Para los amantes del vino

Los 7 destinos enoturísticos a los que no habías pensado viajar pero te encantarán

Porque a la hora de visitar bodegas y viñedos hay vida más allá del ‘Viejo Mundo’, toma nota de estas otras propuestas.

Moldavia
Los 7 destinos enoturísticos a los que no habías pensado viajar pero te encantarán

Con más de 70 países productores de vino en todo el mundo e innumerables regiones, subregiones y denominaciones de origen, elegir destino para unas vacaciones enoturísticas puede convertirse en una misión imposible. Para encontrar esos ‘otros’ lugares del vino a los que viajar en 2019, lo mejor es analizar las tendencias turísticas, y eso es lo que hemos hecho. Porque el Valle de Napa, la Toscana y Burdeos nos encantan, pero hay muchas otras zonas vitivinícolas en el planeta que los amantes del vino también deberían conocer.

Ve preparando la maleta para tu próxima escapada y recuerda facturar, porque querrás traerte botellas de vino de todos estos enodestinos.

Tasmania

El hogar del demonio más famoso de los dibujos animados ocupa una extensión de 65.000 kilómetros cuadrados a 250 km de la costa sur de Australia. Se trata de una tierra que llama la atención de los enólogos por el buen cultivo de la PinotNoir y la Chardonnay. No obstante, las plantaciones emergentes de Riesling , SauvignonBlanc y Pinot Gris demuestran la versatilidad de un terroir único en el estado más austral de Australia, valga la redundancia.

Casi todas las bodegas de Tasmania ofrecen visitas y degustaciones. Las más populares son Pooley Wines y Freycinet Vineyards, si lo que queremos es probar los principales Riesling de la región, Domaine A para degustar la Sauvignon Blancy unos fascinantes Cabernets, y Derwent Estate para la primera toma de contacto con la Pinot Gris.

Pooley Wines, Tasmania
Pooley Wines, Tasmania

FingerLakes (Nueva York)

FingerLakes demuestra que existe un enoturismo de calidad superior en la costa este de Estados Unidos. La producción de Riesling protagoniza el viñedo, pero no dejan de surgir nuevas y emocionantes etiquetas, como el Rkatsiteli ámbar de Dr. Konstantin Frank, el Pinot Noir de Forge Cellars y los Cabernet Francs de Domaine Le Seurre y Hermann J. Wiemer.

La producción se centra en los márgenes de los lagos Keuka, Cayuga y Seneca, tres de los 11 que dan nombre a la región. Dr. Konstantin Frank, ubicada en el lado oeste del lago Keuka, y Hermann J. Wiemer en el Seneca, son las bodegas pioneras de la región y hay que visitarlas obligatoriamente. Weis Vineyards, Boundary Breaks y Standing Stone son también imprescindibles.

Finger Lakes, EEUU
Fineger Lakes, EEUU

Moldavia

La capital de Moldavia, Chisinau, está a solo dos horas de vuelo desde Londres, Milán o Viena, sin embargo, el país sigue siendo uno de los destinos más desconocidos del mundo. Afortunadamente, las cosas están cambiando,y el mundo del vino ha empezado a activar este destino a nivel turístico.

Y es que toda Moldavia gira de alguna manera entorno al vino. En el mapa, la figura de la República recuerda a un racimo de uvas, las cuatro regiones principales (Condru, Valul lui Traian, Stefan Voda y el norte de Balti) se encuentran a una o dos horas en coche desde la capital, y entre el 20 y el 25% de los moldavos trabajan en algo relacionado con el sector vitivinícola. El aeropuerto internacional lleva el nombre delzumo fermentado de uva y Moldavia acoge la bodega excavada bajo tierra más grande del mundo, Milestii Mici, que tienen 240 kilómetros y alberga un millón y medio de botellas.

El mejor momento para visitar este gran país del vino es sin lugar a dudas en octubre, cuando Moldavia  celebra el Festival Nacional del Vino y cuyo fin de fiesta está marcado por fuegos artificiales de corchos de botella.

Milestii Moldavia
Milestii Mici, Moldavia

Valais (Suiza)

Muy poco vino suizo sale de sus fronteras debido a la fuerza de una moneda excesivamente cara. Así que para probar algunos de los exquisitos Pinot Noirs del país o los blancos elaborados con la variedad autóctona Chasselas, son necesarias unas vacaciones en Suiza.

Ubicada en los tramos alpinos del río Ródano, la región de Valais cuenta con el grueso de las bodegas suizas y es responsable de aproximadamente la mitad de la producción total del país.Las montañas circundantes, incluyendo el pico Matterhorn, albergan los mejores viñedos de la región, como el de Domaine des Muses, Domaine Gérald Besseo, Domaine Jean-René Germanier y también numerosos atractivos turísticos en forma de lujosos complejos alpinos.

Valais
Valais, Suiza

Macedonia griega

En los últimos años, y a pesar de lo complicado de su pronunciación, variedades griegas como la Assyrtiko y la Agiorgitiko se han hecho fuertes en las cartas de vinos másinternacionales. Las regiones isleñas de Santorini y Creta también empiezan a ser populares entre los turistas del vino menos conformistas. Sin embargo, es la Macedonia griega, ubicada en el norte del país, la que está compitiendo por convertirse en el próximo destino enoturístico de Grecia.

Para situarnos, nos encontramos cerca de la antigua ciudad portuaria de Salónica, donde a lo largo de los siglos se han cultivado variedades localescomo la Xinomavro. Altamente tánica, con una acidez punzante, esta uva es la respuesta de Grecia a la Nebbiolo italiana y parece que el interés por ella va en aumento. La Macedonia griega existen varias rutas de vino para explorar y un aeropuerto internacional con vuelos asequibles que llegan desde Estambul.

Village Crop
Village Crop, Macedonia

Uruguay

Como Argentina, Uruguay es un paraíso para los amantes de la carne y el vino. Sin embargo, a diferencia de su vecina, Uruguay recibe poca atención enoturística, a pesar de ser el cuarto productor de vino más grande de Sudamérica.

Uruguay tiene mucho que ofrecer más allá de los tintos tánicos de Tannat, variedad que es para los uruguayos lo que la Malbec para los argentinos o la Carménère para los chilenos. Bodega Garzón, en la región de Maldonado, cultiva Albariño, SauvignonBlanc, Viognier y Pinot Gris, y ofrece maridajes de primera clase en su cercano hotel y restaurante de lujo, cortesía de Francis Mallmann de Chef'sTable.

Otras bodegas como Viña Eden y Alto de la Ballena ponen la nota enoturística a esta tierra de pintorescos pueblos y playas a la que es fácil llegar mediante vuelos directos desde la capital, Montevideo, o a través de un delicioso viaje en ferry por el Río de la Plata desde Buenos Aires.

Bodega Garzoen, Uruguay
Bodega Garzoen, Uruguay

Israel

La relación de Israel con el vino se remonta a miles de años atrás, pero su reputación actual como productor gira en torno a las botellas dekosher. Una nueva generación de enólogos se esfuerza por cambiar esta realidad mediante técnicas de vinificación de vanguardia y poniendo límites a la producción a las regiones más frías del norte, como Galilea, que incluye la Alta Galilea, la Baja Galilea y los Altos del Golán.

El californiano Victor Schoenfeld dirige la planta de vinificación de la galardonada bodega Golan Heights. Su Cabernet Sauvignon es posiblemente el mejor de la región. Por otro lado, en Israel también hay bodegas, como  Bethlehem’s Cremisan Wine Estate, que rechazan las variedades internacionales a favor de uvas nativas como la tinta Baladiy las blancas Marawi, Jandali y Dabouki. La bodega Recanati, que fue clave en la recuperación de la uva blanca autóctona Marawi, divide su producción entre mezclas de estilo francés y variedades foráneas.

Israel tiene cerca de 50 bodegas que se extienden a lo largo deunos 400 kilómetros de norte a sur por algo más de 100 de este a oeste. Recorrer las zonas vitivinícolas del país puede ser un buen complemento de un viaje a Tel Aviv, a donde llegan las principales compañías de vuelos internacionales.

Golan Heights, Israel
Golan Heights, Israel

Ahora en Portada 

Comentarios