Gadget

El 7 de noviembre sale a la venta la Xbox One X, la última bestia de Microsoft

El próximo 7 de noviembre llega al mercado la nueva Xbox One X, 16 años después del lanzamiento de la Xbox original.

Xbox One X
Xbox One X.

Refinada, moderna pero sin perder la esencia de Microsoft. El próximo 7 de noviembre llega al mercado la nueva Xbox One X, 16 años después del lanzamiento de la Xbox original. La primera videoconsola de Microsoft revolucionó el mercado y tuvo que competir con la PlayStation 2 y con la Nintendo Gamecube. Ahora, el último modelo espera plantar cara a la PlayStation 4 con la promesa de ser la consola más potente y eficaz fabricada hasta el momento.

La versión mejorada de Xbox One destaca especialmente por su calidad gráfica más realista, al ofrecer una resolución de 4K nativo con tecnología HDR para los títulos desarrollados en exclusiva por Microsoft, como Forza Motorsport 7 y Super Lucky's Tale. Los juegos de otras compañías no lucirán los 4K nativos en Xbox One X, pero aún así su calidad gráfica también será destacable cuando se jueguen en esta consola.

También incorpora las tecnologías de audio Dolby Atmos y DTS:X para una experiencia de "sonido espacial 3D". De esta forma, el jugador disfruta de una experiencia de audio más inmersiva al recibir el sonido como si estuviese en el centro de la acción. Por otra parte, la nueva consola de Microsoft dispone de un almacenamiento interno de 1 TB y el Motor Scorpio con 6 teraops y 326 GB/s de ancho de banda de memoria, lo que se traduce en un mayor detalle gráfico y menor tiempo de carga.

¿Será un punto y a parte en el sector?

La nueva consola presenta como principales ventajas el poderoso chip grafico “Scorpio” que mejora con una CPU de ocho núcleos funcionando a 2,3GHz, es decir, 30% más rápido que la Xbox One y un GPU de 40 unidades a 1,1Ghz. 12GB de memoria RAM GDDR 5 a 6,8GHz en una interfaz de memoria de 12 canales de 32 bits, es decir, 384 bits en total, con lo cual pretenden darle todas las facilidades posibles a los desarrolladores para generar gráficos realmente potentes.

La Xbox One X se parece a la Xbox One S, aunque el ventilador estará en la parte inferior trasera por lo que no es recomendable tener la consola pegada a la pared. Incluye un cable HDMI 2.0 que nos permite disfrutar de HDR y resolución 4K. También se podrán modificar los colores por pixel para que la experiencia de usuario sea mejor. Tiene unas dimensiones de 30 x 24 x6cm, un peso de 3,8Kg.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios