Menús saludables, verduras y no abusar de la sal, consejos para una Navidad sin excesos

En palabras de Eduardo González Zorzano, experto en nutrición del Departamento Médico de Cinfa, "mantenerse en forma en Navidad no solo no es misión imposible, sino que se trata de una necesidad: además de a nuestra figura, los excesos que cometemos en esta época del año pueden pasar factura a nuestra salud, sobre todo a la cardiovascular; el mejor regalo que podemos hacernos en esta época del año es no cometer excesos".

El experto ofrece diez consejos nutricionales, el primero de ellos, elegir menús saludables para las comidas de Navidad. Tanto en los banquetes caseros como en los almuerzos y cenas en restaurantes, es recomendable decantarse por aquellos menús diseñados a base de verduras (menestras, cremas) y de carnes magras, pescados o mariscos. Por otra parte, el horno, el vapor o la plancha serán siempre más recomendables que los fritos o guisos regados con salsas y cremas.

Además, las hortalizas constituyen siempre una opción sabrosa y saludable tanto para abrir el apetito antes de comer como para acompañar los platos principales. Estas permitirán disfrutar de la comida sin caer en un exceso de calorías, azúcares y grasas saturadas.

Al comer o cocinar, se aconseja no abusar de la sal. Esta provoca retención de líquidos, además de aumentar el riesgo de hipertensión. Para no restar sabor a las comidas, se puede recurrir al apio, las especias o las hierbas aromáticas. También se deben evitar los alimentos precocinados y en conserva o enlatados, debido a su alto contenido en sal.

Asimismo, se recomienda no repetir postre, mantener a raya el alcohol, consumir también agua, no mantener los dulces a la vista entre las comidas, controlar el peso "sin obsesiones", salir a pasear, y adquirir un podómetro para controlar la actividad.

Ahora en portada

Comentarios