Comparativa

Los mejores cuatro portátiles para la oficina por menos de 500 euros

Los tablet primero y los móviles después han desplazado al ordenador, aunque siguen siendo varias sus ventajas como 'compañero' en la oficina.

Potátil trabajar
Un portátil para la oficina / Acer

Al hablar de ordenadores portátiles para trabajar, hay muchas aplicaciones que nos pueden venir a la memoria. Muchas de ellas están disponibles para móviles y, por supuesto, tablets. Pero aún hay muchas cosas que hacemos mejor en un ordenador que en otros dispositivos, más allá de la costumbre que tengamos frente al teclado.

Los portátiles para trabajar son, según las tendencias, una especie en declive. Cada vez se venden menos unidades desde hace una década mientras que las ventas de equipos para jugar viven un gran momento. Pero primero debemos analizar qué es lo que ofrece cada plataforma y por qué nos deberíamos inclinar por usar un portátil para trabajar en 2018... y más adelante.

Un teclado sigue siendo la forma más habitual de introducir texto en cualquier aplicación. La voz, aunque funciona cada vez mejor, aún no se ha impuesto en la redacción de cartas o documentos complejos. Aquí vemos que los equipos con teclado expandido, teclas bien separadas y de buen tamaño o apartado numérico, nos hacen la vida más cómoda. A costa, eso sí, de dimensiones mayores para el dispositivo.

Las pantallas, al menos en los portátiles más económicos, siguen ancladas en resoluciones bajas. Eso sí, suficientes para ver hojas de cálculo, páginas web o vídeos y presentaciones. Aquí, las salidas de vídeo y conectores, como USB-C, ayudan mucho en tareas profesionales. Conectar un monitor, proyector o televisor puede suplir esa falta de superficie visible.

Donde sí vemos que se escatima habitualmente en los ordenadores de oficina -en los productos más económicos- es en la autonomía. Nos encontramos modelos que apenas permiten cuatro horas de trabajo sin conectar a un enchufe. Suele ser el talón de Aquiles, junto al peso, en portátiles para trabajar por menos de 500 euros. Aunque, con algo de cuidado podemos estirar la energía almacenada. De manera que, si bajamos el brillo de la pantalla y no tenemos aplicaciones sin usar en segundo plano, la cosa mejora.

HP 17-by0003ns
Precio: 499 euros
HP 17

Con su pantalla de 17,3 pulgadas, este modelo de HP puede convertirse en un sustituto para el típico equipo de sobremesa. Ese que muchas veces utilizamos para tareas difíciles con una pantalla pequeña. Además, con los 8GB de RAM que incorpora, su procesador Intel Core i3 es capaz de lidiar con cualquier aplicación de oficina. Aparte de otras más exigentes que solo necesitan dos núcleos para funcionar. A todo esto, se une un disco duro de 1TB, con espacio suficiente para la mayoría de los entornos profesionales. En cuanto a los puntos menos destacables, la resolución se queda en solo 1600 x 900 puntos en pantalla. Inferior al estándar de las películas en Blue-ray, aunque se adapta bien a cualquier reproductor de vídeo. Eso sí, la unidad integrada lee y graba DVD o formatos anteriores. Por último, el fabricante especifica entre 10 y 11 horas de autonomía para su batería de solo tres celdas.

Dell Inspiron 13 5000
Precio: 400 euros
Dell Inspiron 13 5000

La resistencia es uno de los principales reclamos de Dell con este portátil para trabajar. Sus acabados son elegantes y el fabricante presume de, por ejemplo, pruebas con más de 25.000 aperturas de las bisagras. Esto da una idea del nivel de confianza que tiene frente a modelos menos enfocados al uso diario e intenso. Además, encontramos una configuración por 499€ que incluye procesador Intel de octava generación, Sistema Operativo Windows 10 Pro y unidad de almacenamiento SSD. Esta, a diferencia de los discos duros tradicionales, ofrece mejor rendimiento al conjunto. Eso sí, cuenta con solo 128GB de espacio para almacenar datos de forma interna. Dependeremos de unidades externas y de la nube para el resto. A lo que sumamos tan solo 4GB de memoria RAM, que ayudan a controlar un consumo moderado para el conjunto.

Acer Spin 3 SP314-51-38BY
Precio: 499 euros
Acer Spin 3 SP314-51-38BY

La pantalla táctil y su resolución de 1920 x 1080 puntos hacen de este producto algo diferente. Sobre todo, cuando vemos que su precio ronda los 449€. Con equipos en varios colores, acabados metálicos y un tamaño que lo hace fácil de transportar. La conectividad está bien solucionada, con salida para monitores y tres puertos USB, dos de ellos de alta velocidad. Hasta trae lector de tarjetas, que es algo muy útil para evitar accesorios en la maleta.

-Consulta en este enlace todos los detalles para realizar la compra

Asus K540LA-XX1341T
Precio: 399 euros
Asus K540LA-XX1341T

Si queremos tener lo mejor en velocidad y almacenamiento, lo ideal ahora es usar dos tecnologías distintas. Como en este caso, donde Asus integra una unidad SSD de 128GB y un disco mecánico de 1TB. Mucho sitio para almacenar información y contenidos multimedia, mientras mantenemos un arranque veloz del sistema. Pero lo mejor es que tampoco falta un puerto USB-C con el que abrirnos a un abanico de accesorios de todo tipo y con el mejor rendimiento. Solo echamos de menos, en este sistema, que su pantalla ofreciera más resolución, por encima de los 1366 x 768 puntos actuales. El resto, incluido el precio de unos 479€ nos parecen muy acertado.

-Consulta en este enlace todos los detalles para realizar la compra

Ahora en Portada 

Comentarios