Móviles

ShutterGrip, el gadget que transforma el móvil en una cámara profesional

Un accesorio con agarre ergonómico, que permite disparos a distancia y compatible con casi todos los smartphones del mercado. Así es ShutterGrip.

Movil
 

El teléfono móvil se ha convertido en un elemento indispensable de nuestra vida, ya que sirve tanto como herramienta de trabajo como para disfrutar de los momentos de ocio. La fotografía es uno de los campos que más se han beneficiado de los grandes avances tecnológicos de los smartphones de los últimos tiempos. No sólo gracias a la mejora de las cámaras de los dispositivos móviles, sino también a la aparición de diversos elementos que ayudan a convertir cualquier teléfono móvil en una cámara de fotos que poco o nada tienen que envidiar a las profesionales.

ShutterGrip es uno de esos gadgets que amplían las posibilidades del smartphone. A simple vista puede parecer que simplemente es un accesorio para sujetar mejor el móvil al hacer fotos, pero es mucho más que eso. Gracias a ShutterGrip las fotos mejorarán sobremanera. Porque al utilizarlo no hay que preocuparse por sujetar el dispositivo en posiciones antinaturales al hacer un selfie (con el consiguiente riesgo de caída al suelo que conlleva) ni de cerrar la app de la cámara al pulsar por equivocación la pantalla táctil con tu dedo. Únicamente hay que encontrar el mejor momento para hacer la fotografía y capturarlo de la forma más artística que se pueda.

Un accesorio todoterreno

Entre sus puntos fuertes hay que destacar su facilidad de uso. Su sencillo sistema de acople al teléfono lo hace compatible con prácticamente todos los dispositivos del mercado (incluso si tienen una carcasa puesta): iPhone X e iPhone 8, Samsung Galaxy S9 y S9 Plus, Google Pixel 2, Nokia 8, LG V30, Asus Zenfone 4, Huawei Mate 10, Xiaomi Mi MiX 2, HTC Desire 10... Just Mobile, fabricante del gadget, únicamente recomienda no utilizarlo en HTC U11 y U11+, Oppo R11 y Xiaomi Redmi Note 4X.

Solo hay que encender el Bluetooth del móvil para que ShutterGrip se sincronice automáticamente, momento en el cual estará listo para hacer fotos pulsando su botón. Su agarre ergonómico lo convierten en un accesorio muy cómodo de utilizar tanto para personas diestras como zurdas. A esto hay que añadirle la correa para la muñeca que incluye, con lo que el dispositivo estará a salvo de caerse al suelo en todo momento. Además, cuenta con un adaptador para trípode que permite disparos a distancia gracias a su mando por control remoto.

ShutterGrip se apaga automáticamente tras tres minutos de inactividad, lo que ayuda a ahorrar batería. Una batería que dura hasta 180 días (basado en una media de 500 pulsaciones por día). Para activar el dispositivo de nuevo y seguir haciendo fotos únicas solo hay que pulsar su botón.

 Gran éxito de ventas

Financiado a través de Kickstarter a finales del año pasado obteniendo casi 10.000 dólares más del objetivo inicial, el gran recibimiento por parte del público ha provocado que ShutterGrip esté actualmente agotado. Y es que las posibilidades que ofrece por los apenas 39'95 dólares (unos 32 euros) que cuesta lo convierten en un gadget muy interesante para todos los amantes de la fotografía. La próxima remesa de ShutterGrip llegará en verano, por lo que los interesados en hacerse con él pueden reservarlo a través de esta página web.

Ahora en Portada 

Comentarios