Toma nota

Los mejores micrófonos para hacer directos en Internet con mucha calidad

La forma más adecuada para llevar la voz a Internet son los mejores micrófonos diseñados para esta tarea tan de moda.

Blue Yeti
Blue Yeti

La profesionalidad de lo que se escucha en Internet, en directo o en diferido, ha crecido exponencialmente durante los últimos años. Prueba de ello son los mejores micrófonos que se pueden adquirir con este objetivo en su lista de características. Porque los fabricantes ven la oportunidad de llegar a un público que, hasta hace poco, no se preocupaba por tener la mejor calidad de sonido. Pero es una característica que ayuda a marcar la diferencia entre tanta oferta.

El uso de micrófonos para directos en Internet es todo un mundo. Desde los habituales que van conectados a los auriculares a toda una gama que varía considerablemente de precio. La máxima del eslabón más débil se cumple también en la calidad del sonido por la Red. Aunque hay que parar los pies en cuanto a gasto, de momento, porque hay un límite según dónde se emita. Por mucho que se gaste en el mejor equipo, Youtube, Twitch o Mixer, entre otros canales, tienden a sesgar esa calidad.

Preparativos con los mejores micrófonos para directos

Lo primero y más obviado suele ser el lugar en que se hace la transmisión. La sala de grabación debe tener unas características básicas para sacar lo mejor de los micrófonos y de quien habla. Aunque, últimamente, hablar no sea lo único que se graba y emite. También se han puesto de moda canales identificados como ASMR. En ellos los protagonistas son ruidos para relajar al oyente. Pero de vuelta a la sala de producción, es fundamental que sea lo más seca posible. Es decir, que no haya reverberación o ecos en exceso.

Un truco consiste en usar un lugar pequeño, lleno de ropa, mobiliario, libros y objetos que absorben el sonido, también en el techo y suelo. De esta forma, se puede imitar un estudio de grabación más profesional, sin gastar demasiado. Por cierto, el truco de las hueveras no tiene sentido. Estas eran una solución tradicional para eliminar frecuencias agudas, muy concretas, pero con poco éxito. Queda desaconsejado para aislar acústicamente, por muchas que se pongan en las paredes.

Ya en el lugar adecuado, se puede optar por tener un ordenador o un grabador dedicado. Lo normal para canales con vídeo, en “streaming”, es tener la pantalla delante y una o varias cámaras. El ruido que genera un ordenador o el teclado pueden estropear la grabación, con lo que suele ser buena idea utilizar un portátil, tablet o tener el PC más potente y ruidoso en un lugar alejado. La iluminación también es importante, con un par de fuentes que iluminen el rostro, sin quitar del todo las sombras.

Los micrófonos que se conectan directamente al ordenador suelen venir con un soporte. Este se acostumbra a acompañar de un filtro de tela o fibra que amortigua ciertos sonidos. Las eses suelen ser molestas, por ejemplo, al igual que rozar el micrófono cuando no es intención del locutor. Aunque todo esto es relativamente sencillo de arreglar en una edición posterior, los directos no dan esta oportunidad. De ahí que sea conveniente contar con un soporte bien anclado o con superficie antideslizante, así como algún protector extra. Se pueden comprar en tiendas online o especializadas por poco dinero, cuando no vienen de serie con los micros.

ZOOM H1 N
Precio: 89 euros
Zoom

Este micrófono es uno de nuestros favoritos, no solo por sus funciones básicas, sino por todo lo que atesora. Se puede conectar directamente a un ordenador por el puerto USB y utilizarlo así. Pero incorpora también la capacidad de grabar de forma autónoma. Es decir, puede considerarse un pequeño estudio de sonido en la palma de la mano. Con características avanzadas como limitador, para evitar distorsiones y compresor, que moldea la voz para que suene más homogénea. Integra una pantalla con información como el tiempo grabado, la capacidad restante y funciona con pilas normales o baterías recargables. Como detalle a añadir, dispone de dos micrófonos que permiten la grabación de varios locutores con un efecto estéreo bastante convincente. Sin dejar de lado la salida de auriculares o el conector Jack para llevar el sonido a cualquier otro dispositivo.

BLUE YETI
Precio: 149 euros
blue

El fabricante Blue se ha hecho muy famoso entre los usuarios de Youtube. Por ser un producto con un aspecto clásico y que resultaba original frente a la modernidad del medio. Su gama incluye un repertorio de colores muy amplio, con lo que es idóneo para dar un toque de estilo a cualquier emisión. Su control de ganancia está en el frente del dispositivo, con un acceso directo, que evita tener que usar el ordenador para ello. Además, integra una salida de auriculares que facilita el uso en directos.

SAMSON GO MIC USB
Precio: 49 euros
Samsom

Disponer de un sitio fijo para grabar directos en Internet es lo recomendado. Pero no es lo habitual. Por eso se agradecen modelos como este de Samsom, que es plegable y dispone de algunas características que lo hacen muy sencillo de usar. Desde su base a la salida de auriculares, parece diseñado con el objetivo de la comodidad. Además, no necesita de software especial, pues tanto Windows como Mac OS lo detectan automáticamente.

M-AUDIO UBER MIC
m-audio

La experiencia de M-Audio en el sonido para ordenadores se ve reflejada en este micrófono. Un modelo que recoge la calidad de productos muy profesionales, con gran sensibilidad en la grabación y opciones extra. No faltan una pantalla retroiluminada, varias opciones de grabación según la sala o el efecto deseado y salida de sonido Jack para auriculares. El soporte viene de serie, con alimentación a través del puerto USB, por lo que ahorramos en cables, como es norma en todos los productos mostrados en este escaparate.

Ahora en Portada 

Comentarios