Toma nota

Cloud Flight le saca todo el partido a los videojuegos

Los jugones que necesiten unos buenos auriculares gaming tienen en los Cloud Flight una buena alternativa.

Cascos
 

El incremento de popularidad de los videojuegos en general y del mundo de los eSports (las competiciones de videojuegos) en particular está ayudando a que las empresas de hardware no se duerman en los laureles y sigan innovando con sus productos. Uno de los accesorios que más están evolucionando son los auriculares gaming. No sólo hacen disfrutar a los jugones con sus títulos favoritos con una calidad de sonido única, sino que también sirven para aislarse de lo que pasa a su alrededor en los torneos.

HyperX lanzó al mercado hace unos meses los Cloud Flight, unos auriculares que se han convertido en unos de los imprescindibles para los usuarios de PlayStation 4 y PC. Son ellos los que están en condiciones de sacarle el máximo partido porque gracias a su receptor pueden aprovechar sus posibilidades inalámbricas. Aunque los usuarios de Xbox One y dispositivos móviles también pueden utilizar los Cloud Flight con ayuda de un cable de 3’5 milímetros.

Comodidad para largas sesiones de juego

Los jugones profesionales están acostumbrados a emplear muchas horas de su tiempo en entrenar, pero también los aficionados. ¡Nunca se sabe cuándo puede terminar una partida! Para estas sesiones de juego tan largas lo ideal es contar con accesorios que prácticamente no se noten cuando están puestos. Es el caso de los Cloud Flight, que destacan precisamente por su comodidad. Incorporan almohadillas de espuma viscoelástica que evitan dolores innecesarios en las orejas. Y cuando llegue el momento de descansar, no será necesario quitarse los auriculares, ya que los cascos giran 90 grados para permitir a los jugones colocárselos alrededor del cuello durante las pausas.

El diseño de casco cerrado de los Cloud Flight permite al usuario mantenerse inmerso del mundo para que se centre únicamente en lo importante: la partida. Tampoco es necesario perder unos instantes (que pueden ser cruciales) para subir o bajar el volumen, ya que los controles deslizantes están incorporados en los propios auriculares. Ni al activar o desactivar el micrófono, algo que se hace con tan solo una pulsación en el casco izquierdo. El micrófono de cancelación de ruido, además, es extraíble y cuenta con la certificación de TeamSpeak y Discord, lo que asegura que las comunicaciones se oigan con completa nitidez.

Un diseño rompedor

Además de por su resistencia, lo que ayudará a que los auriculares gaming duren bastante tiempo, destacan por su apariencia exterior. Incorporan unos LED con los que se consigue un efecto de iluminación que no los hará pasar inadvertidos. Su batería de hasta treinta horas y, por supuesto, el audio de juego envolvente que ofrece son otras características a destacar de los Cloud Flight, que están disponibles en las tiendas por alrededor de 150 euros.

Ahora en Portada 

Comentarios