Con sensor cardíaco

Las pulseras de actividad se suman al low cost: cuatro modelos por menos de 50€

Llevar el ritmo con estas pulseras de actividad es sencillo en cualquier situación y lugar, mientras se controla el estado de forma.

Pulsera-reloj que mide constantes vitales y pasos
Pulsera-reloj que mide constantes vitales y pasos / EP

Antes de salir a hacer deporte o en el día a día, las pulseras de actividad pueden ser una gran compañía. Porque no solo avisan sobre la hora, llamadas, mensajes o el tiempo que se tarda en hacer un ejercicio. También pueden llevar el ritmo cardíaco y contar mucho sobre cómo se encuentra el usuario al final de cada jornada. En esta ocasión, toca repasar modelos con un precio por debajo de 50 euros y hacer recuento de los numerosos motivos que puede haber para usarlas... o regalarlas.

Las funciones que ofrecen estos dispositivos dependen de dos factores, los sensores que incorporan y el software utilizado. Como principal diferenciador en esta ocasión se trata de aportar el ritmo cardíaco a la información, un dato que se registra por medio de técnicas cada vez más sofisticadas. Éstas miden hasta la diferencia de color en la piel o el grosor de los capilares. Es algo fantástico, solo al alcance de dispositivos muy especializados hace pocos años.

Otras posibilidades muy recurrentes de las pulseras de actividad pasan por la detección de movimiento. Giroscopios diminutos están situados en puntos estratégicos del aparato. De manera que el dispositivo detecta si se usa la mano para coger un objeto, al correr, nadar o dormir. Levantar la muñeca para mirar la pantalla puede ser suficiente para que la pantalla se encienda. Con lo que esta muestra la información más habitual.

El recordatorio de eventos viene ligado a aplicaciones como la agenda del teléfono móvil. La conexión se establece por tecnología de comunicación inalámbrica Bluetooth. Esta también sirve para percibir una vibración cuando hay algún mensaje nuevo o hasta para ver el número de origen en una llamada. Los modelos con pantallas más complejas llegan a mostrar mensajes e información muy completa. Más allá de la hora, el día o el tiempo que hace.

Respecto a las funciones habituales de las pulseras de actividad, contar los pasos es de las más familiares. Con resúmenes de lo que se ha andado o corrido durante la jornada. Esta información puede ligarse a datos de GPS, una vez emparejados con el teléfono móvil o de forma independiente. Según el software que se utilice y la atención que se le preste al dispositivo, este podrá diferenciar entre varias actividades. Montar en bicicleta, correr, subir montañas o hacer deporte en el gimnasio se registran cada vez con más precisión.

También por la noche, al dormir, se recoge información en las pulseras de actividad. De manera que se puede saber hasta qué punto es reparador el sueño o conviene consultar con un especialista. Se puede decir que, sin ser un dispositivo de carácter médico, puede ayudar mucho en estas tareas. Pero, llegados a este punto, cabe reseñar un inconveniente que puede crear cierto rechazo. La duración de la batería, diminuta en estos productos, no suele alcanzar muchos días. A diferencia de un reloj de pulsera, que normalmente pasa del año sin mirar la autonomía. En líneas generales, cuanto más se les pide a las pulseras de actividad, menos duran encendidas. Aunque esto también está en proceso de mejora constante.

Xiaomi Mi Band 3
Precio: 29,99 euros
Xiaomi Mi

El fabricante chino llega a su tercera generación con lecciones bien aprendidas. Estas pulseras de actividad incluyen información en pantalla como la hora, llamadas, mensajes o el tiempo que hace. La vibración y las señales sonoras están entre sus opciones. Con posibilidad de monitorizar el sueño y actividades variadas, en conjunto con un teléfono móvil. Además, este producto de Xiaomi se actualiza sin tener que enchufarlo al ordenador, con lo que promete estar siempre al día. Para quien se preocupa por el aspecto, cabe decir que dispone de esferas intercambiables y se puede utilizar bajo el agua, hasta 50 metros de profundidad. Su autonomía puede llegar a 20 días, según datos del fabricante.

Leotec MultiSport Helse
Precio: 49,99 euros
Leotec

El diseño de este dispositivo está más en línea con los relojes inteligentes, que son productos completos y con un uso avanzado. La pantalla de 1,22” es táctil y a color, con notificaciones de Redes Sociales o SMS. Su aplicación es compatible con teléfonos Android e iOS, gracias a una aplicación propietaria. En cuanto a la autonomía, el fabricante estima unos 10 a 15 días sin recargar, con un uso normal del producto.

Unotec Smartband Pulse
Precio: desde 41 euros
Unotec

Con 10 días en reposo y unas cinco jornadas de uso intenso, esta pulsera de actividad aguanta bien varios días. Su aplicación, para iOS y Android, incluye detalles como el disparo de fotos a distancia, gracias a su conectividad Bluetooth. Tampoco le falta un aviso al separarse del dispositivo, de forma que se activa un sonido para evitar el robo. Algo que puede ser útil, incluso, cuando los niños se alejan.

Brimgton BSPORT-15
Precio: desde 43,99€
Brimgton

El pulsómetro y un registro aproximado de la presión sanguínea son parte de las funciones de esta pulsera de actividad. Su pantalla a color, OLED, ofrece información como la hora, nivel de batería, conectividad, pasos, etc. La autonomía está en torno a cinco días, con varios diseños que se diferencian en el color de la pulsera. Pesa 300 gramos y es compatible con aplicaciones para iOS y Android.

Ahora en Portada 

Comentarios