivo Paseo de Gracia, mientras que la segunda ofrece una perspectiva singular sobre la Sagrada Famila. En la suite, todo es a lo grande, en lugar del típico mini bar al uso en cualquier habitación, aquí se estila el maxi bar, que se rellena en función de los gustos del cliente.

Pero un gran hotel como este es un compendio de muchos servicios y como la gran suite no está al alcance de todos los bolsillos, el hotel dispone de una gran terraza, La Dolce Vita, abierta a todo el mundo en la que puede disfrutar de un combinado mientras observa todo Barcelona desplegada a sus pies. Además, el hotel Majestic ofrece una de las mejores cocinas dirigida por uno de los chefs catalanes más reputados y auténticos y que mejor representan la esencia del hotel. La cocina de Jubany es tradición y esencia catalana renovada según los cánones actuales. Nadie mejor que él, define la identidad del hotel.

Durante estos cien años de vida por el Hotel Majestic, antiguo Majestic Hotel Inglaterra, han pasado poetas como Antonio Machado y Federico García Lorca; pintores como Joan Miró; la bailarina Josephine Baker; el escritor Ernest Hemingway, el fotografo Robert Capa, el Dalai Lama o la mismísima Reina Victoria Eugenia. Ahora y con ocasión de tan importante efeméride reabren el restaurante del hotel con el nombre de SOLC, con una propuesta de cocina de producto local que recogen cada día en su finca del Maresme. Los viernes, Menú centenario con platos inspirados en los banquetes de los años 20. Además editan un libro con las anécdotas más celebradas ocurridas en este siglo de vida.

Ahora en Portada 

Comentarios